Secciones
Casino en Mérida abriría sus puertas de nuevo  con ilegalidades
Yucatán

Casino en Mérida abriría sus puertas de nuevo con ilegalidades

Ciudadanos de Mérida señalan que sería decepcionante que el Presidente Municipal Renán Barrera Concha permita la reapertura, sabiendo que su clausura no fue por trámites administrativos.

por LaVerdad

Casino en Mérida abriría sus puertas de nuevo  con ilegalidades

Casino en Mérida abriría sus puertas de nuevo con ilegalidades

Empresarios y ciudadanos de Mérida vecinos del Casino Circus, ubicado en la confluencia de las calles 22 por 60 de la colonia Buenavista; denuncian que temen y que sería lamentable que autoridades del Ayuntamiento vuelvan a dar su anuencia y avalen a instituciones que otorguen por ley los permisos para que este “centro de vicios y perversión “abra de nueva sus puertas y reactive la jugada.

Afirman que sería decepcionante que el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, este permitiendo esta argucia sigilosa de presunta inspección sanitaria y estén remodelando e ir preparando la apertura del Casino Circus y él como autoridad de Mérida de su anuencia; además dé elementos para que la gente piense de “tener vínculos con malos amigos”, sabiendo los motivos que llevaron al cierre total del centro de juegos; que no fueron trámites administrativos.

A la ciudadanía le preocupa que llevan más de un mes trabajando en el interior del inmueble; hay movimiento de obreros; como si lo estuvieran remodelando y las personas que allí están laborando; dicen que están haciendo una limpieza sanitaria; por posible epidemia de las suciedades del lugar….

Los vecinos incrédulos ante tal argumento igual se preguntan y se responden qué esto no puede ser; después que el casino dejara de operar desde principios de mayo del 2014; que fuera clausurado y ahora salen que es por “sanidad”; recordemos que en su momento “allí se movían grupos mafiosos y corriera la droga y luego inventaran que se cerró por falta de licencia de funcionamiento y por eso fueron intervenidos por la Secretaría de Gobernación y el gobierno estatal.

Si hubiese sido por falta de permisos; no lo hubieran dejado trabajar tanto tiempo; y ni el operativo, realizado hace más de 4 años, fuese tan atropellado; escandaloso y hasta misterioso por los intereses que allí se movían; fueron más de 200 empleados y clientes evacuados; el operativo causó miedo en los meridanos al enterarse de los motivos que llevaron para ser clausurados; razones fuertes y delicadas que conmocionaron a cientos de clientes que acudían a ‘jugar’.

PELIGRO O ARGUCIA

Las autoridades de Mérida ahora dan la anuencia supuestamente que es por salud y sin embargo la realidad es otra al cruzar sus puertas de cristal, no es tanto por lo que están laborando; aunque se haya visto a un trabajador pegar un letrero de advertencia que indica;

“Para cualquier notificador judicial o notarial: estos sellos fueron levantados temporalmente por una cuestión de sanidad, toda vez que existe adentro del local una problemática derivada de la putrefacción y descomposición de los alimentos e insumos propios del restaurant, lo que ha ocasionado que el local se infeste de parásitos, hongos y cultivos bacterianos altamente nocivos para la salud…

Se nos ha informado que de no contenerse este riesgo sanitario puede haber graves afectaciones de salud pública, incluyendo el esparcimiento de enfermedades virales, lo que podría desembocar en una pandemia…No puede permitirse el acceso precisamente por esta cuestión. Los sellos se volverán a colocar tan pronto se resuelva esta incidencia”.

A simple vista podría tratarse de una argucia para ingresar al local y proceder a la remodelación del mismo ya que se ha hablado con insistencia de su próxima reapertura, pero causa temor entre la población que por ahí transita las temerarias afirmaciones sobre riesgos contra la salud, sobre todo porque no hay una autoridad sanitaria que avalo o supervise lo ahí escrito, y porque a un costado del edificio del casino se ubica un supermercado.

Casino Circus fue clausurado en 2014, supuestamente por no contar con los permisos y pagos correspondientes para su funcionamiento; y no por otros motivos “malévolos”.

Y presuntamente ahora empleados denuncian que el local está infestado de parásitos, hongos y cultivos bacterianos altamente nocivos para la salud por la descomposición de los alimentos e insumos propios del restaurant desde mayo del 2014.

Pese a que los propios responsables de la edificación que alberga el casino Circus, ubicado en la confluencia de las calles 22 por 60 de la colonia Buenavista, alertan de un “riesgo sanitario y una posible afectación a la salud pública”, hasta ahora ninguna autoridad de salud ni reguladora del municipio de Mérida ha intervenido para saber con certeza cuáles son estos riesgos y las medidas de contención.

Durante un recorrido por las instalaciones se logró saber que está siendo limpiado en su interior, mientras que en días pasados fueron vistos unos trabajadores particulares, dando mantenimiento a las fachadas principales bajo el argumento de “que sería reabierto con un permiso provisional del municipio de Mérida”. Vecinos no saben si creer que es por alerta sanitaria o es una argucia del municipio y el Presidente municipal avale su apertura…

Temas

Comentarios

Te puede interesar