Secciones
Yucatán

Historias de Yucatán: 'El llanto de una mujer que camina'

por La Verdad

Este relato lo hace el Sr. Magdaleno Caamal de la siguiente manera:

“Era una noche de tormenta. Viajaba por el municipio de Hopelchén. Estaba cercana la media noche, y estábamos acampados en un cruce de caminos que llevaba a un lugar llamado Xbacalché. Después de soportar el viento y la tormenta, la noche se aclara y la luna llena luce en todo su esplendor.”

Dicen los lugareños que precisamente en las noches de luna llena se observa lo que don Magdaleno relata.

“Se escucha que una mujer grita y llora como si la estuvieran estropeando, que se escucha el lamento desde lejos y se nota que se va acercando, haciéndose cada vez más fuerte. Se escuchan los gritos y golpes que recibe la mujer, que a cada momento suplica que la dejen en paz, que no la golpeen. Lo pide en lengua maya.”

“Dicen que cuando esto se acerca más y más, uno se desespera y los pelos se erizan en todo el cuerpo, que cuando parece que va a llegar junto a uno, cesan de golpe el llanto y los gritos. Todo queda en silencio.”

“Impresionado por lo que acababa de ocurrir, estaba pensando qué sería eso, cuando a escasos metros de donde estaba, comenzó nuevamente el llanto, los gritos y lamentos de la mujer que se va alejando hasta perderse en la distancia.”

“Después le conversé a una persona del rumbo lo que me había sucedido y me dijo que eso le había pasado a otras personas en noches de luna llena, y que cuando eso pasaba, era que estaba anunciando algo.”

“A los pocos días, en ese mismo lugar, hubo dos accidentes: a uno se le disparó accidentalmente su carabina, hiriéndose, y otro se cortó con un hacha en un pie.”

“De esto hace quince años y, según dicen, aquel viajero que pasa por el crucero de Xbalcaché en noche de luna llena, escucha el llanto que camina.”

RELATOS DE MI PUEBLO de Efraín M. Pacheco García

Comentarios

Te puede interesar