Secciones
Discriminan a madres solteras en Yucatán
Yucatán

Discriminan a madres solteras en Yucatán

Son más de 30 mil mujeres en Yucatán, menores de 30 años, que pasan humillaciones y abusos a diario para llevar el sustento; baja escolaridad y violencia, una constante

por LaVerdad

Discriminan a madres solteras en Yucatán

Discriminan a madres solteras en Yucatán

En Yucatán hay más de 30 mil madres solteras, la mayoría menores de 30 años, con bajos niveles de ingresos, debido a que les es muy difícil conseguir empleo al ser estigmatizadas.

El asunto ya es un serio problema social, indica la maestra en Antropología María Luisa Pérez Lara, quien señala que en 2010 de las mujeres que registraron a algún niño, 3,594 estaban solteras.

En las últimas cifras de la Conapo de 2011 en el estado habría 31,261 madres solteras; en 1990 habría apenas 12, 567 en esa condición.

De acuerdo con el estudio “Las Mujeres de Yucatán”, del Inegi, el Índice de Desarrollo relativo al Género (IDG) implica una merma en desarrollo humano que ha sido calculada en alrededor de 1.07% debida a la desigualdad entre hombres y mujeres. Estas cifras destacan que las mujeres en Yucatán tienen un trato asimétrico que redunda en la restricción de sus libertades y en el ejercicio de sus derechos: así, por ejemplo, la tasa de alfabetización es de 87.63% para las mujeres y de 91.73% para los hombres; la tasa de matriculación (de primaria a licenciatura) es para las mujeres de 62.88% y para hombres es de 64.55%.

Pero la brecha más importante en uno de los componentes del índice se aprecia en los ingresos provenientes del trabajo: las mujeres ganan alrededor del 45% menos  de lo que ganan ellos. En conjunto, estos indicadores sintetizados en el Índice de Desarrollo relativo al Género (IDG) colocan a la entidad en el lugar número 19 a nivel nacional, ligeramente arriba de San Luis Potosí, Tabasco y Guanajuato.

De acuerdo con el censo de población 2.8% de las mujeres en Yucatán está separada y 1.5% divorciada; en el primer caso el valor es menor al promedio nacional, en el segundo similar (3.7% y 1.3%, respectivamente).

Por cada cien matrimonios en la entidad hay 18.7 divorcios en las áreas urbanas, y 6 en área rural. Es probable que una parte importante de la proporción de mujeres separadas se deba al abandono del cónyuge; sin embargo, según los registros, solo 1.7% de los divorcios son por esta causa; de éstos, 35.3% son a solicitud de la mujer. Por mutuo consentimiento se registra 98% de los divorcios en la entidad. No se registran casos de divorcio relacionados con injurias, sevicia y violencia intrafamiliar.

Las mujeres separadas o divorciadas en Yucatán son las que declaran mayor incidencia de violencia ejercida por sus parejas durante su relación: 73% fue víctima de actos violentos durante su relación, 51.2% padecía violencia física y 31.2% sexual, cifra abrumadoramente más elevada que las que declaran las mujeres unidas. La alta prevalencia de este tipo de violencia en la entidad sugiere que muchas de estas mujeres se separaron o divorciaron precisamente por ser objeto de dicha violencia.

La misma encuesta muestra que 37.2% de las mujeres divorciadas y separadas que sufría violencia por parte de su pareja durante su relación continuó padeciéndola después de la ruptura conyugal; 16.8% de estas mujeres señaló haber sido víctima de violencia física y 6.5%, sexual, aun cuando se habían separado.

Pedro Góngora Media, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, delegación Yucatán, expresó que en el sector industrial las mujeres madre solteras reciben igualdad laboral, “incluso son mucho más apreciadas como fuerza laboral porque son más entregadas en su desempleo, pues saben que de su salario dependen sus hijos, son unas verdaderas guerreras”, dijo.

Indicó que el 70% de sus operativos en la Canadevi es mujer, por lo que no solo se les respetan sus derechos laborales, sino que hoy en día se han dado a la tarea de apoyarlas con los cuartos de lactancia, “Lejos de ser una imposición para nosotros es un orgullo  ofrecerles un espacio cómodo, higiénico, donde ellas se sientan agosto para alimentar a sus hijos. Nosotros como industria debemos darle todas las facilidades por eso una de nuestras propuestas para la nueva administración es crear pequeños talleres de costura en las propias casas de las madres, para que se integren a un trabajo formal desde sus hogares y continúen cuidando a sus hijos, porque tenemos la obligación de cuidar el tejido social del estado”, expresó.

Temas

Comentarios

Te puede interesar