Secciones
Cereso de Mérida incrementa atención psicológica de los presos
Yucatán

Cereso de Mérida incrementa atención psicológica de los presos

Un mayor número de presos del Cereso de Mérida, parte de un sector vulnerable desde la llegada a Yucatán de la pandemia de Covid-19, han solicitado apoyo de servicios psicológicos.

por Ricardo Pat

Cereso de Mérida incrementa atención psicológica de los presos

Cereso de Mérida incrementa atención psicológica de los presos

En las noticias de hoy sobresale que durante la presente contingencia sanitaria causada por la pandemia de Covid-19, los internos de los diversos centros penitenciarios de Yucatán no figuran entre los grupos de riesgo en las recomendaciones sanitarias de la autoridad estatal.

Francisco Brito Herrera, director del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida, informó a La Verdad Noticias que durante diciembre aumentaron los servicios sicológicos en ese centro penitenciario, ya que muchos presos extrañan a sus seres queridos,  a quienes no han podido ver desde marzo.

Cereso de Mérida incrementa atención psicológica de los presos
Desde marzo los presos del Cereso de Mérida no pueden recibir ningún tipo de visita para evitar riesgo de contagios. La pandemia corta con todos estos nexos con el exterior.

Infórmate sobre todas las noticias de Yucatán dando click aquí

Los presos de Yucatán son un grupo que pareciera no tener relevancia para gran parte de la sociedad, cayendo sobre ellos un estigma que indica que si se enferman o mueren es porque “se lo merecen por estar en prisión”. 

Los reos también han sufrido las consecuencias de esta emergencia sanitaria por no poder ver en persona ni tampoco recibir visitas de algún guía religioso, estando totalmente desvinculados con el exterior.

Graves afectaciones psicológicas

Expertos en salud mental advierten que ante la falta de visitas familiares, religiosas o de organizaciones, los internos pierden casi todo contacto con el exterior y los problemas de depresión generalmente se detonan, sobre todo entre quienes son nuevos.

Advirtieron que este sector de la población debe ser de interés para las autoridades, y sociedad en general. Se debe garantizar y aumentar, de ser necesario, la atención a la salud mental con especialistas, y actividades para lidiar con la ausencia de visitas.

Paulino Dzib Aguilar, coordinador del Laboratorio de Psicología Jurídica y Criminológica de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Yucatán, dijo que los reclusos enfrentan un proceso llamado carcelazo, una desorientación ante su condición, se dan cuenta que perdieron su libertad.

Cereso de Mérida incrementa atención psicológica de los presos
Garantizando la seguridad de la población para evitar delitos, los internos menos peligrosos, deberían poder comunicarse con sus seres queridos o con sus religiones, a través de la tecnología, celulares.

Te podría interesar: Muere un interno en el Cereso de Mérida; llevaba apenas trece meses recluidos

Los reos empiezan a asumir que ya no verán a sus hijos crecer, o que no estarán en la parte terminal de alguno de sus familiares, todo esto puede causar problemas sicológicos, condiciones depresivas con ideas suicidas, por lo que ponen a otro compañero para que no se vaya a quitar la vida.

Ante este tipo de eventos, la convivencia y contacto con otras personas fuera de las cárceles es importante, no sólo de la familia sino con grupos religiosos, personal que hace actividades con los internos, que también juega un papel trascendental; sin embargo, esto se cortó con la llegada de la pandemia.

Destituirán a Donald Trump en su segundo juicio político? Síguenos en Google News  y mantente informado.

Temas

Comentarios