Secciones
Tortuguismo en la Procuraduría Agraria en Yucatán
Yucatán

Tortuguismo en la Procuraduría Agraria en Yucatán

La dependencia de Yucatán no ha sabido regular las tierras ejidales, a pesar de que la ley si prevé su comercialización, pero a los ejidatarios no se les capacita y son utilizados por los terratenientes para firmar documentosdes.

por LaVerdad

Tortuguismo en la Procuraduría Agraria en Yucatán

Tortuguismo en la Procuraduría Agraria en Yucatán

El tortuguismo en la delegación de Yucatán de la Procuraduría Agraria y la corrupción que caracterizó a la administración de Omar Corzo Olán, son los principales factores del aumento en  los conflictos por tierras ejidales, problema que se presenta en casi todos los municipios del estado, pues tardan en promedio entre 3 y 4 años, pero hay algunos que incluso se llevan hasta 10 y 14 años.

El abogado Luis Alvaro Gamboa Pacheco, especialista en este tipo de litigios, consideró que pese a que la ley prevé la comercialización de las tierras ejidales, los ejidatarios no cuentan con capacitación y eso los convierte en víctimas de los terratenientes  que les obligan, prácticamente, a firmar documentos cediendo grandes extensiones de tierra que les son compradas a precios irrisorios por metro cuadrado. 

Sumado a la ignorancia en materia legal de los ejidatarios, los mismos comisarios ejidales se coluden con los empresarios para hacer transacciones “bajo el agua”, en contra de sus mismos compañeros, dijo.

Uno de los retos para la nueva delegada, Rita Chuil, será agilizar la solución de los trámites que se pueden contar por centenas, ya que el rezago es permanente en el Tribunal Agrario.

“La Constitución dice que la ley debe ser pronta y expedita, pero en la práctica es todo lo contrario”.

El licenciado expresó que otro de los inconvenientes es que en los tribunales cambian de manera constante a los magistrados, en un promedio de 3 a 4 años y  “vuelven a comenzar y mientras se ponen al corriente de todos los expedientes se alargan los procesos; en promedio duran de 3 a 4 años, tuve un juicio que duró de 1991, hasta el 2005”.

Gamboa Pacheco manifestó que la Procuraduría tiene la capacidad de atender y resolver todos los casos, “pero hacen cosas que no deben como las asambleas, y conforme a la ley ellos son solo representantes y vigilantes del proceso, pero por desgracia los comisarios ejidales les permiten presidir las asambleas y ahí está  el problema, la ven como una autoridad y no lo son”.

Indicó que solo en ocasiones se les puede permitir asumir un tipo de autoridad, pero que en los casos de asambleas, y que la ley solo les permite estar presentes como observadores.

“Eso crea más conflicto, porque en muchas ocasiones los empresarios van directamente a la Procuraduría para comprar determinada cantidad de hectáreas, manejando la situación a modo, y es ahí donde desvía la procuración de la justicia”, dijo.

Por su parte, el señor José María Sánchez comentó que visitó a la Procuraduría Agraria, para intentar agilizar el problema que tiene el terreno de su hijo, “te dicen una cosa o te mandan con otra persona, les falta capacitación, nadie me dice bien nada, mi hijo ya vino tres veces y perdió días de trabajo”.

Expresó que su hijo compró un terreno intestado, “me dijeron que de lunes a jueves, de 9 a 15 horas atienden, pero no es así. 

De igual forma, el señor Luis Jorge Ávila Canul indicó que tiene problemas por una sociedad que le quieren quitar unas tierras en Caucel, “si me atendieron, pero muchas veces no nos hacen caso y nos hacen dar muchas vueltas”.

En una visita a la dependencia para solicitar información, la recepcionista dijo que los visitadores solo trabajan de lunes a jueves o de lunes a viernes, dependiendo del municipio dónde atienden los casos, en los horarios de  9 a 15 horas.

Al preguntarle si se necesita un traductor en lengua maya o ellos lo proporcionan, indicó que tenía conocimiento que algunos visitadores sabían hablar maya, pero no estaba segura quién, por lo que de preferencia es mejor traer un traductor, dijo.

El abogado recordó que hace unos meses, al menos sesenta ejidatarios tomaron la Procuraduría Agraria, hartos de esperar a que se cumplan sus solicitudes, amén de la presunta corrupción que acompaña a estos trámites.

En ese caso podemos contar más de 300 afectados por actos de corrupción y tortuguismo, mientras la injusticia campea a sus anchas en la venta ilegal de tierras y la violación reiterada de sus derechos. 

Recordó que cerca de 80 ejidatarios hablaron con el ahora ex delegado Omar Corzo Olán para exponerle sus quejas, pero el funcionario no los recibió. 

Los denunciantes precisaron que una de tantas pruebas que confirman la complicidad de los funcionarios de la PA con los especuladores y autoridades ejidales sucedió hace algunas semanas, cuando se recabaron 149 firmas para convocar a una asamblea y destituir al actual comisario Víctor Manuel Ix Pool en Conkal.

Temas

Comentarios