Secciones
Imparable aumento en el precio del gas
Economía

Imparable aumento en el precio del gas

En la zona norte donde se tiene prohibido el encender leña o fogatas para hacer los alimentos, las personas se ven en la necesidad de usar parrillas eléctricas.

por LaVerdad

Imparable aumento en el precio del gas

Imparable aumento en el precio del gas

Amas de casas de diversas zonas de Mérida exigieron a las autoridades correspondientes que detengan el aumento constante al precio del gas LP, que es un elemento esencial para el hogar.

Algunas residentes de la zona oriente de Mérida, señalaron que prefieren rellenar un tanque de gas hasta con 200 pesos que comprar uno que al final no saben si está completo y que además les dejan un tanque en mal estado, aunque esto implique arriesgar su vida al momento de trasladarlo.

Hermelinda Pool, vecina del oriente, señaló que es un riesgo el tener que ir a rellenar el tanque hasta la estación de gas más cercana, que para ella, se encuentra sobre el Periférico cerca del puente a Cancún, debido a que es un tramo peligroso.

Otra de las vecinas de la zona comentó que prefiere pagarle unos 40 pesos a un moto taxi para que les realice el servicio de “gasero particular”.

Imparable aumento en el precio del gas

En la zona norte de Mérida, la situación se da un tanto similar. Raquel Sánchez López comentó que prepara el desayuno sobre una parrilla eléctrica, si estuviera en su casa en la zona rural de Chiapas, podría utilizar leña y en “menos de lo que canta el gallo” cocinaría los alimentos, pero en esta zona residencial está más que prohibido hacer fogatas y de hecho no existe la leña para poder cocinar.

Para su familia, dijo, es un lujo comprar un tanque de gas, ya que han pasado varios meses y cada vez que el gas se termina llevan el cilindro de 20 kilos a recargas del combustible de a 100 pesos. “Mucha gente lo hace así, porque cuando pasa el camión no siempre se dispone de los 400 o 600 pesos, que cuestan los recipientes de gas”, afirmó.

Dice que su hijo, con quien vive en esta ciudad, entre el gas y el pago de la electricidad cada bimestre necesita tener mil 200 pesos, que es el equivalente a lo que gana en una semana. “Y si pago estos dos servicios ya no me queda nada para comer ni  para pasajes”, agregó al indicar que hoy en día es un lujo comprar el gas doméstico.

La población en general siente lo duro de los constantes aumentos a los precios del gas LP sin que se pueda hacer nada al respecto, porque los precios del carburante están al libre mercado.

Estos precios exorbitantes afectan por igual a las empresas del giro restaurantero como a las familias de todos los niveles económicos y representa una pesada losa a la precaria economía que en lo general enfrenta el país.

Los precios han ido en aumento desde el pasado mes de abril donde un tanque de gas LP de 20 kilos costaba 342 pesos y uno de 30 kilos tenía un costo de 515 pesos. Al día de hoy el tanque que más comúnmente utilizan las familias meridanas, de 20 kilos, tiene un valor de 400 pesos y el de 30 kilogramos es de 600 pesos.

Vale la pena destacar que los vehículos que suministran el gas doméstico no cuentan con los precios como anteriormente se podía apreciar, por lo que el chofer de la unidad puede decir la cantidad que se le ocurra, y si el ama d casa ignora cuánto cuesta el kilo, tendría que pagar y podría ser víctima de una estafa.

_Yulsi Magaña

Temas

Comentarios

Te puede interesar