Secciones
Yucatán

Sicarios hunden a ex esposo de Emma Gabriela para reducir condena

por La Verdad

Pasarán solo 18 años tras las rejas a cambio de proporcionar información contra Martín Medina Sonda

Redacción Web/Diario La Verdad MÉRIDA.- Los dos asesinos materiales de Emma Gabriela Molina pactaron con las autoridades un proceso abreviado, y aportar pruebas contundentes para proceder contra el ex esposo de la víctima, Martín Medina Sonda, preso en Tabasco, y fueron sentenciados a 18 años de prisión, al menos la mitad de la que hubieran recibido por feminicidio. Los tabasqueños Óscar y Jonathan, de 20 y 25 años de edad, respectivamente, fueron detenidos cuando pretendían darse a la fuga tras el homicidio, cuando estaban a punto de abordar un autobús para dejar Yucatán. La sentencia fue dictada por el juez Jesús Mugarte Guerrero, en audiencia realizada en la sala 8 del Centro de Justicia Oral de Mérida. También aceptaron proporcionar pruebas contra Manuel E., alias ‘Cachorro’, quien supuestamente los contrató y pagó a ambos para cometer el asesinato. ‘Cachorro’, oriundo de Veracruz, fue detenido el sábado pasado en Villahermosa, Tabasco, por agentes de la Fiscalía General de ese estado. Es el quinto implicado en el asesinato de Emma Gabriela, ocurrido el pasado 27 de marzo en el fraccionamiento San Luis, en Mérida. Ya fue trasladado a esta ciudad y llevado a declarar en medio de fuerte operativo de seguridad. El acusado guardó silencio en todo momento y se espera que sea vinculado a proceso el próximo viernes. EL MOTIVO Martín Medina Sonda, preso en Tabasco por multimillonario desfalco al gobierno de esa entidad, habría maquinado el homicidio de su ex esposa para quedarse con la custodia de sus dos hijos, quienes presenciaron cómo asesinaron a su madre. Con este ‘arreglo’, se hunde más el ex empresario, a quien se daría la pena máxima por feminicidio. Luego de la muerte de la mujer, y la detención de los jóvenes sicarios, en coordinación con las policías de Ecatepec y Yucatán se logró la detención del ex chofer de Medina Sonda, quien habría dado información que llevó a la captura del ‘Cachorro’, quien por medio del ex chofer del ex político tabasqueño le habría pagado 60 mil pesos a cada uno. Fue el triste desenlace de un problema que comenzó en juzgados meridanos desde 2010 por la custodia de los tres hijos que procrearon. Incluso, Medina Sonda raptó a los menores y, valiéndose de sus influencias políticas desató acoso judicial contra Emma Gabriela y su madre, quienes fueron encarceladas por diferentes circunstancias. El 25 de mayo de 2012, tres camionetas Suburban, donde viajaban agentes judiciales de Tabasco y Yucatán le cerraron el paso a Ema Gabriela Molina Canto, quien transitaba en su auto por la avenida principal de la colonia México. Iba con sus tres hijos: Mariana, Martín e Isabella, de ocho, seis y cuatro años, respectivamente, en esa época. Uno de los agentes metió la mano por la ventanilla del carro, le jaló el cabello a la mujer y la golpeó contra el cristal; al mismo tiempo otro agente se subió por la puerta del copiloto, apagó el motor y tomó las llaves. Llevaban una orden de aprehensión contra la joven. De una de las camionetas bajó Martín Alberto Medina Sonda, esposo de Ema Gabriela y padre de los tres niños. Los agentes le dieron la señal para que se los llevara. De acuerdo con el relato de la propia Ema Gabriela, Medina Sonda apuntó con una pistola y bajó a Isabella, la menor, Martín se desmayó y Mariana, la mayor, pidió que la dejaran con la niñera Suemmy. PLAGIO Los agentes la condujeron a Villahermosa, Tabasco, acusada de ‘retención ilegal’ de una camioneta, propiedad de su esposo. La encarcelaron cuatro meses, según consta en el expediente penal 99/2012 del juzgado tercero penal de Tabasco. Recuperó su libertad en septiembre de 2012, tras pagar una fianza, en medio de triquiñuelas de los tres jueces relacionados con el caso, en especial, de Ramón Brown Ruiz. Al salir de la cárcel, Molina Canto regresó a Mérida para reclamar a sus hijos. La juez Primero de lo familiar de Yucatán, Sandra Bermejo Burgos, le negó verlos, a pesar de que ella misma falló a su favor en febrero de 2011. El 18 de octubre de 2012 la juez nombró tutores a los abuelos paternos Juana María Sonda Herrera y Julio Alberto Medina Gurubel y le quitó la custodia a la madre. Argumentó que como en estos momentos los abuelos tienen a su cuidado a los niños, con esta medida se evita cambiarlos a otra realidad social y causarles daños emocionales y psicológicos irreparables. Así consta en el expediente 1593/2010. La madre apeló esta decisión, pero su pesadilla no terminó ahí ni en el enredo judicial. En compañía de su madre y de activistas por los derechos de la mujer de Yucatán encabezó protestas en la entidad. En octubre de 2012 acudieron al Centro de Atención para Menores Desaparecidos del Distrito Federal (Capea), en busca de los niños. QUIÉN ES MEDINA SONDA Mario Alberto Medina Sonda es ex socio de José Manuel Sáiz Pineda, ex tesorero de Tabasco involucrado en el desvío de fondos del gobierno de Andrés Granier. En noviembre de 2007, un avión Cessna 340 aterrizó en el aeropuerto de Mérida con ocho millones de pesos en efectivo, procedentes de Tabasco. La PGR confiscó estos fondos destinados a Medina Sonda. Éste integró una red de empresas que formó parte de la ingeniería contable del gobierno de Granier en Tabasco. NUMERALIAS 18 Años de prisión pasarían tres de los implicados en la muerte de Emma Molina Canto 40 años al menos hubieran obtenido si no ‘cooperaban’ 3 niños tenía la mujer asesinada $60,000 Habría recibido cada sicario por la muerte de Emma Gabriela

Comentarios

Te puede interesar