Secciones
En Yucatán más de cinco mil predios turísticos evaden impuestos
Yucatán

En Yucatán más de cinco mil predios turísticos evaden impuestos

Calculan que más de cinco mil predios no pagan impuestos, ni proporcionan seguridad a quienes los contactan por internet; casas veraniegas por miles en Facebook

por LaVerdad

En Yucatán más de cinco mil predios turísticos evaden impuestos

En Yucatán más de cinco mil predios turísticos evaden impuestos

A partir del próximo 1 de julio los cuartos de hospedaje que se promueven en plataformas digitales en Yucatán, como Airbnb, pagarán el 3 por ciento del impuesto al hospedaje según lo acordado con las autoridades y el sector hotelero, declaró el presidente del Consejo Empresarial Turístico (Cetur), Jaime Solís González. Sin embargo, se estima que son más de 10 mil los predios, sumados a rentas de casas habitación en el estado y locales comerciales que operan de manera irregular, ya que tan solo en la costa yucateca se ofertan a través de internet más de cuatro mil propiedades.

Ante la inminente época vacacional, en la web se pueden obtener precios de renta por día, semana o mes, de casas con alberca o predios que tienen disponibilidad incluso de un cuarto sencillo donde pasar una noche sin lujos ni comodidades.

El empresario hotelero dijo que la plataforma digital deberá ofrecer información de los lugares a donde llegan sus clientes, además de acatar las medidas de seguridad en esos espacios.

Explicó que quienes absorberán este 3% serán los usuarios de esta plataforma digital y no los socios comerciales, que en muchos casos son los propietarios de las casas donde se ofrece el servicio.

El porcentaje que pagarán las plataformas tecnológicas es un tema que tiene que ver con la competitividad para los hoteleros, ya que ese dinero se destina a la promoción del destino como polo turístico.  

Asimismo destacó que solicitarán a las plataformas información que es indispensable para la publicidad del sitio, y para conocer más sobre los usuarios de este tipo de promoción electrónica, como el grupo por edades y sexo que buscan hospedaje en línea. 

“Esta información será de gran utilidad para realizar acciones de promoción en materia turística”, dijo.

Además, agregó que es importante que las personas se comprometan para que en sus espacios se cumplan los requisitos de responsabilidad civil, a fin de evitar accidentes que puedan afectar a los turistas.

Se estima que en Yucatán, los destinos de playa como Progreso, Uaymitún, la zona del Centro Histórico de Mérida, Valladolid y las zonas arqueológicas es en donde hay más presencia de habitaciones allegadas a esta plataforma digital.

Los representantes  del comercio legalmente establecido como Michel Salum Francis, presidente de la Canaco-Servytur; Jorge Escalante Bolio, ex presidente de Cetur, y Héctor Navarrete Medina, actual dirigente de la Asociación Mexicana de Hoteles de Yucatán (AHMY), coincidieron en establecer que Yucatán debe contar con una reglamentación detallada para regular el ejercicio de este sistema que se realiza desde plataformas cibernéticas.

Mencionaron que otras grandes ciudades ya cuentan con una ley y normatividad para cubrir las condiciones que establece la renta de habitaciones, casas o centros de hospedaje para turistas.

En México ya hay una ley al respecto, pero es preciso adecuarla a las condiciones de Yucatán, por determinadas particularidades, ya que es un servicio que se ofrece y debe de estar debidamente reglamentado, agregó Solís.

Anticipó que Airbnb es una plataforma desde donde se realizan reservaciones tanto para habitaciones, como casas y hasta departamentos completos por días, pero no están reguladas o supervisadas.

Es importante, dijo, que el sector turístico opine sobre los mecanismos y tareas que se deberán presentar en una propuesta legislativa para establecer criterios en los registros, mecanismos de permisos y aportaciones que deberán realizar los prestadores de servicios en aportación al fisco y contar con un registro estatal y municipal.

Dejó en claro que este tipo de departamentos puedan tener registros sanitarios, aspectos de seguridad y estar dados de alta en hacienda para registren sus entradas y salidas de huéspedes.

A diferencia de otros años, la ocupación hotelera en Mérida tuvo una caída del 6% durante la pasada temporada alta de julio y agosto, reveló Héctor Navarrete Medina, a raíz de los servicios que presta la aplicación Airbnb. Lo anterior, al hacer un balance sobre los resultados obtenidos durante el periodo vacacional de verano, donde los números no fueron tan positivos para la ciudad de Mérida, caso contrario a lo que mostraron Valladolid e Izamal, municipios donde hubo un crecimiento.

Según los datos expuestos, durante el mes de julio el estado de Yucatán tuvo una ocupación hotelera del 61.40 %. En el caso de Mérida, se registró un 65.97 %, y el interior del estado, 48.67 %; comparado con el mismo mes de 2016,  se tuvo un retroceso de 2.72 % a nivel estatal.

En el caso de Mérida los números cayeron cerca del 6%, mientras que el interior obtuvo un aumento de 6.37 %.

Aseguró que este panorama es producto de la llegada de la plataforma tecnológica Airbnb a la ciudad, la cual, dijo, les está robando el mercado al ofrecer casas a bajos precios. Hasta el momento, dijo, existen 900 inmuebles registrados, pero son muchísimos más los que no están y siguen ofreciendo el servicio de manera ilegal.

Agregó que su postura es regularizar el servicio de esa plataforma a fin de cobrar el 3 % de impuesto al hospedaje, ya que ese dinero se destina a la promoción del destino, tal y como ocurre con los hoteles, ya que el no hacerlo afecta directamente a empresas establecidas y a la promoción de la entidad.

Héctor Navarrete reconoció que hubo un decremento de cuatro puntos porcentuales en la ocupación hotelera, situación que no es por falta de huéspedes, sino por la construcción de más hoteles en el último año, y se espera que aumente hasta el 2020.

Respecto a la situación con Airbnb, Navarrete Medina recordó haber encabezado una negociación para hacer efectivo el cobro del 3% sobre hospedaje, el cual está en proceso de volverse ley, lo que representaría cerca de 10 millones de pesos durante este 2018.

El año pasado, los hoteleros recaudaron 44 millones de pesos como parte del fideicomiso de hospedaje. Esta iniciativa ayudará a tener números reales de lo que la empresa tecnológica maneja y cuál es su capacidad en la entidad.

Temas

Comentarios

Te puede interesar