Secciones
Cierran cerco en Yucatán a ciberdelincuentes sexuales
Yucatán

Cierran cerco en Yucatán a ciberdelincuentes sexuales

Hasta 9 años de cárcel a quien difunda material sexual ilícito en la red sin autorización; llaman a crear un patrón a nivel nacional para estandarizar las penas.

por LaVerdad

Cierran cerco en Yucatán a ciberdelincuentes sexuales

Cierran cerco en Yucatán a ciberdelincuentes sexuales

Yucatán es uno de los estados a la vanguardia en el combate a la violencia sexual digital, con penas que van de los seis meses a los cuatro años de prisión a quien exhiba a alguna persona, generalmente a sus ex parejas, con videos o fotos explícitas en la red.

Desde agosto pasado el Congreso del Estado aprobó la entrada en vigor de las sanciones para quienes cometan este delito.

Cierran cerco en Yucatán a ciberdelincuentes sexuales

En estados como Puebla, Jalisco,  Chihuahua, Estado de México  y Veracruz ya sancionan también estas conductas. Zacatecas es desde mayo de 2017, el único estado que en su Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres reconoce la violencia digital como una acción criminal.

Sin embargo, no hay un criterio unificado contra la también llamada “porno-venganza”, pues quedan a criterio de cada estado. En Jalisco la pena es más severa cuando involucra a menores de edad, va de seis a 12 años de cárcel. En el caso de mayores de edad es de cuatro a ocho años.

Se difunde en redes sociales como “chisme”, “chiste”, “servicio sexual”, “pack”, y destruye emocionalmente a las víctimas, en su mayoría mujeres jóvenes y adolescentes a las cuales socialmente se estigmatiza y culpa por vivir su sexualidad.

La activista de los derechos de la mujer en Yucatán, Ana Baquedano, señala que “eso ha ocurrido con muchas mujeres, quienes en algún momento confiaron en su pareja sexual, la cual, después comparte sin autorización fotografías, audios, textos y videos.

Ellas se convierten en víctimas del delito de violación a la privacidad sexual; el agresor las hace enfrentar situaciones de algo que se ha dado en llamar violencia sexual digital, sextorsión, acoso sexual en redes sociales o “ciberextorsión”.

Yucatán es uno de los estados a la vanguardia en el combate a la violencia sexual digital

Pide que haya protocolos y estandarización de las sanciones, pues varían de estado a estado.

En caso de que las fotos o videos pertenezcan a niñas, niños y adolescentes, el castigo podría ser hasta por nueve años de pena carcelaria. Ana fue víctima de este delito, pero en lugar de guardar silencio hizo público su caso y emprendió un movimiento que terminó en la aprobación de la ley en la materia a nivel estatal y a ganar el Premio Estatal de la Juventud.

Otro caso es el de Olimpia Coral Melo, joven poblana, también víctima de la difusión de su imagen en redes sociales y portales pornográficos y de sexo servicio, al igual que Ana comenzó un movimiento en su estado, el Frente Nacional para la Sororidad, que desde 2014 hace visible la violencia digital y en el país atiende más de 300 casos al mes.

Hay un proceso pendiente contra la página web local denominada “Yucatercos”, quienes a pesar de que su página fue cerrada por subir material sexual explícito sin autorización, la reactivaron y se burlaron al señalar que sus servidores de internet están fuera del país.

“¿Ley del pack? Nos lo pasamos por los hvs. Nuestros servidores están en Rusia y en Holanda. Chupénse esa cibernética”, se lee en un post en su fanpage en Facebook.

Ahí anuncian el cobro de membresía por la exclusividad para ver los contenidos que exponen a través de un sitio web llamado “packsdemexico”, al que se puede acceder con enlaces colocados en sus publicaciones.

Desde ese sitio web, abierto al público en general, se puede acceder con la membresía a otro portal denominado “packetazos”, en el que, de acuerdo con los propios administradores se encuentra material exclusivo que no forma parte de imágenes públicas.

Tanto la página de Facebook de “Yucatercos”, como los sitios web vinculados incurren en la violación de lo establecido en el artículo 243 Bis del Código Penal del Estado de Yucatán, el cual establece las sanciones para este tipo de publicaciones.

Está prohibida la publicación, difusión o exhibición de imágenes, textos y grabaciones de voz o audiovisuales de contenido erótico sin el consentimiento de la persona.

Quien incurra en lo anteriormente descrito recibiría una pena de uno a cinco años de prisión y una multa de 200 a 500 unidades de medida y actualización.

En caso de que la conducta se haya cometido con fines lucrativos, como lo hacen los “Yucatercos”, -de acuerdo al proceso que enfrentan la sanción se incrementará hasta en una mitad de lo señalado.

Además, las sanciones aumentarán al triple cuando la obtención de los materiales se hayan obtenido sin la anuencia o permiso de la víctima y sin conocerla, como ocurre en el caso de los contenidos expuestos en ambos sitios web y en la fan page mencionadas.

La reaparición de la fan page ha provocado reacciones de enojo de parte de usuarios de Facebook, a quienes los administradores han respondido con insultos.

La recomendación de algunos usuarios ha sido denunciar la publicación a la administración de Facebook y presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

El artículo 243 Bis del Código Penal del Estado de Yucatán establece que sólo se puede actuar en contra de los posibles delincuentes cuando haya una querella o denuncia de la parte afectada.

Ello implica que solamente quienes detecten imágenes de su persona en la red generada por “Yucatercos” pueden iniciar un recurso legal en contra de sus administradores.

Temas

Comentarios

Te puede interesar