Yucatán

Coronavirus Yucatán: Caleseros de Mérida reportan fuertes pérdidas

Coronavirus Yucatán: Caleseros de Mérida reportan fuertes pérdidas

La contingencia en Yucatán afecta a estos 70 trabajadores de Mérida.

Por La Verdad

21/03/2020 06:35

Otro ramo productivo de Yucatán está siendo afectado por la contingencia por el coronavirus Covid-19, se trata de una profesión estrechamente relacionado al sector turístico, uno de los más golpeados en Mérida.

Los caleseros  de Mérida han visto caer hasta en un 70 por ciento su margen de ganancia desde la implementación del cordón sanitario que pide a los ciudadanos permanecer en sus casas y que ha propiciado a la veza una considerable disminución del número de turistas en la capital del estado.

Los caleseros de Mérida dan trabajo a 70 personas, más 7 suplentes, incluyendo una flota de 140 caballos.

La presencia del Covid-19 en nuestro estado ha dañado a muchos, pero particularmente lo ha hecho contra el sector turísticos, como informó de manera oportuna La Verdad Noticias, detallando la dramática cancelación de cuartos, entre otros factores por la restricción de ingreso a las zonas arqueológicas.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

Normalmente el turista que llega para disfrutar de los espectáculos de los equinoccios en Dzibilchaltún y Chichen Itzá, también visitan Mérida, siendo los que generalmente contratan los paseos en calesa, lo que ahora no podrá ocurrir.

Los caleseros realmente están sufriendo ante esto, porque sus ganancias se han desplomado dramáticamente, afectando a los 70 trabajadores que llevan el sustento a sus familias a través de esta actividad.

Un momento realmente complicado

Señalaron que el costo promedio por recorrido es de 400 pesos, pero con la contingencia apenas logran realizar uno al día, a veces ni eso, lo que es terrible porque de esa ganancia deben solventar los gastos de alimentación de los caballos, el mantenimiento de las calesas y llevar comida a su casas.

La única esperanza para ellos es que esta contingencia termine pronto, porque de lo contrario su oficio corre peligro de desaparecer, como está ocurriendo en otros sectores. 

La jornada laboral para cada caballo es de 6 horas. Pero ahora el trabajo escasea a causa del covid-19.

Dijeron que la Semana Santa también es buena para ellos porque aumentan los clientes, pero ahora no saben si para entonces las cosas se habrán normalizado.

Te podría interesar:  Empresario dona dinero a sus empleados y no despedirá a ninguno

Recordaron que hace algunos años fue establecida la llamada jornada laboral para los animales, la cual procura mantenerlos en buenas condiciones de salud, que tengan suficiente comida y agua, que sus herraduras estén en perfectas condiciones y reciban constante atención veterinaria, lo que les parece perfecto.

De hecho, confirmaron que cada miércoles llevan a sus caballos a la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Yucatán,  para su revisión y limpieza de dentadura, recibir analgésico, así como alimentación especial.

Ricardo D. Pat