Secciones
Ejidatarios de Yucatán afectados por el funcionamiento de una calera.
Yucatán

Ejidatarios de Yucatán afectados por el funcionamiento de una calera

A pesar de existir medidas que impiden sus labores, la empresa Occica continúa con la explotación de materiales de construcción.

por LaVerdad

Ejidatarios de Yucatán afectados por el funcionamiento de una calera.

Ejidatarios de Yucatán afectados por el funcionamiento de una calera.

La operación de una calera en terrenos del ejido de Chocholá ha despertado el descontento de los ejidatarios de la zona, toda vez que representa una afectación a la ecología e incluso la salud de los pobladores.

Así lo manifestó Claudia Cob Durán, presidenta del comisariado ejidal de Chocholá, quien recordó que en el mes de abril del año pasado fueron emitidas medidas en contra del funcionamiento de dicho banco de materiales.

Claudia Cob, presidenta del comisariado ejidal de Chocholá pide la intervención de las autoridades correspondientes.

“A pesar que en el mes de abril pasado fueron ratificadas medidas cautelares para su funcionamiento por parte del Tribunal Agrario, en estos días se ha notado movimiento en la calera, lo que tiene muy preocupados a los compañeros” compartió Cob Durán.

Las tierras en cuestión fueron usufructuadas en el 2012, pero fue bajo falsas asambleas que derivaron en despojo de tierras, ya que se obligaba a los ejidatarios a firmar documentos sin encabezado o en blanco, los que eran utilizados a favor de los empresarios coludidos con las autoridades agrarias.

Son 612 hectáreas las que se utilizan para la explotación del material pétreo, las cuales eran de uso común, y que según la medida cautelar no deben seguirse utilizando para la extracción.

La extracción de material es realizada por parte de la empresa Occica, propiedad de la familia Abraham Mafud.

La empresa explotadora es Occica, propiedad de la familia Abraham Mafud, también dueños de Procon, que también ha tenido problemas por la explotación de bancos de material.

La comisaria Cob Durán hizo un llamado a las autoridades competentes como Seduma, Semarnat o Profepa  para que intervengan, ya que en anteriores ocasiones han sido omisas, pero espera que las nuevas administraciones de éstas tomen cartas en el asunto.

De igual manera conminó a las autoridades municipales de Chocholá a revisar los permisos de uso de suelo o que al menos tomen en cuenta la opinión de los ejidatarios.

Temas

Comentarios