Yucatán

Leyendas mayas de Yucatán: El cuidador del monte

Leyendas mayas de Yucatán: El cuidador del monte

Leyendas mayas de Yucatán: El cuidador del monte

Conoce la leyenda maya que cuenta que los hombres fueron creados con maíz, que encontraron los dioses guiados por un pájaro, y cómo estos deciden nombrar a un cuidador del monte de Yucatán.

Por La Verdad

11/12/2020 02:02

Dentro de las leyendas mayas surgidas en Yucatán destaca una historia en la que los dioses crearon a los hombres con maíz porque necesitaban ser alabados, y que ahí donde todo era oscuridad, llevaron la luz diurna en las alas de un enorme pájaro, permitiendo que los hombres y animales pudieran convivir.

El tiempo pasó y se llevó consigo el equilibrio que existía entre animales y humanos. Al ver los dioses que los montes habían perdido su verdor, y el número de especies que los habitaba era cada vez menor, decidieron nombrar a un cuidador.

Una hermosa leyenda maya cuenta la historia de un joven que cumplió cabalmente la encomienda de los dioses de la lluvia y del monte logrando que la vegetación resurgiera en el mayab.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

Los dioses habían dejado a los humanos hacer uso de la naturaleza para su beneficio, pero habían olvidado que la conciencia y la gratitud formaban parte del permiso. El dios de la lluvia y el dios del monte visitaron a un hombre a quien designaron como cuidador del monte.

Los dioses le advirtieron que, si los árboles y animales del monte seguían desapareciendo, terminarían con la vida de todos los humanos, destruyendo montes e inundando todo con su furia. Una vez recibido el mensaje el hombre quedó solo y lleno de dudas. 

Un cuidador comprometido con su labor

Sin compartir con nadie lo que los dioses le habían revelado, comenzó a hacer un inventario de todo lo que componía el bosque: caminó por horas contando tanto árboles como hierbas, animales grandes y pequeños, troncos que habían sido macheteados y hasta huesos de los animales del lugar. 

Una vez completa la lista, se dedicó a asegurar que todo estuviera en su lugar, pero pronto se percató de que faltaban flores y los cantos de las aves ya no eran tan abundantes, por lo que decidió buscar a los responsables. 

Alrededor de la comunidad corrió el chisme de que el cuidador del bosque comenzaba a defender el lugar como nunca lo había hecho, y que aquellos que se negaran a acatar las nuevas reglas serían condenados. 

Días más tarde, el cuidador recibió una segunda visita de los dioses. Con gran temor, éste les dio el reporte de los animales que habitaban el monte, así como las plantas y árboles que ocupaban el espacio y, con todo el pesar de su alma, reveló cuántos habían desaparecido.

El cuidador del monte puso todo su empeño para saber cuales eran todas las especies de animales que vivían en los montes del mayab.

Te podría interesar: Leyendas mayas de Yucatán: Los hermanos Akbal y Kanek

El cuidador se puso a disposición de los grandes señores. Estos respondieron al joven que su trabajo estaba hecho: el conocimiento sobre aquellos elementos del bosque que se habían perdido era el inicio para salvarlo, y de ese momento en adelante le comunicarían las funciones de cada planta y cada árbol, para que él difundiera la palabra y enseñara a la comunidad a conservarlo. 

Una vez más, los señores desaparecieron el cuidador comenzó a escribir los saberes que le habían sido transmitidos. A partir de entonces se dedicó a realizar la tarea que le había sido encomendada, de tal forma que el bosque recobró el verdor y los sonidos desaparecidos recorrían nuevamente las tierras.

¿Sabes cuándo podrás vacunarte contra el COVID-19? Síguenos en Google News y mantente informado.