Yucatán

Fallas y gastos justifican 'tapar' paso deprimido de Mérida

Fallas y gastos justifican 'tapar' paso deprimido de Mérida

El paso deprimido de Mérida ha absorbido 80 millones de pesos solo en reparaciones de daños estructurales

Por La Verdad

16/12/2020 12:37

Los cincuenta millones de pesos que costó la construcción del paso deprimido, y los supuestos beneficios que traería a la circulación vehicular y a la ciudadanía de Mérida han quedado rebasados con las fallas, los cierres y las inversiones que han tenido que realizar para reparar los daños estructurales en apenas  nueve años de funcionamiento.

En portada: El distribuidor vial es objeto de análisis para que el ayuntamiento proceda a su cierre o a su rescate

La controversial obra que se ubica en la confluencia de la ampliación de la avenida Paseo de Montejo y Circuito Colonias, ha provocado problemas desde su origen.

El distribuidor vial conocido como paso deprimido no solo ocasionó una de las más repudiadas intervenciones urbanas en la Mérida tradicional, fue también de acuerdo con  Gonzalo Navarrete Muñoz, una violación a las leyes, ya que la zona donde se construyó estaba protegida  por el Decreto de  Zonas Patrimoniales del Municipio de Mérida y del Decreto Federal que instruye al Instituto Nacional de  Bellas Artes a defender la zona como patrimonio moderno.

Desde su construcción el cronista advertía “que el paso subterráneo se hizo con una peligrosa cercanía al manto freático, lo que producirá, en épocas de lluvia o de mareas altas, inundaciones”.

80 mdp solo en reparaciones

A la inversión de 50 millones en su construcción en el año 2011, el ayuntamiento de Mérida ha tenido que invertir 80 millones de pesos más en diferentes momentos de los 9 años que lleva funcionando para pagar las diversas reparaciones que han ocasionado “la mala planeación de la obra”.

Al respecto, el director de Obras Públicas Municipales, David Loría Magdub, recalcó la cantidad de recursos financieros que se han empleado en las reparaciones del distribuidor vial, desde su inauguración en agosto de 2012 hasta ahora.

En esta última inundación en el Paso deprimido, las autoridades han dejado que la naturaleza haga su trabajo dejando que el secado del agua se haga por evaporación

Precisó que en su conjunto, esa obra ha significado una inversión de 79.4 millones de pesos para el Ayuntamiento, incluido el mantenimiento y las sucesivas reparaciones que han sido necesarias para mantenerla abierta al tránsito vehicular.

En todo momento hemos privilegiado la seguridad de los conductores que transitan en esa zona, lo que nos ha llevado a constantes cierres por reparación.

Una obra construida de manera adecuada tiene una vida útil de 15 a 20 años sin presentar afectaciones, lo que no ha ocurrido con el paso deprimido.

Las reparaciones en 9 años han costado más que la inversión en la construcción de la obra

Desde su construcción a la fecha ha sido cerrado en 6 diferentes ocasiones, cinco de las cuales han sido por inundaciones, pero definitivamente los dos cierres de este año, han sido los más desastrosos, los que más molestias y gastos han generado.

Tan solo estos dos últimos cierres significan 131 días de inoperancia del paso deprimido; 61 días a causa de las inundaciones por las tormentas Amanda y Cristóbal y 70 hasta ahora desde los eventos climatológicos siguientes: Gamma, Delta y en los que se incluyen las inundaciones por el huracán Zeta.

Buscan solución especialistas

Desde el cierre del 1 de junio por las inundaciones causadas por los meteoros  Amanda y Cristóbal, ciudadanos, ingenieros, agrupaciones civiles  se pronunciaron por el cierre definitivo de la obra, es decir la cancelación y relleno del túnel y el rescate de vías superficiales.

Dichas voces se han recrudecido en las últimas semanas con la petición de cancelar en forma definitiva el paso deprimido y no seguir ejerciendo más recursos públicos para una reparación que podría quedar inservible en la siguiente lluvia.

Debido al cierre de carriles en el túnel, los laterales registran embotellamientos todos los días

Sin embargo las autoridades municipales buscan una solución consensada y por eso este 15 de diciembre, fueron convocados por el alcalde de Mérida Renán Barrera, especialistas en la materia para que elaboren propuestas cuantificables “para tomar la mejor decisión”.

Hemos pedido a los especialistas y al Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán que trabajen en propuestas que nos en escenarios claros en cuanto a costos, efectividad y tiempos de reparación porque estamos conscientes de que no podemos atrasar más esta resolución, señaló el alcalde de Mérida.

La ciudadanía no debe seguir pagando los costos de una obra que desde su inicio presentó tantos problemas y en la que se invirtieron recursos que son de los meridanos, agregó.

En la reunión participaron Miguel Ángel García Domínguez, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán; Mario Gómez Mejía, integrante de ese colegio y presidente de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural de Yucatán; Rafael Jesús Chaires Cuevas, director operativo de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del Estado.

Mira las noticias de Yucatán dando click aquí

También Alfredo Várguez Pérez y Antonio Díaz Ceballos, vicepresidente y tesorero, respectivamente, del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán; además de funcionarios municipales.

El récord histórico de precipitación pluvial que se tenía era de 1,418 milímetros anuales en 2013 y hasta octubre de este 2020 ya se habían registrado 1,474 mm.

Actualmente el nivel del agua en la parte más honda rebasa el metro de profundo

El 48% de ese volumen de agua se registró durante las tormentas tropicales “Amanda” y “Cristóbal”, cuando se rebasó la capacidad del sistema de captación del paso deprimido, lo que posteriormente empeoró con “Gamma” y “Delta” y que mantienen cerrado el distribuidor vial, situación que continuará así en tanto se tome la decisión final a este problema.

Sin fecha

Aunque no se fijó una fecha, en esta primera reunión de acuerdos para la solución se planteó que para el primer trimestre de 2021 podría tener ya una resolución.

Pero todo apunta a que no se seguirá poniendo más “dinero bueno al malo” o lo que es igual, a ya no seguir echando el dinero en un barril sin fondo.

Actualmente el paso deprimido está cerrado a la circulación y el nivel del agua baja  pero muy lentamente por sistema natural de escurrimientos. A simple vista en el área más profunda el nivel de agua que aún tiene podría alcanzar un metro de hondo.

Te puede interesar: Ingenierios de Yucatán también piden desaparecer el paso deprimido

En ambos extremos hay vigilancia policiaca para impedir un eventual ingreso de personas pues ha sido la misma Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la que ha confirmado los diversos daños en la superficie de rodamiento ocasionados por la supresión que genera el nivel actual del manto freático, misma que fracturara hasta un 50% de la superficie de concreto hidráulico existente en las zonas de rampas, por lo que la SSP determinó que no se puede abrir a la circulación, aún si estuviera seco.

¿Sabes cuándo podrás vacunarte contra el COVID-19? Síguenos en Google News y mantente informado.