Secciones
Mamá de Alexis pide justicia ante presunta brutalidad policiaca en Yucatán
Yucatán

Mamá de Alexis pide justicia ante presunto abuso policiaco en Yucatán

El joven de 22 años tiene fracturas en el rostro después de ingresar a la cárcel pública de Tixkokob

por CámaraJ.

Mamá de Alexis pide justicia ante presunta brutalidad policiaca en Yucatán

Mamá de Alexis pide justicia ante presunta brutalidad policiaca en Yucatán

El pasado sábado 6 de agosto se registró en Yucatán un nuevo caso de presunto abuso policiaco, luego de que el joven Alexis de 22 años, resultó con fracturas en el pómulo y la quijada, tras ingresar a la cárcel pública municipal de Tixkokob.

Desde un día antes, Alexis Polanco Mian y su novia planearon verse al finalizar su jornada laboral. El joven albañil llegó a su casa y a las tres de la tarde tomó su moto y se fue rumbo a Yaxkukul, donde vive su pareja sentimental, Yoselin.

Una falla mecánica le hizo perder el control y derrapar sobre la carretera hacia Nolo, por lo que llegaron los paramédicos y elementos de la Policía Municipal de Tixkokob, pero al no requerir traslado al hospital, quedó a disposición de los uniformados, quienes lo trasladaron a la cárcel pública.

Su madre, María Rosa Mian, se enteró alrededor de una hora después gracias a un vecino, por lo que acudió al edificio ubicado en el camino hacia Euán, donde encontró a su hijo durmiendo. Un compañero de celda lo despertó y habló con él.

Ahí les dijeron que para que salga, era necesario pagar entre 3 y 4 mil pesos. Como no llevaba dinero, accedió a que cumpliera con su arresto.

“Me dijo que estaba bien, que no lo tocaron, que solo derrapó y tenía raspones”, comentó.

Ya en casa, alrededor de las siete de la noche recibió la visita de un elemento policiaco del cual nunca supo su nombre. Este le dijo que fuera por su hijo porque estaba alterado. 

Al llegar nuevamente a la cárcel municipal, dijo que encontró a Alexis en el pasillo, rodeado de “12 policías”, completamente aturdido, con sangre en la nariz y sin capacidad de reconocer a su madre.

Además de decirle que ya no era necesario pagar nada por llevarse a su hijo, el policía mismo policía ofreció a Rosa María trasladarlo a donde fuera necesario. Incluso sugirió que lo lleven al Hospital O’Horán en Mérida, cuando escuchó que sus papás lo llevarían a una clínica particular.

Alexis ingresó a Urgencias cerca de las 9 de la noche del mismo sábado y hasta las 11 de la mañana del domingo le avisaron a sus padres que tenía fracturada la mandíbula y el pómulo derecho, además de que vomitaba sangre.

En todo el día sus padres no pudieron ingresar al área donde se encontraba hospitalizado, por lo que aprovecharon el domingo para acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Yucatán, ubicadas en el municipio de Kanasín, donde denunciaron el presunto abuso policiaco

La denuncia quedó asentada en la carpeta de investigación 2381/2022 y aunque la FGE se comprometió a realizar la indagatoria, hasta el momento la familia de Alexis no ha obtenido una respuesta.

El lunes volvieron a intentar ver a su hijo pero a las 11 de la mañana les avisaron que supuestamente estaba siendo atendido, por lo que no podía recibir visitas. Entonces, María Rosa y su esposo fueron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Codhey), para levantar una queja contra la Policía Municipal de Tixkokob.

De inmediato, agentes de este organismo se dirigieron al hospital para tomar la declaración del joven, quien aseguró que los responsables de sus heridas fueron los uniformados, quienes aparte de la agresión, lo amenazaron para que no dijera nada.

El martes nuevamente fue negado el acceso a visitar a Alexis, entonces su padre, José Luis Polanco, firmó el alta voluntaria, con el fin de trasladarlo a otra clínica de Yucatán.

No les dieron medicamentos así que les recomendaron comprar flanax, ketorolaco, antibióticos y productos de curación, para los que gastaron alrededor de 600 pesos.

Tras un día de completo descanso en casa, los padres de Alexis llevaron este jueves al joven a la Clínica 49 del IMSS en Tixkokob, donde únicamente los pudieron ayudar con darle una orden para unas placas en el rostro, las cuales tardarán alrededor de una semana.

Mientras tanto, Alexis requiere de la intervención de un cirujano maxilofacial, antes de que los huesos de su rostro peguen de una forma que pueda traerle más afectaciones a futuro.

Por lo pronto, el joven de 22 años se encuentra adolorido de la cabeza, rostro y abdomen, además de que su madre sospecha de secuelas como paranoia y lagunas mentales.

“Anoche estaba muy asustado, estaba durmiendo y de repente despertó. Dijo que vio a alguien junto de él y que a su hermanito lo estaban amenazando”, relató Rosa María.

También te puede interesar: Realizarán rezo en Mérida para recordar a José Eduardo Ravelo

Investigan los hechos

Mamá de Alexis pide justicia ante presunta brutalidad policiaca en Yucatán
Alexis Polanco sufrió fractura de pómulo y quijada

Por su parte, el alcalde de Tixkokob, Fabián Rivera Frías, aseguró a La Verdad Noticias que el Ayuntamiento ya abrió su propia investigación y hay cinco policías municipales señalados como presuntos responsables de las lesiones que presenta Alexis.

El presidente municipal respondió a este medio que su gestión se ha caracterizado por dar la cara y en caso de que algún elemento policiaco resulte responsable, este recibirá el castigo que le corresponda.

“Yo quiero que a mi pueblo vengan ellos (FGE y Codhey) y que hablen, no vamos a encubrir a nadie, porque no me gusta, yo siempre he sido una persona que siempre voy a dar la cara y siempre voy a hacer lo mejor de acuerdo apegado a la ley, no tengo favoritos, no tengo a nadie a quien cubrir”.

A pesar de lo que mencionó el edil, Rosa María Mian mencionó que ya han intentado acercarse al alcalde Rivera Frías, pero este no los ha recibido hasta el momento del cierre de esta edición.

¡Síguenos en Google News, Facebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!

Siguenos en nuestra cuenta de Instagram

Temas

Comentarios