Secciones
En Yucatán, ofrecen acabar con la corrupción en la adjudicación de obras
Yucatán

En Yucatán, ofrecen acabar con la corrupción en la adjudicación de obras

Javier Jiménez Espriú, del equipo de Andrés Manuel López Obrador, anticipa cero tolerancia en caso de ganar la Presidencia de la República

por LaVerdad

En Yucatán, ofrecen acabar con la corrupción en la adjudicación de obras

En Yucatán, ofrecen acabar con la corrupción en la adjudicación de obras

Javier Jiménez Espriú, quien sería titular de la Secretaría Comunicaciones y Transportes (SCT) si gana Andrés Manuel López Obrador la elección del 1 de julio, habló del fin de los “moches” en la adjudicación de las obras a su llegada a la capital yucateca, donde se reunió con empresarios.

En la que podría calificarse como una “campaña de control de daños”, ya que mientras AMLO se ha ido en contra de algunos empresarios del país acusándolos de participar en la “guerra sucia” en su contra, Jiménez Espriú insistió en convocar a los empresarios mexicanos para que participen, bajo nuevas reglas de un juego libre de corrupción e ineficacia, en la construcción de la infraestructura para el desarrollo y la conectividad a la banda ancha de todos los mexicanos, lo cual, dijo, no estará a discusión, dado que se trata de uno de los derechos universales.

Al hacer una comparación con una cancha de fútbol, dijo que si antes a los jugadores les dijeron que había “un espacio sin fueras de lugar, sin tarjetas amarillas y rojas y con un árbitro con el que se pudiera negociar”, eso se acabó, a partir del posible triunfo del tabasqueño, y de que se establezca un nuevo gobierno, en la construcción de la obra pública se aplicará cero tolerancia a la corrupción en las adjudicaciones y los concursos, “con una cancha de 50 metros de ancho por 100 de largo, hay tarjetas amarillas, rojas, habrá expulsiones de quienes se pongan de acuerdo, se irán a donde tengan que irse y no podrán ser parte del catálogo de proveedores del gobierno”, dijo.

Mencionó que como no son magos requieren la ayuda de todos los demás y en especial de los integrantes de las diferentes Cámaras empresariales y él así se los ha hecho saber.

“Sabemos que los puertos en México están manejados por concesiones o a través de las APIs, y en ellos estamos proponiendo una revisión de las regiones; en el caso del proyecto de profundización del Puerto, dijo que este debe favorecer el cabotaje. Tenemos el proyecto de analizar 25 puertos, ya que le hemos dado la espalda al mar, contamos con más de 11 mil kilómetros de litoral y hemos hecho caso omiso de las enormes capacidades que tenemos, en estos recursos marinos”, señaló Jiménez Espriú.

“Sabemos que antes teníamos flota naval, astilleros, cabotaje, y se ha desintegrado la industria marítima, se han olvidado las posibilidades enormes que significa el mar. Sabemos que los puertos se manejan con una enorme participación de la iniciativa privada, por lo que vamos a definir la vocación de los puertos y así saber cuál es la real vocación de Puerto Progreso y cómo vamos a desarrollarlo porque puede ser un puerto importante de cabotaje”, advirtió.

Además, entre los proyectos de mayor importancia, es el de desarrollo del Istmo de Tehuantepec, modernizando el tren de Coatzacoalcos para hacer un paso del Pacifico al Atlántico y viceversa, que potencialice el desarrollo de la región de centros urbanos que permitan que los bienes que vengan de cualquier lado y de los productos de la región como silvícolas, ganaderos, agrícolas, sean aprovechados en forma sustentable.

Señaló que se pretende la reconfiguración de las dos refinerías, la de Coatzacoalcos y Salinas Cruz, en tanto que para la Península de Yucatán, está ideada la construcción de una vía férrea y un tren turístico y panorámico, que iría desde Cancún hasta Palenque, Chiapas, para el desarrollo de la zona Maya.

A Cancún llegan millones de turistas cada año mientras que a Calakmul, llegan solo 40 mil, así que ahí tenemos una oportunidad en el aspecto turístico y con este tren podemos conseguir mayor afluencia a Calakmul.

Dijo que ya tienen un diagnóstico de que cómo están las cosas, y en este sentido calificó como “muy lamentables” las condiciones de la infraestructura para el desarrollo del país.

Por ejemplo, una red carretera de 50 mil kilómetros, de las cuales la mitad está bien, una cuarta parte está regular y el resto está mal.

Socialmente hablando, dijo, tenemos entre 350 y 400 cabeceras municipales que no tienen comunicación carretera pavimentada y este va a ser uno de los programas específicos con la tecnología adecuada y con caminos de obra para que la gente de las localidades hagan sus caminos y con ello vamos a comunicar todas las cabeceras municipales.

Ustedes saben que el transporte de ferrocarril ya está casi acabado, así que vamos a definir una red y algunos tramos que son social y económicamente rentables.

“No vamos a tener todos los recursos suficientes para todo lo que se requiera, pero estamos convencidos que si el gobierno aumenta sus recursos para la infraestructura y se establece la confianza con el sector privado, éste va a responder para que participe en la construcción de la infraestructura”, señaló el entrevistado, quien dijo que: “Pensamos que por cada peso que el gobierno invertirá, el sector privado invertirá 20 pesos más, vamos a estimular la participación del sector privado con capital semilla”.

Temas

Comentarios

Te puede interesar