Yucatán

Joven denunció a la SSP por abuso de autoridad en Mérida; temió por su vida

Joven denunció a la SSP por abuso de autoridad en Mérida; temió por su vida

Joven denunció a la SSP por abuso de autoridad en Mérida; temió por su vida

El joven denunció que temió morir en manos de la SSP y comparó su experiencia con la que vivió José Eduardo Ravelo antes de morir.

Por Vega J.

24/11/2021 03:57

De nueva cuenta se denunció un abuso de autoridad de la Secretaría de Seguridad Pública  (SSP) en Mérida.

A través de un hilo en twitter, un joven expuso una mala experiencia que tuvo con elementos de la SSP, la cual fue llamada ‘una historia de terror en Mérida, Yucatán’ y la cual se ha vuelto viral en redes sociales.

De acuerdo con el quejoso, los hechos ocurrieron el pasado 6 de noviembre al salir del Bar Jorge’s Imperial, el cual se encuentra en el centro de Mérida.

El joven cuenta que eran alrededor de las 20:00 horas cuando después de beber ‘un par de cervezas’ se retiró del lugar y decidió caminar hasta su casa debido a que considera muy segura la ciudad, sin embargo para su sorpresa, a unas cuadras de su casa fue interceptado por una patrulla, cuyos ocupantes comenzaron a preguntarle qué estaba haciendo.

Tras responder que se dirigía a su casa, los oficiales le solicitaron su identificación, la cual mostró pero no la soltó, ya que asegura que se la quisieron quitar. Este hecho no fue tomado de buena manera por el oficial, ya que según dijo el quejoso, se puso agresivo.

Joven se sintió identificado con José Eduardo

El joven dijo que nunca había sentido tanto miedo en su vida.

El joven asegura que comenzó a sentir miedo debido a que tiene muy presente el caso de José Eduardo Ravelo.

Influenciado por el temor que sentía con respecto a la presencia policiaca de Yucatán, el joven decidió sacar su celular y comenzar a ‘grabar y documentar’ lo que estaba sucediendo.

En un intercambio de palabras, el joven pedía a los oficiales identificarse, mientras que los uniformados solicitaron al joven que se identificara y como no llegaban a un acuerdo, el joven decidió ignorar la presencia policiaca y continuó su camino hasta su casa, sin embargo, las cosas estaban por salirse de control.

La policía presuntamente los intimidó.

El afectado hizo una llamada a su novio para indicarle lo que le acababa de suceder cuando los uniformados lo interceptaron de nueva cuenta, pero acompañados de refuerzos.

‘Regresó la patrulla, ahora acompañada por otras dos unidades (todas de la policía Estatal, tipo Pick-Up como las que se llevaron a José Eduardo) y me rodearon’.

El joven describe que salieron dos agentes e intentaron arrestarlo sin dar mayores detalles, al mismo tiempo que intentaron arrebatarle el teléfono celular entre dos de los uniformados, cuestionando con quien estaba llamando.

El miedo comenzó a apoderarse de este muchacho y puso en altavoz el celular para que su novio pudiera escuchar lo que sucedía, hasta que finalmente los uniformados lo ‘tumbaron al piso’ y lo sometieron.

El pánico hizo que este joven gritaba para pedir ayuda y los uniformados le cuestionaron porque se resistía al arresto. El joven respondió que ‘sabía lo que ellos hacían y que conocía el caso de José Eduardo’, a lo que los uniformados presuntamente respondieron ‘si ya sabía lo que me iba a pasar porqué me resistía’.

El joven comparó su detención con el caso de José Eduardo Ravelo.

El miedo se agudizó más cuando a uno de los uniformados que estaba encapuchado le dijo que ‘seguramente había sido alguien como él quien torturó a José Eduardo’ y contestó que sí y que ‘lo mismo’ le iba a pasar a él.

Al ver que la detención era inevitable y tenía la cabeza entre las botas de uno de los oficiales con dificultad para respirar, el joven decidió cooperar para ponerse de pie.

Finalmente el joven fue esposado en la parte trasera de la camioneta, cuando un grupo de vecinos salió en su defensa y cuestionaron a los uniformados porque se lo llevaban detenido, a lo que los uniformados presuntamente señalaron que había sido denunciado por orinar en la vía pública.

En un descuido de los oficiales, el joven logró comunicarse con familiares que viven en Yucatán.

El joven dijo sentirse temeroso de que le pudiera pasar lo peor, ya que entregó todas sus pertenencias a los oficiales, lo que consideró que podría poner en riesgo aún más su vida.

Asegura que rumbo a la cárcel, los policías presuntamente lo intimidaron, incluso llegó a pensar que moriría, ya que en repetidas ocasiones se detenían en lugares completamente oscuros y abandonados.

Finalmente el joven fue llevado al edificio de la SSP, donde fue encarcelado con cargos.

Joven denuncia calvario en la cárcel

Lamentablemente su calvario no terminó ahí, ya que estando detenido supuestamente fue obligado a desnudarse, hacer sentadillas, lo ficharon, le tomaron foto y sus huellas para finalmente realizar cuestionamientos personales.

Gracias a la llamada que hizo a sus familiares, lograron contactar con una abogada que promovió un amparo para obtener su libertad.

Tras esta mala experiencia el joven recalcó que terminó adolorido del cuello, las muñecas, la espalda, la rodilla y con el estómago ‘hecho añicos’, sin embargo agradeció esta vivó y de nueva cuenta comparó su experiencia con el caso de José Eduardo.

Cabe mencionar que el joven dijo que nunca había sentido temer por su vida, aún cuando había vivido en la CDMX, donde ha sido víctima de un asalto a mano armada en Tepito.

La denuncia de este joven se suma a la reciente detención de unos empresarios tabasqueños, quienes manifestaron haber sido víctimas de un abuso de autoridad a manos de la SSP.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

¡Síguenos en Google NewsFacebook y Twitter para mantenerte informado con las noticias de hoy!

Temas