Secciones
Yucatán

Sur de Mérida, marginados todo el año; codiciados en elecciones

por La Verdad

Entre lodazales y aguas negras, moscos y serpientes viven invasores de la Emiliano Zapata Sur III

Ylmar Pacheco/Diario La Verdad MÉRIDA, Yucatán.- Casas construidas  con paredes de cartón, colchonetas, cables de luz mal conectados, despensa amontonada, sillas, ropa sucia y cobijas se pueden observar en algunas de las casas que habitan entrelodazales y aguas negras de hasta 50 centímetros de altura invasores de la colonia Emiliano Zapata Sur III durante y después de cada lluvia. Los que más sufren de esta situación son las mujeres embarazadas, los niños pequeños y los recién nacidos, ya que la insalubridad genera enfermedades y al carecer de servicio médico, la situación empeora. Las grandes cantidades de basura causan mal olor, además de la proliferación de moscas y otro tipo de plagas, lo cual ha provocado enfermedades e incluso han llevado a dos niños hasta terapia intensiva Durante un recorrido por la colonia, la señora Ángeles Chan comentó que tienen la  esperanza de que la situación mejore porque al acercarse el año electoral, los candidatos a puestos de elección popular los visitan con la intención de ganar su voto, a cambio de lo cual les ofrecen apoyos en dinero o en especie. Los habitantes de esta colonia, sólo existen para los candidatos antes y durante las campañas, porque una vez que ganan se olvidan de ellos, dijo. Y para el caso lo mismo da que sean panistas, priistas y de cualquier otro  partido. Reveló que lo peor del caso es que los actuales funcionarios municipales, incluyendo al Alcalde, ya ni les quieren dar la cara. Varios de los invasores dijeron que ya están cansados de las promesas de los políticos que sólo se presentan cuando hay elecciones en puerta. Esta vez, les vamos a exigir que cumplan con proporcionarnos servicios de salud, pues de lo contrario no iremos a votar”, mencionaron. Miriam Ríos Cobos recordó que los invasores que están pegados a la barda en la colonia Emiliano Zapata Sur III son más de 300 familias, mientras que el señor Geremías Duarte Simón, comentó que “es nuestro destino, llueva, truene o relámpaguee, aquí seguiremos”. Así la pasamos en nuestras casuchas, jalando agua;  hay mucho lodo que originaron las lluvias del viernes y sábado pasado. Marta Eva Moreno señaló que las casas tienen las marcas del agua a una altura de hasta 50 centímetros, pero hay otras en donde si les entra el agua y como no tienen piso de cemento, sino de tierra, se vuelve un lodazal adentro. La historia es la misma luego de cada lluvia, los niños y adultos duermen a unos centímetros del agua y cuando los adultos tienen que ir a trabajar y los niños a la escuela enfrentan el mismo problema de los charcos. Muchos niños prefieren salir sin zapatos de sus casuchas y se los ponen en la calle, en donde no hay charcos; otros esperan llegar a sus escuelas. “Cuando llueve todo se moja. Tenemos que ver la manera de subir más cosas para que no se moje, lo que es ropa, y  cosas de importancia como  papeles importantes, pues en muchas casas cuando llueve comienzan a flotar zapatos, ropa, trastos, CDS, entre otros. Anteriormente habitantes de esta zona de invasión comentaron que debido a las fuertes lluvias y los vientos que azotan a la ciudad se han visto en la necesidad de gastar hasta  mil 500 pesos para comprar lonas de segunda mano. La señora Mede Lira  comentó que su casa hecha de madera, tiene lonas y con alambre está amarrado. Una lona de medio uso nos cuesta hasta 350 pesos. “Esta vez compré una lona de cinco metros por cuatro metros y me salió en 400 pesos, pero no alcanzó para tapar toda mi casita y tuvimos que comprar otra más chica y me costó 200 pesos”, dijo Indicó que  un señor les lleva las lonas, pero siempre y cuando le encarguen más de tres. A la pregunta de si ya comenzaron a visitarlos los políticos,  dijo que hasta el momento ninguno, pero ya los están esperando porque apenas comienzan las campañas y todos se aparecen.

Comentarios

Te puede interesar