Yucatán

Leyendas de Yucatán: Bestiario Mítico de los Mayas

Leyendas de Yucatán: Bestiario Mítico de los Mayas

Leyendas de Yucatán: Bestiario Mítico de los Mayas

Conoce a los personajes más famosos que conforman el mundo irracional y mítico de los mayas de Yucatán: la Xtabay, el Huay Chivo, el Walampach y los aluxes entre otros.

Por La Verdad

04/12/2020 02:12

La Verdad Noticias ha estado compartiendo con sus lectores muchas de las más increíbles leyendas mayas surgidas en Yucatán, varias de las cuales han sobrevivido al paso del tiempo al ser compartidas de generación en generación a través de la tradición oral.

Si bien personajes como la Xtabay, el Huay Chivo e incluso los Aluxes, son los más conocidos no solo en nuestro estado, sino también a nivel nacional e incluso internacional, existen otros igualmente interesantes, que ahora vamos a recordar.

El Huay Chivo es uno de los personajes terroríficos más mencionados en las leyendas surgidas en Yucatán ya que diversos testimonios logran acrecentar su mito.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

De la Xtabay, la mujer que seduce diabólicamente a los hombres de Yucatán, se dice que es el espectro de una mujer india, extraordinariamente bella, sensual y provocativa, cuyo arte o embrujo es seducir en forma diabólica a los hombres, principalmente en las noches de luna llena en Yucatán.

La leyenda asegura que le gusta vagar por por los caminos del mayab en busca de incautos a quienes atrae con su voluptuoso cuerpo y su negra cabellera larga hasta la cintura, con la cual forma una red con la que atrapa a sus víctimas, después de seducirlas, para ahogarlas, o dejarlas locas, vagando solas por la selva impenetrable del Mayab.

La leyenda de la Xtabay y el Huay Chivo

Según la narrativa de las leyendas mayas, la Xtabay surge en la antigua ciudad maya de Zací, donde un brujo se enamoró de una sacerdotisa virgen destinada al cuidado y alimentación del fuego sagrado de los templos mayas. Ese amor prohibido propició la maldición que la convirtió en el espeluznante ser que ahora vaga por los caminos del mayab.

El terrorífico Huay Chivo forma parte de una de las leyendas más recurrentes de Yucatán, descrito como un siniestro ser que por las noches recorre diferentes poblados del mayab en busca de víctimas para saciar sus despreciables apetitos, siendo los Ah Pul Yah’oboo (brujos mayas) quienes podían transformarse en ellos. 

La versión más recurrente es que solamente los Ah Pul Yah’oboo más malignos eran capaces de dominar la habilidad de transformarse en estos aterradores entes, mitad hombre, mitad chivo, lo cual podían lograr tras vender su alma al Kisín, expresión maya para referirse al diablo.

A lo largo de la historia, en diversos poblados del interior del estado de Yucatán como Yaxcabá, Cuzamá, Peto, Mocochá e incluso de algunas comisarías de Mérida, es común escuchar anécdotas de pobladores que aseguran haber tenido encuentros con esta entidad, muchos de ellos señalan que el Huay Chivo se alimenta de gallinas, y que emite un mal olor que advierte a las personas de su presencia. 

Otros seres míticos muy conocidos son los Aluxes, duendes mayas que en Yucatán se cree son seres mitológicos de la cultura maya que protegen la selva y a los animales, otros aseguran que son más bien traviesos y pequeños, como niños a los que les gusta jugar y gastar bromas, a veces bastante pesadas.

Aunque miles de yucatecos creen en la existencia de estos duendes mayas, hasta ahora no existen evidencias que lo comprueben, como videos o fotografías, aunque su misticismo sigue capturando la atención de las nuevas generaciones

Te podría interesar: El siniestro brujo maya del pueblo de Kochol, Yucatán 

Otro ser que es particularmente siniestro es el Walampach, que recorría las tierras del mayab al mediar el Siglo XIX, antes de la llegada de la electricidad, cuando en los pueblos y ciudades de Yucatán la iluminación de las casas se hacían con velas y lámparas de aceite de higuerilla y aceite de sebo. El Walampach era descrito como un fantasma tan alto que superaba los árboles de la región, de color negro, el cual era poseedor de una horroroza cabeza y unos perturbaodres y largas extremidades.

Igualmente espantoso es el Waaycán, quien se dice existió hace muchos años en la Ermita de Tekax, donde vivía un brujo que en las noches de luna llena bajaba al pueblo en forma de culebra para alimentarse de los animales que las personas criaban en los patios de sus respectivas casas, por lo que tras saciar su hambre, subía nuevamente al cerro a esconderse detrás de la iglesia que se encuentra en la parte de arriba.

¿Qué compromisos cumplió AMLO durante estos dos años de gobierno? Síguenos en Google News y mantente informado.