Secciones
Yucatán

Ventas de fin de año detonan robo hormiga en Yucatán

por La Verdad

Este delito que genera pérdidas de 170 millones de pesos anuales en los negocios establecidos y pone en riesgo de cierre al pequeño comercio

Jaime Tetzpa/Esther Sosa MÉRIDA, Yucatán.- El ‘ robo hormiga’ en el comercio establecido ha generado pérdidas por 170 millones de pesos durante el periodo de enero a octubre, por lo que dicha cifra podría incrementarse con las mermas que se esperan ante la inminente llegada del fin de año, señaló el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida, Juan José Abraham Daguer. Explicó que este delito menor no sólo impacta a las pequeñas tiendas, también a los grandes almacenes, ya que deja quebrantos de hasta el 2 por ciento en las ventas del comercio organizado. A nivel nacional se estiman pérdidas de hasta 14 mil millones de pesos anualmente, debido a que los ladrones se han especializado y ahora van por productos de mayor valor en el mercado. Con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante ese periodo el sector comercio en Yucatán creció a 8 mil millones 337 mil 415 pesos, por lo que se estima que un 2 por ciento del total de sus ventas se pierde a consecuencia del “robo hormiga”. Decenas de personas sin intenciones de comprar ingresan, todos los días, a tiendas, centros comerciales, almacenes y supermercados; son hombres, mujeres e incluso niños que sustraen artículos de manera ilícita. Abraham agregó que este delito tuvo un crecimiento el año pasado del 13.7 por ciento en comparación con el mismo periodo del año 2015, debido a que la merma fue de 146 millones 598 mil pesos. Destacó que durante el 2015, las pérdidas a causa del robo hormiga  en centros comerciales, tiendas departamentales, de conveniencia, súper e híper mercados de la entidad ocasionó mermas por 146 millones 598 mil pesos. En el centro de la ciudad de Mérida, el impacto al comercio organizado incluso podría ser motivo del cierre de un negocio si el total de robo hormiga rebasara el 5 por ciento del inventario, pues cualquiera que sea el giro comercial estaría en peligro de quebrar porque  no hay  negocio que aguante ese desfalco. En ese sentido, dijo que como cámaras lucharán para que las autoridades apliquen sanciones ejemplares a los infractores, sobre todo cuando la persona es reincidente.
“Pretendemos que se penalice la reincidencia de las personas que cometen ese delito, en la tercera o cuarta ocasión, puesto que es un hecho que no tienen ña intención de rehabilitarse, dijo.
Por su parte, la dirigente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope), Landy Lucely Pech Pérez,  comentó que el crecimiento poblacional ha hecho que se refuercen las estrategias de seguridad para evitar la ola de robos hormiga, a fin de que el comercio en pequeño ya no sea víctima de asaltos. “En este sector tenemos un problema, ya que la mayoría de los  propietarios o encargados de los tendejones son personas mayores de edad y eso los hace vulnerables, toda vez que los chamacos los distraen mientras sustraen productos de poco valor, pero que impacta en las ganancias de la tienda”, comentó. En contraparte, las cadenas de tiendas y almacenes han colocado detectores electrónicos y algunos mecanismos para reforzar la seguridad, pero en el caso de la mayoría de los negocios, que son el 80 por ciento, no hay esas medidas, por lo tanto el impacto que les provoca si es de alta consideración, ya que dicho de otro modo, aunque el porcentaje del robo hormiga pareciera poco, el quebranto aumenta, ya que los productos cada vez son más caros  conforme avanza la inflación. La empresa ALTO, que se ha dedicado a estudiar y combatir este ilícito, indica que el “robo hormiga” es motivado por la frustración, desorden psicológico o emocional, estrés, depresión y gusto por la adrenalina de quienes cometen el ilícito, sin olvidar la intención de ganar dinero fácil; además, para muchos delincuentes se convierte en un modo de vida. Entre los productos que más atraen al ladrón destaca ropa, desodorantes, jabones, maquillaje, perfumes, discos y artículos de uso personal representan 70% de la mercancía sustraída; el 30% restante corresponde a artículos perecederos, aparatos electrónicos o artículos para el hogar, de acuerdo con un estudio hecho recientemente por la mencionada empresa. El análisis señala además que 60% de los ladrones “hormiga” son hombres y 40% mujeres. A pesar de que en México el llamado “robo hormiga” no está tipificado como delito grave, los especialistas señalan que los ilícitos menores suelen ser el inicio de una carrera delictiva, por lo que es importante combatirlos. Para ello, ALTO propone un plan integral a las empresas mexicanas, con el cual pueden identificar a los responsables de los robos, presentarlos a las autoridades correspondientes y evitar la corrupción que en muchas ocasiones se comete en las agencias del Ministerio Público. La empresa tiene un sistema de inteligencia que ayuda a implementar estadísticas y políticas que permiten identificar de manera precisa el “robo hormiga”; se trabaja con clientes con los que se firman lineamientos y acuerdos. El robo hormiga ocurre en cualquier parte, por eso se debe promover la honestidad.

Comentarios

Te puede interesar