Secciones
Yucatecos utilizan brujería
Yucatán

Yucatecos utilizan brujería para encontrar el amor

En el afán de encontrar pareja o de tener una mejor suerte en los negocios yucatecos recurren a la magia 

por LaVerdad

Yucatecos utilizan brujería

Yucatecos utilizan brujería

Con el inicio del año, y en el afán de encontrar pareja o de tener una mejor suerte en los negocios, cientos de personas buscan a quienes ofrecen los servicios como lectura de cartas, el tarot, el café, limpias e incluso de santería.

Hermano Juan o hermana Lucía son algunas de las formas de identificar a brujos y lectores de cartas hasta los de café.

A estas personas se ubica en predios muchas veces escondidos, en otras hasta colocan sus anuncios en las puertas de su casa y en otras ocasiones cuidan que no cualquiera conozca su dirección y solo se la proporcionan a sus clientes.

Para acceder a ellos, se tiene que sacar una cita, y solo el cobro por la consulta está entre los 200 a 350 pesos, incluso hay quienes llegan a cobrar entre 500 y 3 mil pesos. En el caso de los 3 mil pesos incluye la sacada de suerte del cliente y hasta las veladoras.

A parte de la consulta, el brujo cobra el trabajo, ya sea, deshacer un hechizo o hacer un trabajo, que tienen un valor de menos de 7 mil pesos.

 

UNO DE LOS HERMANOS

Un hermano que se ubica en Tixcacal trabaja de la siguiente manera: Según la persona entrevistada, el hermano cobra hasta 600 pesos la consulta, y lo primero que hace es leer el Kopal (es una bolita que prende y mediante una candela se ve lo que la persona tiene, y que le está pasando).

'Te pasa en todo tu cuerpo una “sonajita” de madera, mientras reza’

‘El hermano te dice que vio en la candela, después te santigua, te pasa en todo tu cuerpo una “sonajita” de madera, mientras reza’, señala la testigo. Agregó que depende del trabajo que realice es lo que cobra.

Después del trabajo realizado te obsequia un líquido el cual te dice que es para que trapees tu casa y sea para protección.

También existen locales en el centro que realizan diferentes servicios como lo es la brujería, trabajos, amarres, hechicería, la magia blanca y negra, los cuales gente que acudió a esos lugares dan su testimonio.

Es tan amplio el mercado que los trabajos pueden ser por ojo de hambre.

Esta situación ocurre cuando una persona con hambre acude a casa de un bebé recién nacido.

Hay hermanos hacen trabajos para afectar a otras personas y también los hay para revertir esos trabajos.

También ofrecen trabajos para hacer mal o para repartirlos que pueden costar hasta 50 mil pesos y 100 mil.

Muchos de estos trabajos son tirados al mar o hechos con tierra de cementerio y otros materiales, y de ahí su elevado costo.

Temas

Comentarios

Te puede interesar