Yucatán

Leyendas mayas de Yucatán: La princesa y el escarabajo

Leyendas mayas de Yucatán: La princesa y el escarabajo

Leyendas mayas de Yucatán: La princesa y el escarabajo

La Verdad Noticias comparte la bella leyenda maya de Yucatán sobre una bella princesa llamada Cuzán, la cual  tenía cabellos cuales alas de golondrina.

Por La Verdad

28/12/2020 03:31

Dentro de la serie de leyendas mayas originarias de Yucatán, La Verdad Noticias comparte este día la de una bella princesa que tenía los cabellos cual alas de golondrinas, por eso la llamaban Cuzán, que es el nombre en maya de dicha ave. 

La muchacha era la hija preferida de Ahnú Dtundtunxcaán, el Gran Señor que se sumerge en el cielo, por lo que apenas Cuzán tuvo edad para el matrimonio, su padre concertó la unión con el hijo del Halach Uinic de la gran ciudad de Nan Chan.

El mejor joyero del reino cubrió al makech de piedras preciosas y le sujetó una de sus patitas con una cadenita de oro.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

Se trataba del príncipe Ek Chapat, futuro Señor del Reino, pero un día, cuando la princesa fue a agradecérsele a su padre los tesoro del botín de guerra que le había enviado, le halló acompañado de un hermoso joven llamado Chalpol, Cabeza roja, porque su cabello era de color encendido.

A partir de ese instante, sus almas quedaron atrapadas en un lazo de fuego. Juraron no olvidarse nunca, y se amaron con locura bajo la ceiba sagrada, donde los dioses escuchaban las plegarias de los mortales. 

Un hechicero le lleva un escarabajo

Cuando el rey supo que Chalpol era el amante de su hija, ordenó que fuera sacrificado. Cuzán le pidió a su padre que no lo sacrificara, prometiendo que jamás lo volvería a ver y que aceptaría con obediencia ser la esposa del príncipe de Nan Chan.

En la soledad de su alcoba, la princesa entró en la senda del misterio. Y, durante el silencio de la noche, fue llamada a presentarse ante el Halach. Entonces, un hechicero se le acercó ofreciéndole un escarabajo.

El brujo le dijo: “Cuzán, aquí tienes a tu amado Chalpol. Tu padre le concedió la vida, pero me pidió que lo convirtiera en un insecto por haber tenido la osadía de amarte”.

El Makech se ha convertido en un insecto muy apreciado en Yucatán, pues hasta ahora hay personas que los adquieren.

La princesa Cuzán, visiblemente emocionada, lo tomó en sus manos, y se dirigió a él con las siguientes palabras: “Juré nunca separarme de ti y cumpliré mi promesa”.

Te podría interesar: Leyendas de Yucatán: Xtabentún, el amor convertido en licor

El mejor joyero del reino lo cubrió de piedras preciosas y le sujetó una de sus patitas con una cadenita de oro. Tan pronto estuvo listo, ella lo prendió a su pecho y le confió: “Makech, eres un hombre, escucha el latido de mi corazón, en el vivirás siempre. He jurado a los dioses no olvidarte nunca”.

Y agregó: “Makech, los dioses no han conocido nunca un amor tan intenso y tan vivo como este que consume mi alma”. Fue así que la princesa Cuzán y su amado Chalpol, convertido en Makech, se amaron por encima de las leyes del tiempo.

Nueva cepa de COVID-19 continúa extendiéndose por el mundo. Síguenos en Google News  y mantente informado.