Secciones
Un gobierno corrupto no tiene futuro: Arzobispo de Yucatán
Yucatán

Un gobierno corrupto no tiene futuro: Arzobispo de Yucatán

La relación con los nuevos funcionarios debe estar basada en el respeto y el diálogo para que se nos permita señalar las necesidades de los grupos vulnerables. 

por LaVerdad

Un gobierno corrupto no tiene futuro: Arzobispo de Yucatán

Un gobierno corrupto no tiene futuro: Arzobispo de Yucatán

“No queremos corruptos en el gabinete del gobernador Mauricio Vila Dosal; el perfil ideal de un verdadero servidor del pueblo, es el de aquel que no se corrompe, que aplica los recursos públicos en favor de la comunidad dando prioridad  a los grupos vulnerables para cubrir sus necesidades básicas”, reveló el arzobispo de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega.  

A escasos quince días de que el gobernador electo, Mauricio Vila Dosal, tome posesión del cargo, representantes de diferentes sectores civiles se han pronunciado para pedir que Yucatán se siga posicionando como el estado más seguro y como una de las puntas de lanza de la economía de la zona.

En ese sentido, para que los integrantes del nuevo gabinete cuenten con la confianza de la gente deben ser servidores públicos preparados y con antecedentes en el buen manejo de recursos del Estado.

El representante de la Fe Católica en Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega, habló con Grupo Editorial La Verdad y señaló que el gobernador entrante tiene que estar atento de las necesidades de los sectores vulnerables: “Bueno, le pediríamos a los nuevos funcionarios  que estén con los oídos muy abiertos para escuchar al pueblo, cuáles son sus verdaderas necesidades. Todo gobernante hace un plan de gobierno, pero hay que estar abiertos a la posibilidad de ajustar o cambiar dicho proyecto conforme a las auténticas necesidades de la comunidad”, explicó.

Sobre los perfiles que deben cumplir los funcionarios públicos, el Arzobispo también refirió que “el perfil ideal de un verdadero servidor del pueblo, es el que no se corrompe, que todos los recursos los aplica a favor de la comunidad y que ordena las necesidades conforme a los que deberá son los más necesitados, pues todos pueden hablar y decir yo necesito, pero hay que tener mucha astucia y habilidad para conocer cuál es la prioridad y más necesitados para ponerlos en primer lugar”.

En el tema religioso, dijo Monseñor, a los gobernantes les toca reconocer esta dimensión espiritual del ser humano y ayudar y promover en cada iglesia para que pueda cumplir sus objetivos que son el bien de la comunidad, entonces se debe apoyar a todas las comunidades religiosas católicas y de otras nominaciones.

La relación con el nuevo gobierno entrante, de acuerdo con el presbítero, “debe ser de respeto y diálogo en la medida que se nos permita ayudar a señalar las necesidades. Ojalá que puedan atender a esas exigencias; el diálogo siempre es productivo para todos”, sostuvo Monseñor Rodríguez Vega.

“Como comentaba en la  predicación (de la homilía pasada), yo hablaba de estar con los oídos abiertos para poder escuchar. No necesariamente a los que están más cerca o gritan más, quizá haya gente más retirada que no grita o alza su voz, pero es necesario acercarse a todos y escucharlos”, refirió el representante de la fe católica de Yucatán.

Es de destacar, a pesar de no haberse presentado hasta este momento al gabinete oficial que ocupará las diferentes dependencias de gobierno, que se ha especulado que es muy probable que integrantes de la gestión municipal que estuvo a cargo de Vila Dosal, sean  los encargados de guiar las políticas internas del gobierno estatal: María Fritz Sierra, Víctor Lozano Poveda, Loreto Villanueva Trujillo, Carlos Campos Achach, Sayda Rodríguez Gómez, son algunos de los nombres que han salido a relucir y que se suenan para ocupar cargos en la siguiente administración.

Por otra parte, otro de los grandes aliados que tendrá esta nueva administración es que el Ayuntamiento de Mérida estará a cargo de un gran conocido: Renán Barrera Concha. Por lo tanto, el Estado tendrá una armonía política que debe de facilitar las cosas para ambas gestiones de gobierno. Pero uno de los problemas con los que sí se topará es que en el Congreso Local, la bancada panista, es que no tendrá mayoría; y de igual forma la mayoría de los Diputados Federales que representarán a Yucatán en el Congreso de la Unión, tampoco son de su partido.

Otra situación con la que se topará Mauricio Vila, es que todo indica que el delegado del gobierno federal será Joaquín Díaz Mena, con quien en un momento dado tuvo una confrontación por la candidatura al gobierno del estado, y que terminó con la salida de “Huacho” del Partido Acción Nacional para posteriormente postularse como candidato a la gubernatura de Yucatán por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y perder ante Vila Dosal.

Temas

Comentarios

Te puede interesar