Secciones
Roger Metri lleva la cultura como estandarte
Yucatán

Roger Metri lleva la cultura como estandarte

El escritor y poeta Roger Heyden Metri Duarte confirma la realización de los principales festivales

por LaVerdad

Roger Metri lleva la cultura como estandarte

Roger Metri lleva la cultura como estandarte

Nacido en el año de 1961 en el barrio de Santiago de la ciudad de Mérida, en el seno de una familia de origen libanés. Durante sus estudios primarios en el colegio Juan Crisostomo Cano Y Cano fue donde empezó a declamar y a participar en los concursos de poesía.

Sus padres incentivaron su pasión por la lectura, la música y las artes en general y lo apoyaron para que estudiara inglés, piano y pintura. A finales de la década de los ochentas aplicó para una beca que daba el entonces Instituto de Cultura de Yucatán a través del Centro Yucateco de Escritores. Durante la década de los noventas estudió leyes y empezó a tomar talleres con destacados maestros para especializarse y fue donde descubrió que lo suyo era la poesía.

¿Cuándo llegó tu primera oportunidad de estar como funcionario?

Fue en 1998, estaba don Víctor Cervera Pacheco de gobernador, el maestro Jorge Esma, director del Instituto de Cultura y me llamó de director de literatura. Esa fue la primera oportunidad que tuve como promotor cultural. Cuando entró Patricio Patrón Laviada de gobernador me quedé como asesor del área de literatura, hasta que en el 2002 me fui a hacer mi maestría en Cultura y Literatura Contemporáneas de Hispanoamérica en la Modelo y dejé un tiempo. Después impartí clases en la Unimayab, algunas escuelas privadas, y al final en el proceso 2007 estuve como Consejero Ciudadano Municipal y luego me llamo César Bojórquez para ser Director de Cultura Municipal y luego Angelica me dio continuidad.

Como director de la Secretaria de Cultura ¿Cuáles han sido tus aciertos más marcados?

Descubrir que había una serie de recursos federales posibles a lograr, aunque había que ir a México a dar vueltas, a tocar puertas con los diputados, senadores, con la propia Conaculta, esa parte se estaba explotando poco. En esta área se necesita tener mucha pasión y mucha paciencia porque los artistas no somos gente fácil, hay que abrir la puertas, escucharlos, y hay que entender su postura para tomar un punto medio o decirles esto que me pides no se puede o esta es la manera en que si se puede.

Es muy complicado tener contento a todo el gremio

La crítica forma parte de este trabajo. Uno tiene que entender que no porque le des apoyo al artista, este te tiene que halagar o tener un comentario favorable hacia ti. Creo que la cultura es lo que menos debemos poner sobre la mesa política.

Eres un caso extraño dentro de lo que es la política, trabajaste en una administración panista y luego en una priista ¿cómo lograste eso?

Estuve con el maestro Esma que era un gobierno del PRI, con don Víctor; estuve un tiempo con Domingo Rodríguez Semerena que, era de Patricio Patrón Laviada, del PAN; luego estuve un tiempo haciendo mi maestría. Regresé en Cultura del Ayuntamiento con un gobierno panista, me quedé con uno priista y luego me llaman para este encargo.

¿Cómo te sientes en relación a esto?

Se siente satisfactorio porque es un reconocimiento a tu trabajo, más que a la persona o a lo que representes como capital político de alguien. Yo creo que se basa en el respeto al artista, primordialmente, porque le damos más peso muchas veces a los programas, a que se hagan cosas y que sucedan coas; que eso está bien, es parte del trabajo, pero el artista finalmente, el creador, es el que hace que sucedan esas coas. Yo creo que darle ese peso a la hora de tomar las decisiones, el valor al artista junto con el programa que se va  desarrollar te permite no tener en cuanta de donde viene, de que municipio viene, ni si tiene alguna inclinación a hacia alguna ideología, en lo más mínimo.

Pusiste énfasis en mejorar las condiciones de los foros culturales

Los artistas necesitan infraestructura, por esto restauramos espacios como el Peón Contreras, el Armando Manzanero y antes se había mejorado el Daniel Ayala, ya se ha restaurado la biblioteca central Manuel Cepeda Peraza. Para este año terminaremos el Teatro Manzanero, el de Valladolid, el Palacio de la Música y estaremos entrando a la Casa de la Cultura del Mayab con una primera inversión y el Centro Cultural del Niño Yucateco en donde ya se han intervenido algunas cosas.

¿Has pensado en la posibilidad de continuar?

 Mira, sería un hipócrita si te dijera que no me interesa trabajar o continuar hacien-do un trabajo, puede ser desde esta trinchera o en algún otro espacio, por supuesto que sí. Por otro lado el poeta anda un poco triste porque a veces solo tengo los domingos para leer, estoy escribiendo algunas cosas pero aún están en borrador. A lo mejor si no hay ninguna oportunidad me regreso a hacer lo mío, ya me jubilé del aeropuerto, apenas tengo 56 años, entonces yo creo que aún me queda un tiempo para poder concretar el trabajo personal. Pero si me ofrecieran una continuidad, seguramente lo estaría aprovechando.

¿Qué viene en este cierre de administración?

Tenemos la reunión nacional de cultura 12 y 13 de febrero en Talxcala, ahí nos reunimos todos los titulares con la Secretaria de Cultura Federal para hacer las negociaciones de los dineros 2018, ver cuánto dinero se puede gestionar en festivales. A mediados de febrero sabremos exactamente el techo financiero. Yucatán está al día en rendición de cuentas, hasta 2017, y que para PEF solo 5 estados metimos proyectos culturales. En esa misma reunión sabremos si tenemos algún apoyo extraordinario por parte de la Cámara.

¿Se realizarán los principales festivales culturales?

 Sí, aun cuando se nos complique el tema presupuestario por alguna razón, de todas maneras no estaríamos cancelando ni Primavera Cultural, ni Jóvenes Creadores, ni el Wilberto Cantón, ni el Otoño Cultural, que ese si tal vez lo tendríamos que acortar.

¿Cómo te has sentido como Secretario de Cultura del Estado?

Bueno, algunos días, muy estresado Mi mamá dice: ‘Hijo, uno se levanta a resolver problemas, de eso se trata la vida’, pero a veces hay muchos problemas, son muchas las necesidades, en los municipios, en las casas de la cultura, en los propios programas. Pero ¿sabes? la enorme diferencia con funcionarios de las otras áreas de la administración pública, es que ellos al final llegan a casa y no hay nada; en cambio los que nos dedicamos a la construcción de proyectos de arte al final del días vemos un hermoso ballet, escuchamos un buen concierto de rock, a la Sinfónica o ves la obra de Sandra Nikolai expuesta en el Peón Contreras, entonces siempre te retribuye.

Temas

Comentarios

Te puede interesar