Secciones
El tallado de madera es arte de gran valor en Yucatán
Yucatán

El tallado de madera es arte de gran valor en Yucatán

En Yucatán, muchos ebanistas, al ver que no hay tanto trabajo, han buscado otras opciones, tal y como la carpiteria. 

por LaVerdad

El tallado de madera es arte de gran valor en Yucatán

El tallado de madera es arte de gran valor en Yucatán

Contar con piezas únicas de arte actualmente, es una inversión, indica el ebanista, Rusell Andrés Avilés Zapata, quien desde hace 30 años se dedica a realizar tallados de madera que, según él, ya casi nadie los pide. 


El señor, originario de Kantunil, indicó que los trabajos que hace ya casi nadie “los requiere”, es por ello que ha tenido qué acoplarse a tendencias para poder subsistir. 


“Ahora no estoy estancado en un sólo tipo de trabajo, abarco el tallado a relieve, la escultura, el arte objeto, aplicaciones de puertas, entonces si no hay de uno, hay de otro. Es un poco difícil vivir de esto”. 


Comentó que ahora, las máquinas para fabricar diferentes esculturas han ganado terreno, pero él trata de preservar la técnica,  con pura gubia. “Trato de rescatar lo tradicional, sólo utilizo diferentes artefactos para emparejar la madera”, dijo el artista. 


En su pueblo, casi no hay talladores de madera o muchos se dedicaron a la carpintería u otra labor.

“Al momento de que se dejó de tener demanda, la gente buscó otras opciones, entre ellas, meterse a trabajar en empresas o se fueron por la carpintería, pintura u otro oficio redituable”.

 Comentó que hay personas que sí valoran el tipo de trabajo que realiza, pero otras no. “Mucha gente se va por tiendas comerciales, por lo desechable; los gustos han cambiado. Soy de la idea que debemos de adecuarnos un poco a esos gustos, sin abandonar la técnica original. Sin perder la esencia del artesano de que es hecho a mano”. 


Avilés Zapata señaló que: “cuando tu adquieres una obra, no estás realizando un gasto, sino una inversión que a la larga,  si lo ve otra persona y le gusta, puedes vendérsela al precio que te costó o más caro, pues no se devalúa. Eso sí, hay que tener gusto, noción y que te alegren la vista”. 

Agregó que la mayoría de las piezas no se venden a su precio, los artesanos siempre terminan negociando con su probable cliente. “mucha gente, apenas ve un artesano, es signo de regateo; cuando van a un centro comercial, no hace lo mismo, pagan”.  


Por otra parte, expresó que aunque haya pocas personas que se dediquen a este oficio, no está cerca de desaparecer. “Hay dependencias que tratan de preservarlo y aunque el trabajo no se hace mucho, es algo que aún se puede ver”, comentó. 


La Casa de Artesanías, al respecto, indicó que el tallado de madera aún se conserva, “existen personas que se dedican a esa actividad y aun cuando ha disminuido el número de talladores, la actividad es atractiva comercialmente y van surgiendo nuevos artesanos en esta rama”.


Avilés Zapata, por su trabajo, recientemente fue galardonado a un premio a nivel estatal; su meta para el próximo año, reveló, es participar en algún concurso nacional. 
Espera lograrlo y demostrar que se puede seguir haciendo lo que le gusta por muchos años más, aunque el dinero no sea tanto.

_Kattia Castañeda

Temas

  • yucatán
  • mérida
  • ebanista
  • talladores
  • artesanos
  • casa de las artesanías

Comentarios

Te puede interesar