Secciones
Centro Histórico de Mérida, imposible que sea silencioso
Yucatán

Centro Histórico de Mérida, imposible que sea silencioso

Claudia Dávila analiza las migraciones a sitios históricos y afirma que la zona histórica de Mérida es de todos 

por LaVerdad

Centro Histórico de Mérida, imposible que sea silencioso

Centro Histórico de Mérida, imposible que sea silencioso

No podemos tener un Centro Histórico silencioso en Mérida porque no son lugares silenciosos, se tiene que tratar de compaginar los deseos de los migrantes extranjeros que ya llegaron, con los que están aquí, aquellos también tienen derecho a opinar cómo quieren su ciudad, y también de los antiguos residentes, así como del objetivo que se tiene como ciudad”, dijo Claudia Dávila Váldes.

El gobierno tiene que regularizar lo que está pasando en el Centro Histórico, desde los que llegan, los que siempre han vivido y desde el tipo de Centro que se quiere para los que van a divertirse o por comercio, agregó la experta durante su exposición “Los migrantes de vida del barrio de Santiago en la ciudad de Mérida”.

La vocación del Centro Histórico de Mérida es completamente heterogénea, ya que como parte de este proceso de la migración de personas extranjeras o nacionales, que ven la zona histórica como un sito de  bienestar para vivir, “pero también es un lugar de abastecimiento, no podemos pensar en no ir y no comprar lo que uno necesita”.

Además, Dávila Váldes comentó que no puedes dejar de pasar por el centro, porque todos los camiones llegan ahí, “hoy en día es el punto de encuentro, de abastecimiento, es para vivir y divertirse, y en dónde convergen muchos intereses y todos deben que ser regulados, no a seis a años, sino a un mediano y largo plazo”.

Expresó que el Barrio de Santiago siempre fue más habitacional, y sigue siendo, si se compara con otras zonas como la parte de atrás de la Catedral, que es más comercial.  “Estas zonas habitacionales que han sido escogidas por migrantes extranjeros son Santiago, Santa Ana y la Mejorada en menor medida, pero que va con un empuje hacia la Ermita, explicó.

_Verónica Camacho

Temas

Comentarios