Secciones
Yucatán

Asaltos y atropellados inundan la Mérida-Umán

por La Verdad

Autoridades de SCT y municipio de Umán descalificados por el sector empresarial; hace cuatro meses prometieron reparar la vía, evitar que los tráilers se estacionen en la carretera… y  no pasó nada

Jaime Tetzpa/Diario La Verdad MÉRIDA, Yucatán.- Mejor terminará el año a que las autoridades cumplan su promesa. Luego de cuatro meses de haber presentado la denuncia sobre el deterioro en que se encuentra el corredor industrial Mérida-Umán, las autoridades de la Secretaría  de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el ayuntamiento de Umán no han hecho nada, reveló el empresario Jorge Habib Abimerhi, director general de la planta Air System, ubicada en el kiló- metro 7.5 de esa peligrosa avenida. Desatacó que la indiferencia de las autoridades pone en peligro la vida de los más de 10 mil trabajadores de la zona, ante el exceso de velocidad de los vehículos que transitan en esa avenida en donde la falta de luminarias y los trailers estacionados sobre el acotamiento ponen en riesgo a los trabajadores diariamente.
“Una vez más, queda en claro la posición de las autoridades que solo presumen de administrar una entidad en pleno desarrollo en donde la reindustrialización está generando nuevos empleos y atrayendo nuevas inversiones, mientras ellos ignoran las denuncias presentadas  por los industriales, dejando en claro su postura de incongruencia con el desarrollo económico que se está gestando en la entidad.
Donm Jorge recordó que luego de la denuncia, las autoridades del Centro SCT Yucatán del Gobierno del Estado, el Ayuntamiento de Umán y empresarios de la zona, se reunieron para de definir las acciones que cada quien realizaría en el ámbito de su competencia para atender la problemática. “Una vez más, se turnan el problema y nadie hace nada, mientras los accidentes siguen registrándose en algunos casos con saldo mortal, gracias a que a ellos no les importa nada. Cuando le sucede una desgracia a un extraño aumentan las estadísticas y eso a nadie o a pocos les importa, pero si algún día les sucediera a ellos, tomarían cartas en el asunto inmediatamente”, dijo. Con documentos en mano recordó que el delegado en Yucatán de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Montaño responsable de ese corredor federal, se comprometió de inmediato a revisar el caso, y solo necesitó tres días para declarar que la vialidad “está en buenas condiciones”. Según ellos hicieron un estudio técnico que arrojó como resultado que “las áreas que presentan deterioro en el pavimento corresponden a calles laterales que entroncan con la carretera federal, pero son responsabilidad del Ayuntamiento de Umán”. En ese momento, el alcalde de Umán, Freddy Ruz Guzmán, reconoció que “uno de sus principales compromisos es mejorar la movilidad, razón por la cual, decidió atender ese problema y darle solución, a pesar de que como Ayuntamiento no le correspondía hacerlo, ya que es la SCT la que debería tomar cartas en el asunto”. Sin embargo, según él “giró la instrucción al personal de obras públicas de dar mantenimiento y reparar los baches que se encuentran en la avenida principal del corredor industrial Mérida-Umán y para certificar el cumplimiento del compromiso, acudió personalmente a supervisar que los trabajos se desarrollaran”. Como muestra del cinismo de las autoridades, dijo, en su momento, la SCT emitió un comunicado informando que “personal de la SCT en compañía del director de Obras Públicas del Municipio de Umán realizaron un recorrido en la zona observando que la superficie de rodamiento y el señalamiento de la carretera Mérida-Umán en ambos sentidos se encuentra en buenas condiciones, las áreas que presentan deterioro en el pavimento corresponden a calles laterales del municipio que entroncan con la carretera federal y algunos accesos de empresas, debido principalmente a las intensas lluvias que se han registrado y al insuficiente drenaje pluvial”. Durante el recorrido de supervisión, el director de Obras Públicas del Ayuntamiento de Umán indicó que estaban trabajando en un proyecto de pavimentación, drenaje pluvial, banquetas e iluminación en la zona del entronque con la carretera Mérida-Umán. Don Jorge Habib señaló que la realidad es que los tráilers continúan estacionados sobre el acotamiento de la carretera obligando a los peatones a bajar al arroyo vehicular poniendo en peligro sus vidas. “También solicitamos que se les prohibiera dejar las “cajas” de los camiones sobre el arroyo, ya que por las noches sirven de escondite para delincuentes y eso pone en peligro a los trabajadores, sobre todo en el caso de las mujeres”. Solicitamos que hubiera mayor vigilancia policiaca y los primeros días hicieron recorridos nocturnos, a la hora de salida de los empleados, pero al cumplirse la primera semana se olvidaron de la encomienda. “Lo cierto es que en lo que va del año se han registrado más de 20 muertes por la imprudencia de los conductores. Lo que no entienden las autoridades es que su indiferencia pone en peligro a las más de 10 mil familias, y no es justo que los trabajadores acudan a sus empleos con la incertidumbre de saber si regresarán con vida”.

Comentarios

Te puede interesar