Secciones
Yucatán

Discriminan a obreros de parques y jardines de Mérida

por La Verdad

Los regañan por no cumplir ‘órdenes’ de funcionarios, pese a su amplia preparación

Rebeca González/ La Verdad Noticias MÉRIDA, Yucatán.-  Un nuevo escándalo de corrupción en el Ayuntamiento de Mérida se suma a la ola de acusaciones que enfrenta el primer regidor de Mérida Mauricio Vila Dosal, al recibir señalamientos por parte del veterano trabajador Gonzalo Ruiz Esquivel, quien ha advertido con realizar una huelga de hambre permanente si no es resuelto su conflicto. Con 34 años de servicio en la comuna meridana, y a pesar de contar con una licenciatura en Derecho Burocrático, a Gonzalo Ruiz Esquivel de 64 años de edad, le han negado su derecho de ascender dentro del escalafón laboral del Ayuntamiento.

‘En distintas administraciones me he acercado con los alcaldes en turno, con los directores de Recursos Humanos y con los representantes del sindicato, del que formo parte para que consideren mi promoción y todo ha sido inútil’, expresó.

Pero ni el sindicato, ni el área de Recursos Humanos, ahora encabezada por Rubén Arjona; ni el director de Gobernación Guibaldo Vargas Madrazo, ni el titular de la  dirección administrativa, Jorge Peraza, han atendido la disponibilidad de Ruiz Esquivel por ofrecer sus conocimientos en otras áreas laborales del ayuntamiento y mejorar al mismo tiempo su situación económica, por el contrario.

‘Ahora gano menos que cuando empecé a trabajar hace 34 años’, afirma.

RAZÓN POLITICA

La razón según dice es de tipo político ya que en el 2001 recibió órdenes del entonces alcalde Xavier Abreu  de votar en una convención panista, orden que desobedeció y desde entonces asegura, la represión se ha ido prolongando. En una ocasión a los largo de sus 34 años de servicio laboral, explicó que los designaron supervisor  del área de servicios municipales, pero solo de palabra, pues aunque si desempeñó las funciones ni le dieron el nombramiento ni el sueldo.

‘Recientemente hablé con el presidente Mauricio Vila Dosal, le expuse mi caso, se comprometió a atenderlo, pero en vez de ello me mandó como vigilante vespertino al parque recreativo del oriente con un sueldo semanal de 1 mil 134 pesos, de los cuales recibo 568 pesos por los distintos descuentos que me hacen el departamento de Recursos Humanos. Como empleado del ayuntamiento lo que pido es que se me corrija mi fecha de ingreso la cual fue en el año de 1983 y tengo pruebas de ello, ya que los archivos, desconozco la razón aparezco que ingresé en el año  1996, con lo cual me están quitando trece años de antigüedad;   posteriormente pido que se proceda a mi jubilación, la cual debió ocurrir desde hace cuatro años, sobre todo porque tengo varias condiciones físicas como la diabetes mellitus y actualmente ya no pido ascenso sino que me jubilen’, explicó.

ARTIMAÑAS

El trabajador dijo que durante 34 años al servicio del ayuntamiento ha sido testigo de muchas artimañas que se comenten en el ayuntamiento, por eso no es de extrañar que el actual alcalde Mauricio Vila esté enfrentando acusaciones de corrupción, ya que durante la campaña electoral del mismo, dijo que los vales de gasolina que debían ser utilizados para cumplir con los servicios municipales del ayuntamiento a favor de los meridanos,  fueron desviados a la campaña del ahora munícipe. Otras prácticas  comunes que se realizan en la administración municipal  es la alta de personas como “aviadoras” que acuden a cobrar pero no laboran en ninguna parte; el desvío de los recursos materiales como venta ilícita de gasolina, venta de rejillas y cobro de trabajos de limpieza que el ayuntamiento ofrece en forma gratuita, entra otras, las cuales documentó y denunció internamente al departamento administrativo, pero a la denuncia le ‘dieron carpetazo’, aseguró.  

Comentarios

Te puede interesar