Secciones
Implam no piensa en la limpieza del manto acuífero
Yucatán

Implan no piensa en la limpieza del manto acuífero

Sólo el 2.6 por ciento de las aguas residuales de la ciudad recibe tratamiento, y el 99 por ciento de la basura no se recicla; se tira y es lo que contamina.

por LaVerdad

Implam no piensa en la limpieza del manto acuífero

Implam no piensa en la limpieza del manto acuífero

“De no tomarse las medidas necesarias para limpiar el manto acuífero de Mérida, en cinco años habrá grandes problemas sanitario que traerán enfermedades como el cólera y enfermedades gastrointestinales”, indico Humberto Reyes, integrante de la agrupación Estamos Hartos A. C.,

La asociación se reunió con el titular del Instituto Municipal de planeación de Mérida, Edgardo Bolio Arceo, para tratar temas importantes del manto acuífero de la ciudad, después de dicha reunión los integrantes de la agrupación, externaron su preocupación al darse que entre los planes a desarrollar en el medio ambiente de la actual administración municipal no se encuentra ningún punto donde se hable del tema de fecalización del manto freático, ni del adecuado manejo de líquidos del basurero municipal, que pueden llegar a ser venenosos.

“El Instituto Municipal está más preocupado por otros asuntos que no tienen tanto interés como son los charcos superficiales que vemos a simple vista, que por los temas de lo que no vemos y que es lo verdaderamente preocupante, “el agua podrida”; tampoco hay proyectos de educación ambiental para la población, que es la que primeramente se tiene que alinear para que no se contamine más,  sólo hay un sistema de recolección de agua pluvial para evitar encharcamientos, cosa que es superflua, pues la contaminación sigue al orden del día, por lo que es necesario contar con presupuesto autorizado por el congreso del estado para solucionar el problema y prevenir para los próximos 12 a 15 años”.

Integrantes de Asociación estamos hartos.

Con ese presupuesto se podría adquirir biodigestores, adquirir plantas de tratamientos de aguas residuales, humedales artificiales, sumideros clandestinos y pozos inactivos destinados a basureros, y posteriormente en una siguiente etapa poner en marcha la tecnificación de fosas sépticas y biodigestores.

“Se sabe que hay cien mil fosas sépticas, ¿pero en qué estado están?, no sabemos si son técnicamente correctas o solo son agujeros para desechos, porque si es así no son adecuadas, por lo que se necesita tener la información de todo el estado y principalmente de los fraccionamientos nuevos para saber  si tienen y son funcionales, y de no ser así orientarlos para evitar más contaminación”.

Temas

Comentarios