Secciones
Coronavirus deja en segundo plano a otras enfermedades en Yucatán
Yucatán

Coronavirus deja en segundo plano a otras enfermedades en Yucatán

Denuncian pacientes con otras enfermedades que desde el pasado mes de mayo no pudieron acudir a consulta médica, ni a estudios de laboratorio; esto sumado a la escasez de medicamentos.

por LaVerdad

Coronavirus deja en segundo plano a otras enfermedades en Yucatáncovi

Coronavirus deja en segundo plano a otras enfermedades en Yucatáncovi

RICARDO PAT

El colapso en el sistema de salud de Yucatán a causa del imparable aumento de contagios por Covid-19 ha provocado que enfermedades como el Lupus Eritematoso, Fibromialgia, Cáncer y Artritis Reumatoide, entre otras, sean relegadas a segundo plano; las autoridades se han enfocado en coronavirus pero al mismo tiempo han descuidado otros padecimientos, denunció Lucy Andrea Pérez Herrera, Presidenta de la Asociación Lupus y Enfermedades Reumáticas en Yucatán.

El propio secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud Sección 67, Dr. Eulogio Piña Briceño, aseguró que lo más difícil de la situación, es que Yucatán es uno de los estados afectados por la falta de medicamentos en el sector salud, sumado al riesgo que corren pacientes con otros padecimientos al permanecer en hospitales reconvertidos para atender a otros con Covid-19.

Otro de los factores en contra, dijo, es que el personal ya está cansado, estresado, lo que de alguna manera pondría a punto del colapso al sistema de salud. También indicó que los hospitales están trabajando casi a su máxima capacidad.

En Yucatán agosto inició con 456 nuevos contagios y 32 lamentables fallecimientos de manera que el efecto del Covid-19 afectó a todo el organigrama del sistema de salud y la alta densidad de contagio obligó a modificar la atención a pacientes de otras enfermedades y padecimientos.

atención médica
Pacientes de otras enfermedades exigen atención en Yucatán

Recientemente, a través de una carta, Lucy Andrea Pérez Herrera, Presidenta de la Asociación Lupus y Enfermedades Reumáticas en Yucatán realizó un llamado de auxilio a las autoridades federales y estatales para hacer de su conocimiento el grave problema que padecen los pacientes con distintas enfermedades autoinmunes, como el Lupus Eritematoso, Fibromialgia y Artritis Reumatoide, debido a que desde el mes de mayo del presente año no pudieron acudir a consulta médica, ni a estudios de laboratorio y carecemos de medicamentos.

En el documento manifiestan comprender que en los hospitales y clínicas le han dado prioridad a la atención de los enfermos de Covid-19, pero que deben considerar que por su condición también son pacientes altamente vulnerables ante el temible coronavirus y sería un grave riesgo para ellos contraer la enfermedad.

Señalan que como pacientes con una enfermedad crónico-degenerativa, que en sí misma ya es grave, necesitaban continuar con sus citas médicas y el control de su  enfermedad, así como el surtido de medicamentos, motivo por el que hacían un llamado de auxilio para las autoridades del IMSS, que es donde la mayoría de ellos consulta, pero también para la Secretaría de Salud de Yucatán.

A estas autoridades federales y estatales solicitan su intervención para solucionar este grave problema que los afecta, ya que un día más que pase pone en peligro su vida, más aún con la amenaza latente del coronavirus. Quedando a la espera de respuesta para reanudar sus tratamientos.

Pero en Yucatán, también los niños con cáncer siguen perdiendo la batalla en medio de la pandemia de coronavirus, pues padres de niños con esta enfermedad aseguran que hay desabasto en medicamentos o bien, los precios han subido. En efecto, Padres y madres de menores con cáncer que han recibido atención en la UMAE y el Hospital O'Horán de Mérida, denunciaron otra vez la falta de medicamentos para sus hijos afectados.

Ocupación a tope en Yucatán

Además, con la enorme ocupación hospitalaria, niños con cáncer se quedan sin atención médica. De acuerdo con Walter Eduardo Mena, responsable del área de comunicación de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (Amanc), la demanda de atención, diagnóstico aumentó un cien por ciento.

Si bien es cierto que al inicio de la pandemia personal médico sufrió agresiones de parte de personas ignorantes, la aplicación de estrategias para el transporte seguro del personal hacia sus centros de trabajo y la aprobación de una ley que castiga con hasta cinco años de prisión a quienes agredan a médicos o enfermeras de la entidad fue suficiente para que estas se acabarán, tal como reconoció el Colegio de Profesionales en Enfermería de Yucatán.

De hecho el personal médico contó con el apoyo de 40 habitaciones en el hotel Fiesta Inn Siglo XXI, donados por Grupo Posadas/Fibra UNO para que en ellos pudieran hospedarse médicos, enfermeras, camilleros y auxiliares médicos que trabajan en áreas de pacientes con Coronavirus.

Pero los hospitales públicos tuvieron diversas bajas debido al personal que se ha contagiado, otros con licencia pertenecientes a la población de riesgo por padecer diabetes, hipertensión, sobrepeso o por estar embarazadas, además de que muchos elementos ya resienten el cansancio de los intentos meses de trabajo durante la pandemia.

La llegada de la "Brigada Covid", integrada 24 profesionales que van por el país ayudando en hospitales, entre médicos y enfermeras especialistas, se reunieron con la titular del IMSS en el estado, doctora Miriam Victoria Sánchez Castro, participando en la capacidad y conocimiento en el manejo de situaciones de crisis derivadas de la emergencia sanitaria por Covid-19.

El miércoles 8 de julio, la falta de personal médico en el Hospital Juárez del IMSS, en Mérida, llevó a que su director Carlos Felipe Sarzo Moreno se negara a abrir una nueva área covid y pidiera su renuncia; para la llegada el viernes 10 de un nuevo director, Wilberth Mena Gil, quien se desempeñaba como subdirector.

Buscando subsanar la falta de trabajadores se inició la contratación de médicos intensivistas, internistas y urgenciólogos, pues 18 por ciento de empleados en áreas médicas que enfrentan al virus han sido contagiados. En tanto, otros 3 mil 171, pertenecientes a IMSS, Issste y estatales, dejaron de atender pacientes covid-19 por ser mayores de 60 años, tener afecciones de riesgo o crónicas o estar embarazadas; aunque una parte de ellos debe retornar en ese mes de agosto.

Temas

Comentarios