Secciones
Una mujer culta y un divorcio se esconde detrás de ‘la casa china’ de Mérida
Yucatán

Una mujer culta y un divorcio se esconde detrás de ‘la casa china’ de Mérida

Una mujer que disfrutaba de la arquitectura China y su matrimonio fallido fueron los detonantes para que se edificara ‘la casa China’ de Mérida.

por LaVerdad

Una mujer culta y un divorcio se esconde detrás de ‘la casa china’ de Mérida

Una mujer culta y un divorcio se esconde detrás de ‘la casa china’ de Mérida

‘La casa china’ de Mérida, siempre ha sido un inmueble que llama la atención de quienes viven en la ciudad, pero la verdadera historia de la mujer tras su edificación muy pocos la conocen.

Doña Miriam Echeverria Boldo es una mujer de la alta sociedad, que gozaba de belleza, inteligencia y ambición cuando era joven. Era una mujer con ideas muy distintas a las de su época.

Durante su infancia, adolescencia y durante su soltería vivía en una casa ubicada en la calle 62 entre la Avenida Cupules y Avenida Colón. Una vivienda que tiene un toque medieval, extravagante para su época como lo fue ‘la casa china’.

Mérida vivía un época con costumbres muy arraigadas de doble moral durante la juventud de doña Miriam, lo que le costó adquirir un sobrenombre, ‘La 500’, debido a su forma de pensar y su forma de ser.

Su belleza era un imán de hombres que querían cortejarla pero ella sólo tenía ojos para un hombre adinerado y lamentablemente casado, con quien mantuvo una relación de años.

Finalmente el hombre enviudó y se casó con doña Miriam, pero su matrimonio no duró tantos años.

Una mujer culta y un divorcio se esconde detrás de ‘la casa china’ de Mérida
Una mujer culta y un divorcio se esconde detrás de ‘la casa china’ de Mérida

Entre los arreglos del divorcio, el ex esposo, accedió a financiar la casa de doña Miriam, tal cual fuera su gusto, por lo que se edificó la famosa ‘casa china’ de Mérida.

Debido a la extravagancia de la vivienda, doña Miriam fue burlada y señalada como una mujer que se vendió por 500 pesos.

La envidia y los celos de las mujeres de esa época se encargaron de crear un falsa fama sobre doña Miriam por lo que al final la llamaron ‘la 500’ ya que decían que se vendía por esa cantidad.

A pesar de las críticas y la mala fama que algunas señoras envidiosas se encargaron de propagar, doña Miriam se volvió una mujer empresaria.

Doña Miriam es conocida como la primera mujer yucateca en abrir un bar ‘Guacamayo’, ubicado en la calle 60 por lo que fue reconocida por la revista Play Boy Gourmet.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí  

Algunas personas que la conocieron la describen como una mujer respetuosa, que gustaba vestir ropa impecable, con poco maquillaje, nada de joyas y de sonrisa tímida.

Dale clic en la estrella de Google News y síguenos

Temas

Comentarios