Secciones
En Mérida se sigue ejerciendo el comercio sexual en plena contingencia
Yucatán

En Mérida se sigue ejerciendo el comercio sexual en plena contingencia

La prostitución ha disminuido en la capital de Yucatán, pero aún se práctica pese a la contingencia contra el Covid-19.

por LaVerdad

En Mérida se sigue ejerciendo el comercio sexual en plena contingencia

En Mérida se sigue ejerciendo el comercio sexual en plena contingencia

Yucatán está en plena Fase 3 de la contingencia contra el coronavirus la cual sigue afectado el ánimo, la salud y sobre todo el bolsillo de sus pobladores, pues prácticamente se han detenido la mayoría de las actividades productivas.

Sin embargo, en Mérida existen personas que continúan ejerciendo el denominado “oficio más antiguo de la humanidad”, aunque para ello deben ingeniárselas para realizarlo a escondidas.

En Mérida se sigue ejerciendo el comercio sexual en plena contingencia
La prostitución en Mérida sí ha disminuído considerablemente, pero sigue siendo practicando, aunque ahora de manera doblemente furtiva.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

Ema, quien antes de la contingencia aceptó platicar con La Verdad Noticias sobre su propia experiencia como sexoservidora y el desprecio que su propia familia le manifestara al enterarse de su oficio, nuevamente concedió algunos datos de cómo se desarrolla el la era del Covid-19 el comercio sexual.

Señaló que ella como varias mujeres más no se pueden dar el lujo de quedarse escondidas en sus casas, porque tienen que comer, pagar sus servicios y por ello siguen trabajando pese a que estamos en Fase 3 de la pandemia por el coronavirus.

El oficio ahora es el doble de riesgoso

Dijo que en el centro de Mérida aún laboran varias sexoservidoras laborando, aunque para ello deben hacerlo a escondidas, ofreciendo sus servicios a los pocos  meridanos que aún recorren algunas calles de la zona de los mercados.

Comentó que una de sus compañeras la invitó a unirse a un grupo que encontraron refugio en un estacionamiento ubicado en la calle 69 entre 52 y 54, muy cerca del mercado San Benito, donde pudieron trabajar varios días, hasta que alguien le fue con el chisme a la policía.

En Mérida se sigue ejerciendo el comercio sexual en plena contingencia
Las sexoservidoras estuvieron laborando en un estacionamiento cercano al mercado San Benito, pero al parecer la policía ya las descubrió y ya no se presentan.

Reconoció que ahora corren mayor riesgo porque las autoridades se han puesto más duras contra quienes andan en las calles, además de que siempre está la posibilidad de intimar con alguien que esté contagiado de coronavirus., pero la necesidad las obliga a seguir.

DIjo que en el estacionamiento pudieron encontrar clientes, teniendo el cuidado de ocultarse cuando alguna patrulla o camión de antimotines circulaba por la zona, pero ahora ya no pueden hacerlo porque les cayeron a algunas compañeras.

Te podría interesar: Prostituta de Yucatán sufre el desprecio de su familia

Reconoció que ahora que hay cuarentena es más notable el desprecio de las personas hacia ellas, por lo que deben ingeniárselas para encontrar nuevos lugares para poder seguir ejerciendo su profesión. 

Compartió que una noche cuando se retiraba para regresar a su casa una señora le comenzó a gritar cosas horribles, acusandola de ser una una fuente de contagio de enfermedades venéreas y además de coronavirus, pero son cosas que debe aguantar por haber elegido el comercio de su cuerpo como herramienta de supervivencia.

Temas

Comentarios