Secciones
Inhabilitan notarías de Yucatán por trampas
Yucatán

Inhabilitan notarías de Yucatán por trampas

Los encargados de dar a conocer las remociones fueron la Secretaria General de Gobierno, María Fritz Sierra y el consejero Jurídico, Mauricio Tappan Silveira. 

por LaVerdad

Inhabilitan notarías de Yucatán por trampas

Inhabilitan notarías de Yucatán por trampas

Debido a violaciones cometidas en la tramitología y en base a la Ley estatal del Notariado, el Gobierno del Estado de Yucatán suspendió de manera temporal de sus funciones a 2 notarios públicos y removió definitivamente de sus cargos a 19 escribanos públicos de diferentes municipios de Yucatán.

Los encargados de dar a conocer las remociones fueron la Secretaria General de Gobierno, María Fritz Sierra y el consejero Jurídico, Mauricio Tappan Silveira, quienes estuvieron acompañados por el presidente del Consejo de Notarios del Estado, Gonzalo Irabién Arcovedo.

Los funcionarios afirmaron que esta medida es parte del compromiso del Gobernador Mauricio Vila Dosal de encabezar una administración eficiente, transparente, respetuosa de la Ley, pero sobre todo, enemiga de la corrupción y la impunidad.

Por ello aunque no se mencionó por parte de los funcionarios estatales, trascendió que los federatarios sancionados habrían incurrido en prácticas indebidas a la hora de ejercer sus funciones, razón por la que al menos a los escribanos les habría sido retirado definitivamente su nombramiento, mientras que a los dos notarios, se les inhabilitó por seis meses para seguir ejerciendo sus funciones. Ambas disposiciones están sustentadas en los artículos 126 y 148 III inciso h) de la citada ley.

Los Notarios Públicos suspendidos son Carlos Tomás Goff Rodríguez, titular de la Notaría número 97 y Mario Enrique Montejo Pérez, de la número 74.

Desde hace dos años, en Yucatán repuntó el delito de despojo de bienes inmuebles; tras darse a conocer denuncias de varios afectados, sobre la existencia de una red de servidores públicos, funcionarios bancarios y fedatarios que tendría por lo menos diez años de operar en actividades irregulares, para quitar a los yucatecos, terrenos y viviendas dejando en la indefensión jurídica sus bienes patrimoniales.

Aunque los nombres de los notarios y escribanos sancionados  ahora, no corresponden a los que insistentemente se han señalado en las denuncias legales e informales, los afectados con el posible delito de despojo de bienes inmuebles vislumbraron a partir de los nuevos hechos una esperanza en los casos denunciados.

“Si el combate a la corrupción en el actual gobierno estatal va en serio y revisan las practicas no solo de notarios, escribanos, jueces, agentes ministeriales, sino también de trabajadores de la fiscalía y de personas organizadas para comprar y vender propiedades producto del despojo, entonces estaremos en vías de ir resolviendo el cúmulo de demandas en este rubro”, opinó uno de los afectados.

Recientemente fue destapado el caso de una mujer de la tercera edad que habría sido víctima de despojo, cuya muerte se aceleró debido a las presiones que recibió para desalojar su vivienda.

Bajo el la carpeta de investigación 628/2018, a través del despacho Matú Molina y Asociados fueron señalados Orlando Alberto Paredes Lara (notario), Jorge Francisco Frisco Pérez Matos (prestamista) e Iván Escamilla (comprador), entre otros sujetos como los posibles responsables en el delito de despojo cometido contra la señora  María Santos Ake Chán (qepd).

Pero este no es el único caso a través de las páginas del diario La Verdad se han documentado otros, en los que la mala actuación de los notarios ha sido el principal factor para dar paso a las irregularidades.

Hacia finales de la legislatura XLI de Yucatán se aprobaron diversas reformas a la Ley del Notariado y entre las más relevantes destaca

El que los notarios y escribanos deberán informar semestralmente al Consejo de Notarios Estatal sobre el índice cronológico de los actos notariales y escrituras públicas que otorgue por cada libro del protocolo.

Otro punto destacado es que los aspirantes al examen para notario público tendrán que acreditar un curso de ética y práctica notarial.

También fueron establecidos varios candados para evitar que los notarios “sean sorprendidos” en su buena fe con personas que suplantan identidad o falsean información con el claro propósito de obtener un beneficio o bien.

Tappan Silveira señaló que la aplicación de estas medidas tiene la finalidad de otorgar seguridad patrimonial a los ciudadanos, al evitarse fallas y omisiones que pudiesen perjudicarlos.

El funcionario remarcó que el Gobierno del Estado, en conjunto con el Consejo de Notarios, verificará que todos los fedatarios suspendidos no continúen realizando sus funciones, así como también se mantendrán vigilantes y pendientes del cumplimiento de la ley, con el firme compromiso del combate a la impunidad.

La figura de los Notarios y Escribanos Públicos es importante para la sociedad y el estado de Derecho, por lo que el Gobierno del Estado no puede permitir que la violación a la ley de algunos manche la labor y la imagen de los fedatarios en Yucatán, a quienes reconocemos su prestigiada labor, enfatizó.

Por ello, en conjunto con el Consejo de Notarios, el Gobierno del Estado de Yucatán creará nuevos mecanismos y procesos para evitar faltas y fallas en el ejercicio de su encomienda. También, se les brindarán herramientas, tanto a Notarios como a Escribanos, para que puedan cumplir mejor sus funciones.

María Fritz Sierra señaló por su parte que la actual administración estatal tiene el firme compromiso de hacer cumplir la Ley y de proteger a todos los yucatecos, acción que se mantendrá de manera firme y constante.

Temas

Comentarios