Yucatán

Cuevas y cenotes en Yucatán son vendidos en linea ante falta de leyes

Terrenos y ranchos con cenotes, la nueva mina de oro en Yucatán

Terrenos y ranchos con cenotes, la nueva mina de oro en Yucatán

Los cenotes están en la mira de empresarios turísticos; la falta de leyes y regulación facilita el comercio de estos cuerpos de agua en línea.

Por La Verdad

15/09/2021 12:25

Cada año, las costas esmeraldas de Yucatán atraen a por lo menos a unos 25 millones de turistas tanto nacionales como extranjeros, pero en los últimos años, el turismo ecológico o de aventura está encaminado en explotar uno de los recursos más preciados en la entidad: los cenotes.

Al no existir ríos, lagos o lagunas, estos cuerpos de agua se han convertido en la nueva mina que explotan tanto ejidatarios, habitantes de las comunidades mayas como empresarios del sector turístico que ven en este recurso natural una nueva oportunidad para repuntar en el turismo de aventura.

Aunque los antigua habitantes de los pueblos mayas consideraban a los ojos de agua como un canal sagrado donde realizaban ofrendas y sacrificios a sus deidades, las nuevas generaciones en la etnia maya han ido despojando a los cenotes de este misticismo para posicionarlos  como una oportunidad para salir de los apuros económicos que se han agravado con la pandemia de coronavirus en las zonas rurales.

De acuerdo con lo mencionado por Filiberto Pech, habitante de Cuzamá otra de las razones por la que se ha detonado la venta de cenotes en Yucatán, es porque los propios ejidatarios carecen de los recursos económicos para darle mantenimiento a estas cavernas acuosas muchos menos para construir toda la infraestructura que se exige para la explotación turística que garantice no solo la comodidad sino la seguridad de los aventureros y paseantes.

Las estimaciones de los expertos contabilizan entre 7 y 8 mil los cuerpos de agua existentes a lo largo de la Península de Yucatán, algunos más cerca de los focos turísticos como Chichén Itzá, otros integrando el llamado anillo de cenotes y otros más diseminados  en los pequeños pueblos alejados de las grandes ciudades costeras.

Cenotes sin ley 

Los dueños de los terrenos con entradas a los acuíferos, los ponen en venta bajo el argumento que no pueden mantenerlos.

El departamento de Conservación Ambiental de la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Yucatán señala que no hay una ley específica para la compra de una parcela que contenga una entrada a los acuíferos, simplemente está prohibido que sus propietarios los modifiquen.

Además, deben comprometerse a mantenerlo libre de contaminación –con el riesgo de que cualquier sustancia llegue a filtrarse al acuífero debido a las condiciones kársticas del subsuelo de Yucatán- y en caso de encontrar vestigios arqueológicos mayas deberá reportarlo a las autoridades. En la práctica, cualquier persona con capital puede adquirir un ojo de agua aunque esté en la Reserva de los Anillos, solo que en este caso no podrían construir encima.

“En materia ambiental, la venta de un terreno que tenga un cenote no es que sea ilegal, simplemente que cualquiera que tenga un cenote en su predio está obligado a observar toda la legislación ambiental aplicable, y ahí, pues sí existe la Ley de Protección al Medio Ambiente; hay un reglamento de cuevas, cavernas y cenotes que indica qué cosas sí son permitidas y qué criterios habría que cumplir para poder hacer una construcción cercana a un cenote”, indicó Sayda Rodríguez, Secretaria de Desarrollo Sustentable de Yucatán.

Cenotes guardan historias y cultura maya

279 terrenos, ranchos y predios se ofrecen en venta con un cuerpo de agua incluido

Las cuevas secas y los cuerpos de agua son como “libros” en los que se puede leer la historia de los mayas: en Yucatán aproximadamente 90 por ciento de este tipo de espacios contienen vestigios arqueológicos, en su mayoría objetos de ofrendas rituales y restos humanos y de animales cuya antigüedad se remonta hasta 14,000 años, ya que a lo largo del devenir del hombre se han considerado lugares sagrados.

Así lo explica Eunice Uc González, arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en su documento Cuevas y Cenotes de Yucatán, a través del cual se dan a conocer las investigaciones arqueológicas y los avances en el conocimiento de los primeros pobladores de lo que hoy es la península de Yucatán.

Para la arqueología, dijo, es muy importante que cuando se comienza el estudio en un cuerpo de agua éste nunca se haya tocado por aficionados, porque al remover el sedimento que hay en el fondo, se revuelven las etapas históricas y entonces “se confunde el libro” que habrán de leer los estudiosos.

“En cada capa de sedimento, como si fueran las páginas del libro, quedaron ‘escritos’ fragmentos de una etapa cronológica en el devenir del hombre que ha habitado la península en los distintos periodos: Precerámico (hasta 14,000 años); mayas del Preclásico, Clásico y Posclásico (1200 a.C.-1521), de la Colonia (siglos XVI-XVIII) hasta los contemporáneos (siglos XX y XXI)”.

La especialista resaltó que de acuerdo con los estudios hechos hasta el momento, se considera que 90 por ciento de las cuevas y cenotes que hay en Yucatán tienen vestigios arqueológicos.

“Lo anterior se debe a que los antiguos mayas asentaron sus ciudades en relación con las cuevas secas o los cenotes, porque los consideraban el lugar de origen, donde habitaban los dioses, además de que los gobernantes de los grandes asentamientos remontaban su pasado hasta las divinidades.

Cenotes en venta

En internet puedes encontrar propiedades a la venta con cuerpos de agua.

Pese al misticismo que aún rodea a los cenotes y cuevas con agua, tan solo en un recuento de una principales inmobiliarias en línea son 279 terrenos, ranchos y parcelas ejidales las que se ofrecen en internet en venta teniendo como principal atractivo uno o más cenotes.

Este año, solamente en el municipio de Cuzamá se ha concretado la compra - venta de 20 terrenos ejidales que tienen la misma cantidad de cuerpos de agua.

Los precios varían según el tamaño de la cueva y el cenote, la distancia que exista con respecto a vías de comunicación, y centros urbanos; la dificultad o facilidad para instalar infraestructura para su explotación con fines turísticos y la negociación entre comprador-vendedor entre otras características, pero se establecen entre los 150 mil hasta los 15 millones de pesos.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

¡Síguenos en Google NewsFacebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!