Yucatán

El siniestro demonio del pueblo fantasma de Misnébalam

El siniestro demonio del pueblo fantasma de Misnébalam

En Yucatán el poblado de Misnébalam es conocido como un lugar fantasmagórico y fenomenal, pero pocos saben la historia del demonio que pone trampas a las personas.  

Por La Verdad

07/09/2020 10:56

En Yucatán existe un sitio que es muy visitado por personas a las que les encanta el misterio y la aventura, se trata del pueblo abandonado de Misnébalam, ubicado a unos cuantos kilómetros de Mérida, que atrae incluso turismo nacional y extranjero.

Sin embargo, son pocos los que conocen que en ese enigmático poblado cada seis años un siniestro demonio hace acto de presencia para tender trampas a los incautos que nunca faltan a los que logra envolver para apoderarse de sus almas.

El poblado de Misnébalam es conocido como un lugar fantasmagórico y fenomenal de Yucatán, pero pocos tienen conocimiento de la historia del demonio que pone trampas a las personas que acuden en busca de aventura.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

El por qué tantas personas se sienten atraídas por este lugar tiene una explicaci��n lógica, ya que se le han adjudicado distintos sucesos inexplicables y relatos fantasmagóricos que lo convierten incluso en un atractivo turístico.

Varios amantes de los misterios y los fenómenos paranormales acuden con frecuencia al sitio para grabar videos e incluso transmitir en vivo, ya que parece ideal para ello, desde la llegada a través de una vieja carretera rural, y por los paisajes que parecen creados para filmar una película de terror.

Sucesos paranormales ocultan algo mucho peor

Se sabe que el poblado vivió mejores glorias en tiempos postrevolucionarios, a mediados de los años 1920, gracias al comercio del henequén, el llamado “oro verde” que rindió generosos beneficios económicos, pues en Misnébalam se fabricaban productos de mercería como sogas y cordeles. 

A partir del año 2005 se declaró con una población de cero habitantes, iniciando las leyendas del pueblo, incluyendo la del niño Juliancito del que existe un altar en su nombre en el que le dejan dulces o juguetes, también la de “El monje” que se aparece en la iglesia del pueblo, usando una túnica oscura y que trepa al techo de la edificación.

Pero los más ancianos de los poblados cercanos advierten que del que deben tener cuidado es del demonio que cada seis años aparece en el mes de octubre, disfrazado de una persona normal, que ofrece a los que llegan dinero, éxito y placeres a quienes estén dispuestos a vender su alma.

Misnébalam Se encuentra en el kilómetro 17 de la carretera Mérida–Progreso, desde donde te debes caminar aproximadamente 5 kilómetros hasta encontrar algunas pequeñas casas.

Te podría interesar: Los fantasmas de la derruida hacienda San José Tecoh de Mérida

La mayoría de las personas lo toman a broma, eludiendo el ofrecimiento, ante el evidente enojo del ser maligno, pero no ha faltado alguno que siguiendo ‘la broma’ aceptan el trato, enloqueciendo al poco tiempo y desapareciendo sin dejar rastro alguno.   

La última vez que se supo del demonio, que a veces adopta la forma de una atractiva mujer, fue en el año 2014, por lo que se previene a los aventureros que tengan planeado acudir en el mes de octubre a este lugar, pues podrían tener un encuentro con este ente del mal.