Secciones
Crece violencia e inseguridad en Yucatan
Yucatán

Crece violencia e inseguridad en Yucatan

La otrora ciudad más segura del país se ha convertido en refugio de políticos y megadelincuentes. En ocasiones han sido detenidos dirigentes de células del crimen organizado

por LaVerdad

Crece violencia e inseguridad en Yucatan

Crece violencia e inseguridad en Yucatan

De manera silenciosa, la otrora ciudad blanca, capital del estado de Yucatán, se ha convertido en una urbe oscura por el crecimiento de delitos, además de que está considerada por autoridades policiacas federales como santuario de criminales de alto impacto y por si fuera poco, salen a relucir turbios manejos en esta alcaldía, en especial los concernientes al Ramo 33, aseguraron organizaciones civiles y dirigentes partidistas.

Y las consecuencias se están viviendo; con los asaltos a manos armadas en pleno centro de la ciudad; hecho que desconcierta a los meridanos y los pone en alerta a que se rompe la tranquilidad que se vivía.

La otrora ciudad más segura del país se convirtió en refugio de políticos y megadelincuentes, ante el desconocimiento de las autoridades municipales y estatales, mismas que no atinan a vislumbrar que “malandros” se confunden entre la ciudadanía.

Crece violencia e inseguridad en Yucatan
Crece violencia e inseguridad en Yucatan

Apenas el mes de diciembre del año pasado, el distribuidor de drogas, Tirso Martínez Sánchez, al declarar en la Corte de Nueva York contra Joaquín “El Chapo” Guzmán reveló que adquirió el equipos de futbol profesional en Mérida, además de Querétaro, La Piedad y Celaya. 

Asimismo en diciembre también del año pasado fue detenido “El Chelelo”, presunto líder del cártel del Golfo.

Se trata de Eleazar Medina Rojas, vinculado al Cártel del Golfo y Los Zetas, informaron los cuerpos policiacos.

El denominado “futbolista” en el mundo del hampa aseguró que en la península compro los “Venados de Yucatán”, por el que pagó 600 mil dólares, ademas cabe destacar que investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), Othón Baños Ramìrez, aseguró que no puede meter las manos al fuego por la escandalosa corrupción que ocurre “silenciosa en Yucatán”; adversarios políticos al actual gobierno panista, aseguran que no rinden cuentas claras de los recursos federales que recibe del ramo 33, en igual sentido se pronunció Valentina Rosado, de la agrupación “Ahora Yucatán”,

De la misma manera representantes del partido Morena, aseguraron que solicitarán que intervenga la Auditoría Superior de la Federación para auditar dichos recursos, así como aprovechar la próxima visita del presidente Andrés Manuel López Obrador para de viva voz comunicarle los turbios manejos de los recursos públicos en la alcaldía y que los cuatro regidores de Morena de ese cabildo están documentando.

Crece delincuencia

Conforme a recientes encuestas oficiales, a pesar de estar presuntamente catalogada como una de las más seguras del país, lo cierto es que la Fiscalía General de Justicia de la entidad, la tiene en fase preventiva ante el incremento de homicidios, robo de vehículos y de casas habitación, además de que el maltrato a las mujeres llega al 50% conforme a organizaciones de derechos humanos.

Es así que la seguridad que se vende a nivel nacional; es todo lo contrario a lo que se vive todos los días en la famosa “blanca Mérida”; la realidad evidente que viven los meridanos es otra; los permanentes homicidios y la desatada ola de robos con uso de violencia, se han vuelto mucho más frecuentes en los últimos meses y aterra como el que cimbro ayer en conocida y céntrica colonia de la ciudad.

Desconcierta a la ciudadanía que en el municipio de Mérida; en el sur de la ciudad y en las comisarias más populares; era donde se daban los asaltos a casa armada; pero ahora se están generando en la zona norte y centro de la ciudad; no por simple “raterillos” o delincuentes comunes; sino casi ya con un comando armado, atacando con todo a mano armada y abriendo fuego contra los que viven en la casa ; hiriendo a uno de los que estaban en casa; turbando la paz de la zona a pleno día.

Se presume que la ciudad está monitoreada por más de dos mil cámaras de videovigilancia, con el fin de que con operativos inmediatos se dé con los delincuentes; pero han perdido efectividad; tal como sucedió ayer en una “casa bien” de la colonia Alcalá Martín.

Dale clic en la estrella de Google News y síguenos

En este caso, se averiguó que fue un adulto mayor, quien estaba adentro de su predio, el que evitó que una pareja de ladrones se llevaran la caja fuerte que mantiene dentro de su hogar, sin embargo, eso no evitó que el hombre, presuntamente, resultara lesionado, luego de que testigos afirmaran que fue trasladado al hospital con sangre en el cuerpo.

Lo anterior provocó una intensa movilización de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes montaron un operativo en la zona con retenes, así como en las salidas de la ciudad para dar con el paradero de los ladrones, y hasta el cierre de esta edición, no se tenía información sobre si habían sido detenidos por las autoridades.

Esto es un claro ejemplo de que la capital yucateca poco a poco está pagando la factura que conlleva a ser una metrópoli, ya que pese a que las inversiones están llegando, a la ciudad también Impunidad de alta delincuencia

Cotidianamente llegan personas dedicadas a robar a “peces gordos”, es decir, personas acomodadas, tal y como fue el caso de ayer, donde las víctimas son de un apellido de renombre en la ciudad. Aunque son esporádicos los casos, cada vez se escucha más en los medios de comunicación casos de grandes robos en zonas residenciales de Mérida. Entre esas zonas está la zona de Campestre, Montebello, colonia México, García Ginerés, y la última se ha dado en la Alcalá Martín, todas ellas en la zona norte de la capital yucateca.

Sin embargo, uno de los fraccionamientos donde radica un gran número de personas foráneas es Las Américas, la cual ha sido azotada por los robos a casa-habitación, ya que a principios de año, los hurtos eran de entre tres y cuatro a la semana, algo que la gente venía denunciando desde hace mucho tiempo, sin que las autoridades hayan tomado acciones de manera inmediata.

Pese a que las eventualidades son pocas, pero más frecuentes, la realidad es que Mérida está viviendo poco a poco los que otras ciudades tienen que lidiar todos los días. Como ejemplo está el robo de combustible, que en el último año ha incrementado en ductos del Estado, sobre todo el que está a un costado de la carretera Mérida-Progreso.

Asimismo, se ha dado casos de robo a cajeros automáticos, así como a predios que albergan grandes cantidades de dinero y el aumento en el decomiso de drogas también es un reflejo de la migración que ha provocado la “venta” de la ciudad a nivel nacional, aunque a principios del mes de junio se informó del desmantelamiento de un invernadero de mariguana.

Aunque se quiera negar, la realidad está creciendo desmedidamente y con ello la llegada de más gente continuará creando los problemas que las grandes ciudades del país padecen. Es un reto enorme el que enfrentan las autoridades para que la delincuencia no se apode de una de las ciudades más tranquilas no sólo de México, sino del mundo.

Temas

Comentarios