Secciones
Corrupción devasta los litorales de Yucatán
Yucatán

Corrupción devasta las costas de Yucatán

Funcionarios, pescadores y coyotes, parte de una red de complicidades para depredar pulpo y pepino de mar; decomisos, solamente fachada de la autoridad

por LaVerdad

Corrupción devasta los litorales de Yucatán

Corrupción devasta los litorales de Yucatán

La corrupción e ineficacia de supuestos programas de vigilancia de Conapesca, cuyo subdelegado en Yucatán es Félix Luna Gómez, han alentado la pesca ilegal en el litoral yucateco, al coludirse hombres de mar, empresarios y funcionarios.

Gustavo Chi, uno de los más de 13 mil 200 pescadores en el estado intenta justificarse al mencionar que las vedas constantes y la falta de fuentes de empleos alternativos, “nos obligan a participar del mercado de especies marinas prohibidas, pero en esta cadena nosotros, los que vamos al fondo del mar, somos los que llevamos el mayor riegos con la paga más baja”.

“Sabemos que la pesca ilegal, y la captura específicamente del pepino de mar, se ha hecho más grave y amenaza con desaparecer esta especie, indicó.

De nada ha servido el famoso, y costoso Sistema de Monitoreo Satelital de Embarcaciones Pesqueras (Sismep) anunciado con bombo y platillo por el subdelegado de Pesca en la entidad, Félix Luna Gómez, quien aseguró que es una herramienta de vanguardia única en su tipo en nuestro país, alineada a acuerdos internacionales de los cuales México forma parte.

Destacó que permite también la salvaguarda de la vida humana en el mar, ya que tiene capacidad para dar seguimiento a fenómenos meteorológicos como huracanes y alertar a los pescadores, a fin de que adopten medidas de seguridad y regresen a puerto, pero en ningún momento aceptó que no ha dado ningún resultado en inhibir la depredación marina.

En Progreso, Dzilam de Bravo, San  Felipe, Río Lagartos, El Cuyo, y  otras áreas de pesca, la vigilancia es muy escasa, pero el contubernio con las autoridades sí es puntual.

El pescador Gustavo Chi recalca: “Nuestros patrones, coyotes y encargados de comprar el pepino capturado y sancochado, son los que manejan el dinero y el mercado”.

Los decomisos son meras simulaciones, pues los realizados durante 2017 y 2018 apenas representan el 6 por ciento de lo que se captura ilícitamente y estos decomisos con de poca monta se cumplen porque quien llevaba el producto no se había arreglado con las autoridades”.

Por lo menos  unos mil pescadores en una flotilla de 260 lanchas se dedican a la pesca furtiva del pepino de mar; cada una de estas pequeñas y medianas embarcaciones extrae en promedio 200 kilos de la especie, lo que significa que en cada acometida marina, este grupo de pescadores extrae del lecho marino poco más de 50 mil kilos del producto.

Corrupción devasta los litorales de Yucatán

La actividad se complementa  con los sancochaderos clandestinos, donde mediante el principio de ebullición, y con rústicos implementos, el producto obtiene un tratamiento final para estar listo para su comercio clandestino y su destino final: los países orientales.

Pero no solo se trata de pepino de mar, ésta especie es la  más apreciada por los costos que alcanzan en el mercado ilícito, pero el pulpo también es objetivo en la pesca clandestina.

“Si vienes muy temprano, allá en la vuelta, escondidos bajo el puente podrás ver a los pescadores, a los que puedes pagar hasta 200 pesos por un pulpo de mediano tamaño, es una pesca furtiva minoritaria, están tratando de sacar los alimentos de su familia, pero hay quienes se van mar adentro para satisfacer la demanda de las congeladoras” agrega en su relato Chi.

La pesca ilegal tiene fuerte impacto, además del ambiental, en la economía, pues se estima que por cada 10 kilogramos de pesca legal existen otros seis obtenidos de manera clandestina, socavando la competitividad del sector.

Ante este panorama, la estrategia de vigilancia oficial debería salir de la persecución en mar o revisiones en las zonas de interés, vigilancia integral, con  la extracción, procesamiento y transporte hasta su comercialización, así como acopio, financiamiento, condición fiscal, hasta la distribución en el mercado nacional e internacional.

Al iniciar la temporada de captura de pulpo, el delegado de Pesca, Félix Luna Gómez, indicó que el Sistema de Monitoreo Satelital de Embarcaciones Pesqueras (Sismep) está soportado en un mecanismo de posicionamiento geográfico de uso generalizado, geolocalizadores en las embarcaciones pesqueras que envían la señal al satélite, y éste a al Centro de Localización y Monitoreo, donde personal de inspección y vigilancia opera las 24 horas del día.

Corrupción devasta los litorales de Yucatán

Diariamente el sistema genera un mínimo 24 posiciones geográficas por embarcación, obteniéndose información de rutas y velocidades de las mismas, y a través de geocercas indica si una embarcación se encuentra en alguna área natural protegida o restringida a la pesca.

Se inició con la flota mayor, pero existen intentos por  aplicarse también a las embarcaciones menores del litoral de Yucatán el programa se encuentra frenado por la falta de recursos económicos para la adquisición del sistema satelital.

En los hechos, el centro de inspección y vigilancia del Sismep se sitúa en el puerto de Mazatlán del estado de Sinaloa y a pesar de las diversas y sofisticadas tecnologías que incluye su operatividad, su eficacia se ve  atajada, además de la falta de dispositivos (chips) en embarcaciones menores , por el contubernio entre autoridades y pescadores de esta flota.

Temas

Comentarios