Secciones
Yucatán

‘Chiapanecas’ acosadas laboral y sexualmente en Mérida

por La Verdad

Secreto a voces el maltrato hacia las vendedoras provenientes de Chiapas

Redacción/ La Verdad Noticias MÉRIDA, Yucatán.- Mujeres chiapanecas que venden ropa en el Centro de Mérida son acosadas laboralmente por inspectores de mercados quienes las acosan sexualmente, principalmente a las recién llegadas a la ciudad, pero sobre todo a las menores de edad. Por temor a ser regresadas a sus pueblos en Chiapas muchas de ellas ceden ante las amenazas de los inspectores, denunció Roberto Díaz Uc, estudiante de sociología en la Uady. Explicó que otro maltrato de que son objeto estas mujeres, adolescentes y niñas es el de las patronas, quienes las engañan ofreciéndoles mejor vida. Señaló que según estudios hay particulares que las contactan en el Centro y les ofrecen una mejor vida, al contratarlas como servidumbre, pero terminan regresando a las calles luego de sentirse engañadas. María del Rosario, una de las vendedoras, mencionó que cuando trabajaba en una tienda de artesanías en el Centro su patrona la humillaba recordándole su procedencia. La obligaba a trabajar más horas, en la casa de la patrona y en su negocio, sin pago extra y sin descanso. Entrevistado al respecto, Víctor Chan Martín, el fundador de la Asociación Civil “Un lazo para María”, señaló que acuerdo con las estadísticas del 2015 se tiene conocimiento de 500 denuncias de tipo sexual contra menores de edad. Sin embargo, precisó que diariamente en la agrupación se enteran de uno o dos casos, lo que significaría 14 denuncias a la semana, 60 al mes y más de 700 al año, pero no todos los casos son denunciados por miedo o vergüenza, dijo el especialista. Por su parte, el fiscal General del Estado, Ariel Aldecua Kuk, mencionó que al año se denuncian 950 casos de abuso sexual contra víctimas menores, pero es difícil tener un registro de cuántos corresponden a adolescentes chiapanecas, debido a que por ignorancia y porque muchas hablan su lengua materna y se encuentran en un alto grado de vulnerabilidad.

ORIGEN DE LAS CHIAPANECAS Y CHIAPANECOS COMO AMBULANTES

La presencia de chiapanecos en Mérida se debe a la erupción del volcán el “Chichonal” en 1982. En primera instancia la llegada de estas personas se debió a la falta de trabajo, debido a que las cenizas del volcán acabaron con plantaciones de plátano, café, Cacao, maíz y otros productos de la tierra. El otro motivo fue que debido a grupos de personas que se dieron cuenta de la necesidad y los comenzaron a traer a Mérida con fines de lucro. Hoy, los chiapanecos que venden en el centro de Mérida se acerca a los 700 pero en general rebasa los mil incluyendo a las mujeres y niños nacidos en Mérida. Según se averiguó la mayoría de chiapanecos que viven en Mérida son de San Juan Chamula, San Cristóbal, y Ococingo. Actualmente siguen llegando a Mérida más niños y   adolescentes así como niñas y adolescentes que adultos. Son traídos por “polleros” chiapanecos que los organizan y los instalan en casas del Centro ubicadas estratégicamente.

CASEROS

Tiempo atrás un casero que renta cuartos a chiapanecos aseguró que nadie los explota, que ellos vienen a trabajar por su gusto. Como si se tratara de una red entre  caseros y patrones de los chiapanecos , “los chiapanequitos” como se les conoce, desaparecieron por un par de horas de la Plaza Grande, el Parque Hidalgo, Hoteles incluso del Parque de Santa Ana donde acostumbran descansar jovencitos y jovencitas chiapanecas luego de su recorrido por los hoteles ubicados en el paseo de Montejo o cerca de ésta avenida.

Comentarios

Te puede interesar