Yucatán

Yucatán sufre con la adicción de su población a la Coca Cola

Yucatán sufre con la adicción de su población a la Coca Cola

La Coca Cola es adictiva y sí daña la salud de la gente de Yucatán como lo ha demostrado la pandemia de Covid-19.

Por La Verdad

29/08/2020 11:50

En Yucatán muchos adictos a la Coca Cola sufren con el alto nivel de cafeína que provoca que estén irritables, de palpitaciones cardíacas aceleradas, de insomnio y dolor de cabeza, además de propiciar el desarrollo de diabetes, enfermedades cerebrales, deterioro del cuerpo, acidez y trastorno digestivo.

México es uno de los países con más consumidores de estos productos y también es el que tiene mayor índice de obesidad entre sus habitantes, siendo Yucatán uno de los estados más afectados como  lo ha demostrado la pandemia de Covid-19 que ha barrido con diabéticos, obesos e hipertensos.

Yucatán es un estado con miles de adictos a la Coca Cola, un refresco que ocasiona diversos males en el organismo de quienes la consumen con frecuencia.

Informate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí 

Resulta increíble y también sobrecogedor entender que pese a que las personas saben perfectamente que este refresco es dañino para su salud, que incluso quita el óxido, desatasca tuberías y otras cosas similares, aún así lo siguen consumiendo.

Un factor que ha propiciado esto es la omnipresencia del producto en el estado, el país y casi el mundo entero, de hecho, Coca-Cola Femsa ha promovido un amparo contra el nuevo etiquetado implementado por el gobierno federal que advierte del contenido de cada bebida.

Coca cola daña tu salud y la sigues bebiendo   

Tomarse una lata de Coca cola es como una bomba de relojería, ya que en cualquier momento tu organismo va a resentir y a deteriorar tu salud. Es importante  recordar que en el 2012, tanto Coca cola como Pepsi tuvieron que sacar un comunicado en el que confirmaban el cambio de uno de los ingredientes, en concreto del 4-MEI.

Este compuesto químico se forma cuando la mezcla comienza en el proceso de producción del caramelo de color marrón. Y se debe a la reacción de los azúcares con el amoniaco y sulfitos ante la alta presión y temperatura.

Los estudios realizados en ratones con el 4-MEI dieron altos índices cancerígenos. Por otro lado, en animales de mayor volumen, como las ratas, no fue concluyente. De todas formas, la conocida marca tuvo que modificar la dosis de dicho ingrediente para cumplir las leyes de California y no tener que poner el “cartelito” en sus etiquetas.

Si desglosamos un poco los ingredientes y reacciones que provocan en el organismo, te encuentras con las siguientes conclusiones alarmantes: la Coca cola (normal) lleva DIEZ cucharas de azúcar. No vomitas debido al ácido fosfórico que se encuentra en la lata para disimular el dulzor y que sea bebible.

Tal cantidad de azúcar en sangre provoca subidas de insulina y tu hígado reacciona transformando toda esta glucosa en grasa. A causa de la cafeína, la adenosina de tu cuerpo se bloquea. Es decir, estamos con las pupilas dilatadas, la tensión alta y el hígado produce todavía más azúcares.

El cuerpo reacciona ante esta bebida afrontándola como lo haría con la heroína. Aumenta la producción de dopamina y crea un estado de placer adictivo. Pero además, las propiedades diuréticas de la cafeína hacen que tengas que ir al baño con frecuencia.

De acuerdo con lo establecido en la NOM-051, a partir del 1 de octubre de 2020 todo el portafolio de la Compañía (excepto agua) deberá cumplir con estos nuevos lineamientos de etiquetado, lo anterior aun cuando los productos etiquetados en cumplimiento con la anterior NOM-051 podrán permanecer en el mercado hasta el 30 de noviembre de 2020.

Te podría interesar: Yucatán es un estado lleno de adictos a regrescos embotelldos

Sinceramente, después de leer algunos de los efectos secundarios de este producto comprendemos que el gobierno de México hace bien en colocar una etiqueta con los efectos secundarios que te provoca, como los medicamentos.

Sin embargo, la compañía es tan poderosa que ha promovido un juicio de amparo en contra de esta reforma, la cual se encuentra pendiente de resolución. Pero la decisión de elegir una mejor vida y de dejar de consumir este veneno es enteramente personal.