Secciones
Mérida, Yucatán la Clínica Peninsular
Yucatán

La maldición de la clínica de los abortos en Mérida

 Se dice que se escuchan los llantos que de mujeres y niños muertos en ese hospital de Mérida, donde se hacían abortos ilegales.

por LaVerdad

Mérida, Yucatán la Clínica Peninsular

Mérida, Yucatán la Clínica Peninsular

No hace mucho tiempo funcionaba en Mérida, Yucatán la Clínica Peninsular, lugar donde se practicaban abortos.

Cuentan las historias que en el lugar murieron alrededor de 500 bebés y 30 mujeres durante el procedimiento del aborto.

Vecinos y policías de la zona cuentan que por las noches han escuchado llantos y lamentos de bebés y mujeres que murieron en el hospital de Mérida, algunos curiosos que han entrado al hospital dicen que se escuchan lamentos de almas atormentadas y que el lugar emana una vibra que produce escalofríos.

Cuentan que en una ocasión un grupo de policías inspeccionaron el hospital pues reportaron gritos, cuando los policías entraron escucharon a supuestos gritos fantasmales y lamentos de aquellas atormentadas almas, las luces se apagaron y las puertas se cerraron, mientras las manifestaciones paranormales cada vez eran más fuertes.

Mérida, Yucatán la Clínica Peninsular

Los policías entre el miedo y la desesperación no pudieron encontrar solos la salida y tuvieron que entrar por ellos, después de que pidieran auxilio por radio.

A la Clínica Peninsular de Mérida, que servía para hacer abortos ilegales, han acudido investigadores de lo paranormal a investigar los gritos y fenómenos que ahí ocurren.

Un supuesto vidente igual fue al hospital de Mérida y afirma haber hecho contacto con dos jovencitas que murieron cuando les practicaban un aborto, ellas mencionaron que sus padres las obligaron abortar, ahora ellas añoran oraciones para poder encontrar el descanso.

La vidente también dijo poder sentir a varios demonios que abundaban en el ex hospital de Mérida, según la vidente ellos eran quienes incentivaban a los doctores hacer los abortos sin remordimiento, mencionó que los doctores al morir regresaran al hospital donde todas almas sedientas de venganza los esperan para hacerlos sufrir.

Testigos que dicen ver a una enfermera que deambula por los pasillos y cuartos, pues aunque no hay enfermos a quienes curar, hay almas para consolar. Personas que han ingresado al lugar dicen que solo con pararse en la puerta la piel se te eriza y sientes el miedo en el cuerpo.

Grupos contra del aborto lograron que se clausurara el hospital de Mérida, y aunque el lugar quedó totalmente desolado, almas en pena lo siguen habitando.

Temas

Comentarios

Te puede interesar