Secciones
Yucatán

Vándalos saquean casas en el sur de Mérida

por La Verdad

En Emiliano Zapata III no se salvan puertas, ventanas, tinacos ni bateas; botines hallados en el monte

Ylmar Pacheco/Diario La Verdad MÉRIDA, Yucatán.- Grupos de cacos se apoderan de fraccionamientos y colonias en el sur de la ciudad ocasionando miles de pesos en daños a la economía de los dueños. Entre los pobladores de los lejanos asentamientos circula la versión de una pandilla, formada en su mayoría por menores de edad, que se hacen llamar ‘Los Reyes’ Uno de los casos más recientes se registró en la colonia Emiliano Zapata Sur III, en calle 147 entre 94 y 96, en la cual desvalijaron varias casas. Olga Pech Manzano comentó que el domingo pasado fue a ver la casa que recién compró en el fraccionamiento Cruz del Sur, y para su sorpresa la vivienda ya no tiene puertas ni los artículos del baño, como la taza, las llaves, el lavabo y los espejos. Otro fraccionamiento cercano, Estrella del Sur, también ya fue visitado por los cacos, pese a que ahí la mayoría de las casas ya está ocupada.  

VIGILANCIA INSUFICIENTE

Los rondines de la Secretaría de Seguridad Pública no son suficientes para mantener a los ladrones a raya. En la colonia Emiliano Zapata Sur III los operativos en convoy han dado frutos en un par de ocasiones con la detención de un sujeto conocido como ‘El Rey’, presunto líder de los ladrones de la zona y quien se especializa en robos a casa habitación. En su momento, Luis Eduardo Castillos Campos, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Yucatán (CMIC), dijo que el negocio de los desarrolladores es vender casas, y si una persona tiene capacidad de comprar una vivienda se le vende, pero no es responsabilidad del constructor si la persona no la ocupa y la deja abandonada. Tampoco es responsable de que ese predio pueda ser ocupado por una persona ajena. Lo cierto es que en una sola calle, la 171B entre 86 y 90, de la colonia Emiliano Zapata Sur III ya se construyeron dos fraccionamientos. Ni siquiera se han terminado todas las casas y ya están desapareciendo partes o los tinacos.  

INSEGURIDAD CRECIENTE

Al ser una zona alejada del centro de Mérida, y pese a que están bien iluminadas las calles, los vándalos se las arreglan para sacar las partes de las casas en las madrugadas, debido a que, aseguran los vecinos, durante las mañanas y tardes ‘no hay ningún extraño por el rumbo, o llaman a la policía’. También refieren que parte del botín de los robos a casa habitación, o de lo que despojan a propietarios de automotores o a transeúntes, han sido hallados en los montes cercanos, por lo que se advierte de que los desvalijadores están bien organizados.

Comentarios

Te puede interesar