Secciones
Venezolanas ofrecen servicios sexuales por Facebook en Mérida
Yucatán

Venezolanas ofrecen servicios sexuales por Facebook en Mérida

La prostitución que se practicaba en Mérida en los últimos años pasó de ser tradicional y local a internacional y digital; hoy en las redes sociales jóvenes venezolanas ofrecen la contratación del servicio.

por LaVerdad

Venezolanas ofrecen servicios sexuales por Facebook en Mérida

Venezolanas ofrecen servicios sexuales por Facebook en Mérida

La prostitución en Mérida sin la presencia de la policía sería imposible. Mientras que algunos oficiales aseguran que protegen a las mujeres de la vida galante, éstas se quejan del pago de “uso de suelo” que de hecho es cubierto con anticipación por sus “patrones”.

No obstante, el acoso de los uniformados hacia las chicas que venden cariño es constante, al grado de que no tienen otra salida más que aceptar su protección, señalaron algunas sexoservidoras que optaron por el anonimato para no ser más famosas, pues con el internet “es más que suficiente”.

Y es que la prostitución que se practicaba en Mérida en los últimos años pasó de ser tradicional y local a internacional y digital; hoy las redes sociales facilitan la contratación del servicio sexual.   

Hace años, las sexo servidoras se ubicaban en el centro de la ciudad de Mérida, por la zona del Monte de Piedad o la terminal de camiones, pero hoy las “dziponas” (gorditas) yucatecas están siendo relegadas por veracruzanas, tabasqueñas, argentinas, uruguayas, cubanas, colombianas y más recientemente venezolanas que llegan huyendo desde hace varios años de los problemas en su país.

Pero ahora estas chicas nuevas no solo trabajan en la calle, también por Internet, mientras que las boxitas no se quedan atrás pues rentan una casa en la calle 69 entre 58 y 60.

Durante el recorrido por la zona del Monte de Piedad en Mérida algunos policías amigos recomendaron el hotel Rosana Pastora donde hay una chica preciosa de piel blanca y ojos verdes.

Respeto a cuánto cobran por venderles “protección”, algunas entrevistadas señalaron que es muy variable, pues van desde los 700 pesos a la semana, o 100 pesos diarios dependiendo de la temporada, hasta el refresco o en algunos casos el pago es en especie para no descapitalizarse.   

Algunas prefieren volverse parejas o compañeras de los uniformados, ya que así terminan con la extorsión monetaria, aunque no se libran del acoso. 

Se averiguó que hay unas venezolanas que están operando por celular, “wasap” o hasta en Facebook y su centro para encontrarse con los clientes es en los bajos del pasaje Picheta en el centro de Mérida.

En ese mismo lugar operan unas jóvenes “chilangas” que estudian en la Facultad de Antropología, psicología y arquitectura.

Antes las jóvenes que llegaban a Yucatán, hijas de familia, pedían apoyo económico a sus parientes para poder regresar a sus Estados. Hoy se anuncian en Facebook y se ofertan hasta por dos mil pesos por un par de horas para poder pasarla bien.

En la calle 69 de la 50 a la 58 hay otro corredor donde se practica la prostitución. La actividad comienza en una posada ubicada justo frente al parque de San Cristóbal en Mérida y también funciona como cocina económica.

Sobre esa misma calle, de la 52 a la 54 funcionan varios hoteles de paso y para poder estar con la damisela el cliente tiene que subir una escalera empinada para llegar al segundo piso.

A unos cinco metros de ahí hay otros predios, incluso comercios, que facilitan la práctica de la prostitución acogiendo a chicas de otros hoteles.

En estos casos las chicas, con tal de tener clientes interceptan a todo hombre de la edad que sea. Si el parroquiano quiere sexo las chicas se le ofertan hasta en 100 pesos por servicio completo.

 

EL CIRCUITO DEL AMOR

En la calle 69 están ubicadas las posadas San Cristóbal, frente al parque del mismo nombre, y el Castañeda. En la 58 entre 71 y 73, los hoteles Rossana Pastora, Principal, San Pablo y San Clemente.

En la 62 entre 71 y 73 Posada San José, donde también funciona la Posada Central.

Además de estos hay otros puntos donde funcionan otros moteles y Posadas ofertando prostitución ante la indiferencia de las autoridades. 

PRECIOS Y BESOS PROHIBIDOS

Los precios por sexo varían desde el más barato que es de 200 pesos, hasta 400 y 600 dependiendo del tiempo y la calidad de la chica.

Un “rapidín” cuesta 150 pesos; el “mete y saca” de 80 a 100 pesos. Las entrevistadas precisaron que en ninguno de los casos, salvo un pago muy especial o una persona muy especial, hay besos en la boca.

Por un servicio sexual completo el pago va entre 700 a 800 pesos.             

_YLMAR PACHECO

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR