Secciones
Yucatán

Innovar para exportar

por La Verdad

Creatividad en tiempos de cólera

Aarón Rosado Castillo/Diario La Verdad La innovación rompe paradigmas y en medio de la contingencia nacional por los sismos ocurridos en México el pasado 7 y 19 de septiembre, los mexicanos y hermanos  de diferentes países, están rompiéndolos, derribando fronteras y prejuicios para levantar las bases de la solidaridad y creatividad, creatividad que sin duda derivará en innovación para reconstruir el país. En este contexto,  lo que vivimos es una gran lección para todos los sectores, para medir nuestra capacidad de reacción y de avanzar a partir de esta crisis. Los  mexicanos hemos probado que tenemos resiliencia en diferentes situaciones y es momento de fortalecer esa cualidad. Como diría el escritor Juan Villoro, México es el país  “donde la tierra se abre y la gente se junta”. Es momento de abrir también paso a la innovación, el 19 de septiembre 1985 fue una lección para iniciar una cultura de protección civil y repensar la manera en que se construyen los edificios, ¿qué nos pasó en el camino? Ahora de nuevo en medio de la tragedia, se presenta el reto de volver hacer habitable los sitios afectados,  de plantear innovaciones en materia estructuras,  servicios públicos, telecomunicaciones y tecnologías de información eficiente para  fomentar la prevención, atención, organización y reacción proactiva de la sociedad e  innovación en los sectores públicos para hacer frente a la necesidad y garantizar la trasparencia y eficiencia en la ayuda. Sin duda recuperar la cotidianidad no será pronto y en el marco de ese desafío es donde pueden emerger las oportunidades de crear, porque estamos descubriendo competencias que de otra manera no hubiéramos descubierto. El terremoto rompió paredes, calles, puentes y edificios, pero sobre todo paradigmas,  los Millenials después de ser tan cuestionados, ahora son celebrados porque tuvieron una capacidad de reacción, solidaridad y organización en tiempo real gracias a la tecnología; se rompió la brecha entre generaciones, clases sociales y todos sumamos; se rompieron los límites geográficos y desde países lejanos y diferentes estados de la república se envía ayuda,  se rompió la apatía y se teje la colaboración. Los mexicanos tenemos una gran  capacidad para la creatividad para la generación de ideas, de conceptos y ahora más que nunca hay que enfocarla hacia productos, servicios y bienes que tengan como objetivo final el mejor uso de los recursos para apoyar a los que lo necesita. No habrá dinero suficiente para devolver lo que se perdió, pero si la creatividad suficiente para construir un nuevo México.

Comentarios

Te puede interesar