Secciones
Yucatán

Detona producción mielera en Yucatán

por La Verdad

En su ciclo alto, de noviembre a junio, lograron el 60% de la producción nacional

Rebeca González/Diario La Verdad  MÉRIDA, Yucatán.-  La producción de miel en el ciclo alto comprendido de noviembre a junio en la Península de Yucatán alcanzó el 60 por ciento promedio de la producción nacional, con lo cual la región  y sus apicultores se mantienen a la cabeza en la lista de los mayores productores mieleros del país. Rubén Arceo Pérez, presidente del Consejo Nacional del Sistema Producto Apícola, destacó que con las 55 mil toneladas de miel exportadas al año, México se coloca como el tercero a nivel mundial, cuya producción se envía principalmente a Europa y países de Medio Oriente,  y en menor medida a Estados Unidos.

CENTROS DE ACOPIO

Arceo Pérez añadió que es a través de centros de acopio como se realiza la exportación, por lo cual se desconoce cuántos son los productores que cuentan con esa característica exportadora. Por medio de esas instalaciones establecidas en Yucatán los pequeños y medianos productores entregan lo que recolectan para hacer un solo envío, por lo que de esta forma no es posible cuantificar el total de campesinos cuya miel cuenta con las características de exportación, pero es  loable el esfuerzo conjunto que temporada tras temporada de cosecha se realiza para mantener a México como tercer productor de miel en el mundo. Por su lado, Miguel Lara Sosa, productor  de miel en Yucatán y representante de la organización  Apícola Maya, dijo que las lluvias traen beneficios y perjuicios por igual, ya que las lluvias contribuyen a  una mejor floración, de donde se alimentan las abejas para la producción de miel, pero por otra parte, cuando las lluvias se prolongan y son fuertes, van en contra del buen estado de las colmenas, además de retardar los tiempos de cosecha.  

SITUACIÓN ATÍPICA

Cuando la floración de la vegetación es escasa por la sequía, los apicultores deben alimentar con azúcar a sus enjambres, pero afortunadamente esta situación no es tan común por que el ciclo apícola está en estrecha relación con el ciclo de la lluvia. El principal periodo de cosecha ocurre durante la temporada seca, de febrero a mayo o junio, según el comienzo de las lluvias. ‘En esta época florece gra parte de las especies nectaríferas y las abejas producen miel en cantidades suficientes para mantener su población y acumular excedentes para la época de escasez; es esta miel almacenada la que el apicultor cosecha sin riesgo de dañar la población de abejas’, explicó. ‘Pero las abejas no solo aportan miel o jalea real, sino que son guardianas del ecosistema, porque son indispensables para la polinización, lo que permite la reproducción de las plantas, además de la miel que se genera para otros productos en el área de cosmética, belleza y alimentos, tal como ya ocurre con una naciente industria en la entidad’, recordó.  

DEVASTACION

Recordó que las organizaciones productoras de miel representadas en el Consejo Nacional del Sistema Producto Apícola lanzaron una alerta por la deforestación que se ha registrado en zonas de Yucatán, sobre todo en el norte. Las organizaciones productoras de miel tienen el registro que más de 200 especies que son aprovechadas por las abejas, incluyendo árboles, arbustos, trepadoras y plantas anuales que se distribuyen en los diferentes tipos de vegetación, desde las zonas recientemente perturbadas, hasta los bosques más conservados, han ido despareciendo poco a poco con la llegada de construcciones urbanas.

Comentarios

Te puede interesar