Secciones
Yucatán

Criminal trato a mascotas en Yucatán

por La Verdad

Desinterés de las autoridades y los dueños de mascotas dejan a miles de animales en el abandono

Verónica Camacho/Diario La Verdad MÉRIDA, Yucatán.- Hace seis meses Oscar ’N’, un joven rescatistas de animales, encontró un perro en el parque, a pesar de ser un animal callejero se veía con buena salud, ser veía juguetón y amigable con los seres humanos que se le acercaban a darle de comer y beber. Entre los vecinos decidieron buscar un hogar que lo cuidara y atendiera, una vecina de la colonia lo aceptó en su casa, todos, quienes se vieron involucrados en el rescate se sintieron felices de tan pronta respuesta. Tristemente y como muchos casos, el perro está famélico y amarrado en un patio lleno de maleza; hoy los vecinos esperan que la hasta ahora dueña del perro acepte dejarlo ir con otra familia que realmente quiera cuidarlo.
‘La tenencia responsable de una mascota implica muchas cosas, no solo ofrecerles un hogar, sino comida suficiente, agua y espacio limpio, así como sus vacunas, desparasitación, baños, y sus paseos diarios, lo que implica tiempo y dinero por parte de los dueños’, dijo el rescatista.
Este es un caso que se repite una y otra vez en la sociedad, esta mala educación es el principio de una cadena de situaciones negativas tanto para los humanos y los animales, quienes sufren maltrato, abandono y una muerte agónica. Para los humanos, más de 140 enfermedades provocadas por las heces caninas y felinas, y por otras infecciones que dejan a su paso los animales abandonados en las calles. Para quienes no lo sepan, todos o la mayoría de los ayuntamientos del país cuenta con un ‘Reglamento para el Control Sanitario y Protección de la Fauna Doméstica’, documento que es desconocido en su mayoría de los dueños de las mascotas. Reglamento del cual destaca en el Capítulo III, Artículo 7: Queda prohibido a los propietarios animales; causar la muerte, abandonar en viviendas cerradas, en la vía pública o solares, vender en la vía pública, golpearlos, llevarlos atados a vehículos, dejarlos a la intemperie o las azoteas, organizar o fomentar pelea de animales, salvo lo que se encuentren autorizados, hacerlos ingerir bebidas alcohólicas o suministrar drogas, dejar atados a los animales en la vía pública. En el Capítulo IV, en el Artículo 10 señala la higiene optima en la que deben estar los perros o gatos en las viviendas urbanas, para que no representen un peligro para la salud pública. Aquí podemos observar que este artículo está lejos de cumplirse, pues tan simple es recorrer varias cuadras de cualquier colonia de Mérida y se pueden observar casas con heces fecales de perro o gato, y donde una vez más la autoridad municipal se ve rebasada para el cumplimiento de sus funciones. En este mismo capítulo se menciona la capacidad física de la vivienda debe ser en relación con la tenencia de los animales. En muchas ocasiones, a través de las redes sociales se hace mención de que un vecino tiene más de 5 o más perros o gatos, provocando la molestia de muchos vecinos, porque en la casi todas las ocasiones los dueños se ve superados en la atención y limpieza de estos animales domésticos. Seguimos con el Capítulo IV, que dice en su Artículo 14, que los animales deben salir a caminar con cadena, correo y cordón resistente y con su correspondiente medalla o dispositivo de control que establezca su tenencia e incluso de ser necesario llevar con bozal. El Artículo 15 menciona la correcta disposición de la materia fecal, así como la obligación de recogerla y depositarla en botes de basura. A quien infrinja este reglamento municipal podrá ser sancionado e infraccionado con multas de 1 a 10 salarios mínimos, en el caso de violencia el reglamento aplica el arresto administrativo hasta por 36 horas, a nivel estatal, dentro de la Ley de Protección de la Fauna del Estado de Yucatán, la sanción por el maltrato injustificado de los animales va de 10 a 50 veces el salario mínimo, en personas reincidentes el castigo será el doble.

Comentarios

Te puede interesar