Secciones
Telesecundarias olvidadas en Yucatán; algunas no tienen electricidad
Yucatán

Telesecundarias olvidadas en Yucatán; algunas no tienen electricidad

Bajos sueldos, libros desactualizados, equipos inservibles, falta de señal, sin transporte para los escolares, son algunas de las carencias que enfrentan las telesecundarias en Yucatán.

por LaVerdad

Telesecundarias olvidadas en Yucatán; algunas no tienen electricidad

Telesecundarias olvidadas en Yucatán; algunas no tienen electricidad

Las telesecundarias de Yucatán son en eslabón de la cadena educativa más menospreciado, como lo demuestra que de las 192 que funcionan varias no tengan ni siquiera electricidad y en la mayoría los maestros deban desempeñar doble función, al carecer de personal administrativo.

Además, el mobiliario es, de lejos, inadecuado para realizar como se espera la educación a distancia, con televisores que datan de más de 10 años de antigüedad, pésimo servicio de internet, que obran en contra de más de 11 mil estudiantes y 800 profesores, la mayoría de base. Sin embargo, el equipo de transición del Andrés Manuel López Obrador ofrece sacar de la miseria a este modelo educativo.

En la “Juan Miguel Castro”, ubicada en la comisaría de Flamboyanes, Progreso, hay generalmente carencia de libros y mobiliario, además de que, por el alto número de recién llegados cada año, se pide constantemente la apertura de nuevos salones de clases.

Ahí estudian más de 200 alumnos, de 7:15 a 14:15 horas, y debido a que no hay libros, los pocos que pueden adquirirlos reciben en sus casas o parques a sus compañeros para hace la tarea en grupo.

No hubo apoyo durante la gestión de Víctor Caballero Durán, candidato perdedor a la alcaldía de Mérida, al frente de la Secretaría de Educación Pública estatal (Segey).

En San Antonio Tehuitz, comisaría de Kanasín, las antenas parabólicas de la telesecundaria no sirven, “están solo de adorno desde hace más de 10 años”, señalan maestros y padres de familia.

Alto índice de deserción

Los maestros se convierten en “todólogos” ante la carencia de personal y por ello la tasa de deserción es alta, al grado que solamente hay 35 alumnos, pues la mayoría ha emigrado a las comisarías de Subicancab, en Timucuy, y Tepich Carrillo, en Acanceh, porque “en Kanasín no enseñan bien”, ante el desinterés de la Segey y varias administraciones municipales.

Quienes tienen los recursos para seguir estudiando pueden darse el lujo de viajar a otros municipios, pero quienes deben trabajar por el sustento diario deben perder esa posibilidad.

Otra causa de abandono de escuelas por parte del alumnado es la falta del transporte, como el que sufren los alumnos de Telesecundaria de Xbec, en Buctzotz, en donde los estudiantes se deben parar en la carretera desde muy temprano para conseguir el aventón que los acerque a la escuela y la misma estrategia aplican para el retorno, ante la falta de un transporte escolar que ofrezca el servicio.

Xbec es solo el botón de muestra de las carencias a las que se enfrentan no solo los docentes, también el alumnado del sistema de relesecundarias.

Educación, prioritaria

Rogerio Castro Vázquez, ex senador y representante del equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en Yucatán, anticipa que habrá mayor apoyo hacia ese abandonado sector.

“En el estado la falta de materiales, libros y tecnología, es evidente; desde 2006 no se entregan materiales renovados en las telesecundarias, además de tener problemas de  infraestructura, pues no hay el espacio para las escuelas; los maestros deben hacer doble función, porque falta personal administrativo, y da todas las clases, además de fungir como director y llevar un control de todo”, reconoció.

El gestor indicó que en la nueva administración federal la prioridad será la educación, por lo que si las telesecundarias fueron creadas para innovar, deben dotarse de equipo tecnológico y humano adecuado para que cumplan su objetivo.

“Más de 192 escuelas telesecundarias son con las que se cuentan en Yucatán, y en la administración del presidente electo serán prioridad, al igual que la educación indígena”, explicó.

 “Algo que se está dejando en rezago es la educación en la zona rural, la cual se atenderá junto con la alimentación y cobertura, hablando de niveles medio superior y superior. En general los principios que vamos a atender en la parte educativa será buscar calidad, equidad y cobertura, tenemos que buscar que las escuelas tengan lo básico”, dijo.

Recalcó que al hacer un análisis a nivel nacional se reveló que el 10 por ciento no tiene energía eléctrica, “y así no puede haber una enseñanza, porque no hay las condiciones, así que primero hay que resolver lo básico”.

Sueldos bajos

A  diferencia de otras entidades en donde los maestros “se pelean” las plazas de telesecundaria dados los salarios y las prestaciones que  obtienen, en Yucatán, los bajos sueldos que perciben los docentes es otro obstáculo para el despegue en esta modalidad de enseñanza.

“Muchos de los maestros que acuden a los municipios del interior a dar clases, debemos trasladarlos desde la capital ya sea en autos particulares o en camiones; en promedio tenemos un gasto mensual de 2 a 2mil 500 pesos en gastos de pasajes y gasolinas que merman de por si los bajos sueldos que no rebasan los 11 mil pesos al mes” explicó uno de los casi 300 maestros de telesecundaria.

Los maestros de telesecundarias cobran por horas y no por jornadas, lo que hace que las percepciones económicas para quienes tienen pocas horas frente a grupo sean aún más bajas del sueldo promedio, agregó.

De esta forma, hay maestros de telesecundaria que ganan alrededor de 800 pesos quincenales, cantidad que en comparación con lo que perciben los maestros de educación básica resulta hasta en un insulto y comparado con los sueldos mínimos, se queda muy por dejado de éste.

Lo anterior es tan desmoralizante  tanto para los maestros como para los alumnos, quienes reciben clases apoyados con material y libros desactualizados.

Libertad sindical

Por su parte Rogerio  Castro Vázquez recalcó que los sindicatos seguirán siendo autónomos: “Nosotros colaboraremos con todos los maestros, pero no intervendremos en los temas sindicales; se acabará el asunto de que la Secretaría de Educación tenga que ver temas de los trabajadores, el trato será solo en lo educativo, los temas sindicales esos los verán los sindicatos. Habrá una doble responsabilidad, tanto de las autoridades como del magisterio, pues vamos a generar las condiciones, pero los maestros también se comprometerán a no faltar”.

Indicó que atacarán el problema de las plazas de los maestros, con la reforma que implementaron no las heredaban porque las vendían al mejor postor, “era un tipo de corrupción nuevo, eso desaparecerá, las plazas no se heredaran ni se venderán, si no que se darán a quien se la gane; 40 mil maestros están trabajando por contratos y pasa el tiempo  y no les pagan, eso se tiene que terminar”, manifestó.

Por último, anunció que en el foro educativo, a realizarse el próximo sábado, entre el equipo de transición y universidades del país, se presentaran propuestas en 4 temas: educación básica, media superior, superior y agenda educativa. Son foros que se realizan en todos los estados: “van 17 y  40 mil ponencias, y aún faltan muchos”.

Temas

Comentarios

Te puede interesar