Secciones
Ejidatarios de Chablekal en Mérida denuncian a empresarios por despojo
Yucatán

Ejidatarios de Chablekal en Mérida denuncian a empresarios por despojo

Los problemas por las tierras se iniciaron desde 1983; hoy el metro cuadrado tiene un valor aproximado a los cinco mil pesos y se los quieren comprar a 18 pesos.

por LaVerdad

Ejidatarios de Chablekal en Mérida denuncian a empresarios por despojo

Ejidatarios de Chablekal en Mérida denuncian a empresarios por despojo

Ejidatarios de Chablekal, comisaría de Mérida, denunciaron al empresario C.A.M, por querer pagarles el metro cuadrado de tierra a 18 pesos, cuando su valor aproximado es de cinco mil pesos. “Intentó comprar 800 hectáreas, pero a la hora de delimitar el espacio resultó que había cercado mil 200 hectáreas de manera ilegal”, reveló el nuevo comisario ejidal Manuel Abán Can.

“Por eso lo demandamos, porque nos está robando. Es nuestra tierra, y si la quiere tiene que pagar lo que cuestan; como lo está vendiendo el Country Club a 5 mil pesos el metro, no queremos los cinco mil pero que nos pague 3 mil, porque nos quiere pagar a 18 pesos el metro para que él lo venda en 3 mil, 4 mil o hasta 5 mil pesos el metro cuadrado y eso no es justo”, sentenció.

El representante de los ejidatarios reveló que desde hace más de tres décadas, se han visto afectados por presta nombres y empresarios que han buscado apropiarse de sus terrenos mediante manejos turbios de la ley, amparados por un grupo minoritario de ejidatarios que han sido literalmente “comprados”.

En el año 1983 hicieron una depuración que privó de muchos derechos agrarios a los ejidatarios; hay muchos que no han metido su demanda al tribunal agrario para recuperar sus derechos”, indicó Narciso Canul, ejidatario del poblado.

Asimismo, señaló que otro de los problemas es que muchos empresarios se han hecho pasar por ejidatarios: “A esos, los comisarios ejidales los metieron. En 1998 Agustín Dávalos los metió de acuerdo con un acta de asamblea que no se llevó a cabo. Desde entonces este problema ha sido arrastrado por el ejido”.

A raíz de esto, en días pasados el comisariado de Chablekal destituyó a su comisario ejidal, para así “impugnar el acta de asamblea del 98, de acuerdo con las delimitaciones de las tierras; y sí impugnamos esa acta de asamblea, eliminamos a Carlos Abraham y a todos los inversionistas. Porque vamos a hacer un nuevo levantamiento ejidal”.

De igual forma, explicó que una manera en la que se han amparado los empresarios es pidiendo al catastro que les documente sus tierras ejidales: “pero el catastro no tiene nada que ver, porque el ejido es federal; aunque lo haya visto el catastro lo vamos a tumbar porque el catastro no tiene que ver nada, eso es un fraude. Con pruebas vamos a recuperar nuestras tierras”.

Una de las maneras de operar de los supuestos ejidatarios-empresarios es que dividen al poblado para su beneficio, dando dinero para que un grupo de ejidatarios estén a su favor. “Compran al candidato (para ser comisario ejidal) y a su gente, con mil o mil 500 pesos y con poco dinero la gente los apoya”.

Esto originó la destitución del comisario ejidal, Pedro Santana Trujeque, debido “a que ha sido cómplice de las ventas que ha habido en el pueblo, junto con inversionistas han hecho transacciones fraudulentas; por eso no llevan ni cuentas, ni libros de entrada y salida de ingresos de las tierras. Tenemos como siete periodos con este problema, los inversionistas les ayudan en sus campañas y les devuelven los favores con las tierras”, expresó Manuel Abán Can, el nuevo comisario ejidal.

“Nuestro primer objetivo es sacar a los prestanombres que están como ejidatarios, viene un cambio radical para el ejido, tanto económico como laboral. En disputa con los que negociaron, las 400 hectáreas que agarraron de más, ya está comprobado y vamos a hacer todo lo posible para poder recuperarlas. Queremos que paguen al precio que se debe y que devuelvan las tierras que se han adueñado de manera ilegal”, expuso.

Sobre esto, José Euán Romero, habitante de Chablekal, mencionó que “esta situación es desigual, en el sentido de que el gobierno ordena y el pueblo obedece; creemos que la relación tiene que cambiar. Porque el derecho de nuestro pueblo maya, es un derecho ante la Constitución y como en los tratados internacionales en materia de derecho humanos, y está muy bien escrito pero el Estado no lo respeta”.

El derecho principal, explicó el habitante de Chablekal, es que “nos dejen decidir, que nos dejen la libre determinación, ese es el derecho que nosotros tenemos. Si no va a seguir pasando lo que sucede en todos los pueblos, se meten con mega proyectos a pesar de que puedan ser perjudiciales para el pueblo, las decisiones las toma el gobierno con los empresarios, pareciera que estamos pintados. Se meten a nuestra casa sin pedirnos permiso”.

Los ejidatarios de la zona hablan de por lo menos 50 inversionistas y empresarios, con apellidos conocidos en las elites sociales de Yucatán. Son reconocidos como ejidatarios sin vivir en el poblado, comprando terrenos a bajo costo y engañando a los habitantes de Chablekal, señalaron.

Temas

Comentarios

Te puede interesar