Secciones
Yucatán

Curandera ‘salva’ a un pueblo; acaba con maldición

por La Verdad

Pobladores de San Antonio en Mérida dicen que han librado el castigo de una mortal maldición

Ylmar Pacheco/Diario La Verdad MÉRIDA, Yucatán.- La subcomisaría meridana de San Antonio Hool sobrevivió a una maldición para que desapareciera junto a sus habitantes hace aproximadamente cinco años. Los habitantes pidieron a una curandera que los librara de la maldición. Luego de un acuerdo para que todos unieran fuerzas. La curandera y los pobladores expulsaron a los malos espíritus. La contra fue tan efectiva que hoy en el cementerio de la subcomisaría, aunque es muy pequeño, sólo tiene alrededor de 15 tumbas. Geny María Cen Cauich, vecina del lugar, dijo que aquí en la esquina venía una señora que traía un platón con varias frutas, entre ellas manzanas. En una ocasión entre todos los vecinos de la comunidad nos reunimos y empezábamos a perseguir a esta señora y cuando ésta veía que íbamos tras ella lo que hacía es que se iba directo para el cementerio.  

TODOS A SALVO

‘Nos dio mucho miedo, y empezamos a averiguar. Entre todos reunimos una cantidad que fueron 500 pesos y conseguimos a una señora curandera que empezó a averiguar de qué trataba’, mencionó.
Luego de varios trabajos que hizo nos dijo que era una maldición sobre la localidad, para que se vaya a abajo, agregó Cen Cauich, al tiempo de agregar que: ‘era una maldición para que ocurriera un accidente en cualquier carretera de los cuatro puntos cardinales y un incidente general como un incendio o algo’. ‘En que nos curó hasta ahorita no a ocurrido ningún accidente grave que afectada a esta comunidad’, insistió la entrevistada.

Comentarios

Te puede interesar