Secciones
Yucatán

Grave contaminación de cenotes en Yucatán

por La Verdad

El fecalismo al aire libre, lixiviados y aguas negras podrían acabar con el llamado turismo subterráneo

Ylmar Pacheco/Diario La Verdad  MÉRIDA, Yucatán.- El secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Eduardo  Batllori Sampedro, señaló que es grave la contaminación de los cenotes y advirtió que el turismo subterráneo está en peligro por el alto grado de contaminación que hay en algunos cuerpos de agua.

Incluso, dijo, si estuviera en sus manos ya hubiera cerrado varios cenotes.

Comentó que una de las principales causas de la contaminación se debe  a que en la reserva hidrológica hay más de 50 granjas porcícolas y se ha trabajado con 22 para colocarles sus biodigestores, pero aún falta mucho por hacer.Sin embargo, explicó que el programa de ordenamiento ecológico decretado en 2007 en la administración del ex gobernador Patricio Patrón Laviada no establece la prohibición de esta actividad.Agregó que no hay ningún programa de Desarrollo Urbano que diga que es incompatible la actividad porcícola en la zona, sin embargo, a los responsables de la granja porcícola Kekén, que se ha instalado en Homún, se le ha pedido que no sólo ponga su biodigestor, sino que también instale su planta de aguas residuales para que no sean vertidas al subsuelo.El problema que se presenta es la falta de instalación de la planta de tratamiento y el sistema de monitoreo permanente para detectar el momento de que están actuando mal, sentenció.Otro grave problema es que los cenotes tienen concentración de fecalismo debido a que hay poblados muy cercanos y por la falta de sumideros, las aguas  domésticas residuales llegan directo y contaminan el subsuelo.Batllori recalcó que hay que tener muy claro que ya existe una contaminación de cenotes por agroquímicos.Recomendó a los habitantes de los poblados cercanos a los cenotes y que se dedican a trabajar en actividades turísticas, que revisen sus sumideros y fosas sépticas o las formas en que realizan sus necesidades físicas.El tercer problema es la basura o los basureros municipales que son tiraderos a cielo abierto, ya que los lixiviados contaminan directamente el subsuelo.

Comentarios