Secciones
Aumentan mujeres empresarias
Yucatán

Aumentan mujeres empresarias en Yucatán

 

 La Universidad Modelo busca romper el mito generacional de estudiar para para ser buenos empleados

por LaVerdad

1/2
Aumentan mujeres empresarias

Aumentan mujeres empresarias

Aumentan mujeres empresarias

Aumentan mujeres empresarias

 Para fomentar el incremento de las mujeres emprendedoras, el reto de la Escuela de Negocios de la Universidad Modelo, busca romper el mito de crear alumnos brillantes a cambio de formar emprendedores con la capacidad de crear sus propios negocios, de perder el miedo al fracaso porque también se enfoca en alimentar el espíritu para que tengan las herramientas de volver a levantarse después de un fracaso.

La directora de la Escuela de Negocios de la Universidad Modelo, Ileana Ramírez Sierra, visitó la mesa de redacción del Diario La verdad de Yucatán para compartir con sus lectores los retos de las nuevas generaciones.

¿Cuál ha sido el papel de la mujer en el ambiente de los negocios?

Al principio fue un camino difícil porque muchas aprendieron sobre la marcha; hoy en día el número de empresarias se ha incrementado, incluso hay muchas jóvenes que aún sin estar en el área de negocios y que cursan otras carreras como diseño, se vuelven empresarias desde muy temprana edad. Hay una gran apertura y que tan fácil o difícil sea, depende mucho de aspectos relacionados con procesos o trámites burocráticos, pero no solo para las mujeres. Incluso la edad no es determinante porque hay personas maduras que están emprendiendo sus negocios.

¿Qué tan diferente es hoy, cuando hay una escuela de negocios, qué es lo que se aprende?

Cuando uno pone el negocio muchas veces no sale bien a la primera, por lo tanto nosotros lo que enseñamos a los alumnos es alimentar el espíritu porque el éxito no se logra en el primer intento. Hay que aprender a levantarse después de caer, por eso debemos vencer los miedos, porque muchas veces eso nos puede llevar a la frustración. Estamos convencidos en la Universidad Modelo de que todos los emprendedores deben de pasar por diversas experiencias, peor eso sí, hay que aprender de los errores.

¿Siempre se habla de crisis económica, cómo podemos convertir estos restos en oportunidades?

Los retos siempre existen, nuestra generación ha vivido en crisis toda la vida, p o r l o tanto t e n e mos que reconfigurar nuestro chip y saber que la crisis existe y ahí está, pero en ese sentido no podemos controlarla. Sin embargo, lo que sí podemos controlar es que nuestro modelo de negocios sea efectivo, ya que para tener éxito la gente tiene que estar convencida de lo que hace.

¿Cuándo los padres de familia preguntan si hay fuente de trabajo para sus hijos al terminar la carrera, cuál es la respuesta?

Les explicamos que tratamos de cambiar esa forma de pensar. No podemos asegurarle al papa que su hijo va a trabajar en una empresa nacional o internacional, pero lo que sí podemos garantizarle es que sus hijos tendrán las competencias para aprovechar las oportunidades de integrarse al mercado laboral, pero no en calidad de empleados, sino como empresarios. Cada persona decide si quiere ser empleado o emprender algún negocio, sin embargo hay quienes aportan su experiencia, ya sea como docentes o en puestos directivos para canalizar su experiencia, pero esto sirve de enlace con los jóvenes y en la universidad se les va dando seguimiento a sus proyectos de manera positiva para que tengan éxito.

¿El espíritu emprendedor empezó como una materia en la escuela, hoy es un modelo de creación de nuevas fuentes laborales?

Si, efectivamente, lo que buscamos con los alumnos es que aprendan a valorar las ideas potenciales de negocio desde un aspecto más estratégico para que puedan generar ideas innovadoras. Hoy trabajamos con elementos como las estadísticas, la información, ya no vemos tanto la forma operativa; hoy el espíritu emprendedor funciona más cuando se aprende desde niveles básicos.

¿Cuántos alumnos forman la matrícula de la carrera de negocios?

En este momento tenemos 196 alumnos de los cuales el 48% son mujeres. Esto cambia por temporadas, en el semestre anterior había el 60 por ciento de mujeres y un 40 por ciento de hombres cursando la carrera. Hay un dato interesante, cuando los alumnos van inscribirse en el caso de las mujeres ya tienen una idea fija de querer hacer un negocio, a diferencia de los hombres que no nos comparten su intención desde un inicio. Algunos jóvenes van a continuar con el negocio de los Padres, pero en el caso de las mujeres lo importante es que ya llegan con una idea fija.

¿Es en el transcurso de la carrera que van definiendo su idea de tener su propio negocio?

Al principio el 10% de los alumnos piensan en poner un negocio, cuando van en sexto semestre ese porcentaje aumenta al 40 por ciento. Es decir que ya van más encaminados con una idea predeterminada de cuál es el tipo de negocio que quieren tener. Aunque hay otro porcentaje de alumnos que desean seguir con su preparación, tener posgrados o maestrías.

Mencionaba que hay ciertos miedos, ¿cuáles son esos miedos en los emprendedores?

El primero, sin lugar a dudas es el dinero. Independientemente de que el gobierno tiene programas tanto a nivel federal como estatal para ofrecer apoyos económicos. Aquí debemos ser muy puntuales al hablar de nuestro modelo de negocio, debemos tener definido cuál es el mercado del producto o servicio que queremos emprender. El segundo es sobre las ganancias, muchas personas aún a sabiendas de que un negocio requiere de tiempo para empezar a producir piensan en cuánto van a ganar; es dedcir que hay cierto miedo a saber si les va a ir bien o no; el tercer factor puede ser la dedicación, ya que tienes que estar dedicado las 24 horas del día al negocio porque es como un bebé recién nacido, que requiere de atención todo el día y si no estás dispuesto a sacrificar fiestas o paseos, quizá no veas los resultados pronto.

Temas

Comentarios