Secciones
Antros y bares de Mérida
Yucatán

Antros y bares del centro de Mérida no invierten en calidad

Negocios invierten a medias esa es la clave en el problema del ruido intenso que afecta a vecinos del centro de Mérida

por LaVerdad

Antros y bares de Mérida

Antros y bares de Mérida

De acuerdo con el movimiento “Todos somos Mérida”, la  falta de capital económico en la adecuación correcta de bares y restaurantes ha sido clave en la problemática del ruido; insisten a las autoridades a aplicar la ley en contra de los lugares escandalosos.

La manifestación pacífica que está realizando el movimiento “Todos somos Mérida”, que consiste en colocar mantas en predios del Centro Histórico de Mérida en contra del ruido, seguirá realizándose hasta que obtengan respuesta de las autoridades municipales ante sus peticiones de regular el volumen de la música que hay en bares y restaurantes.

Durante un coloquio en donde fue invitada la prensa, empresarios, arquitectos, ciudadanos y vecinos de los primeros cuadros de la ciudad de Mérida, se dieron cita para dar a conocer su posicionamiento respecto al tema, así como las afectaciones que algunos vecinos viven por el escándalo que provocan estos centros de entretenimiento.

Antros y bares de Mérida

Entre las posibles alternativas para darle solución a este problema, aunado al que los quejosos vienen manejando como el que el Ayuntamiento de Mérida cumpla con su deber y cumpla con los reglamentos y normativas que ya existen, la insonorización de estos lugares es una alternativa real, la cual, coincidieron todos, se debe aplicar.

Sin embargo, al ser cuestionados si la insonorización debe ser apoyada por las autoridades a través de créditos, como se ha manejado en algunas ciudades del país como una forma de trabajo en conjunto entre gobierno y sector empresarial, Olga Moguel, dueña del restaurante Amaro, fue tajante al mencionar que: “La autoridad no tiene por qué ayudar a la iniciativa privada”.

“La autoridad tiene muchísimo qué hacer en servicios públicos. No nos tiene, considero yo, que apoyar; para eso pago mis impuestos, para los servicios públicos. No para que finalmente el dinero de la vuelta y yo le pague el negocio a alguien”, consideró la también activista, quien agregó que gran parte de todo este problema es el “abuso” de algunos de los dueños de estos lugares.

“La realidad es que no han invertido. O sea, una mano de gato, una pintura y se acabó. Le habrán puesto alguna llave de agua o algo así, pero nada más. No hay una inversión”, señaló la empresaria al indicar que la problemática también le compete a los inversionistas de estos centros de entretenimiento  en Mérida al no adecuarlos de manera correcta.

Sobre el tema, también se dijo que no se necesita de un gran capital para invertir en la insonorización de los lugares, ya que se puede realizar hasta de manera ecológica, pues se pueden usar productos para reciclar, lo cual equivaldría un gasto mínimo para los dueños de estos centros nocturnos de Mérida.

Por su parte, Pim Schalkwijk, fotógrafo que reside en el Centro Histórico de Mérida y exponente de la mesa, mencionó que si hay más mantas afuera de las casas es porque mucha más gente se está uniendo al movimiento, y dijo que no serán retiradas hasta que el gobierno municipal realice las acciones necesarias para solucionar el problema.

Antros y bares de Mérida

En dado caso no tengan respuestas, anunció que estudiarán qué otro tipo de acciones implementarán, porque “no nos vamos a quedar con los brazos cruzados,  porque la ciudad de Mérida necesita que se aplique la Ley (federal NOM 81)”, la cual establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido de las fuentes fijas y su uso de medición.

Finalmente se señaló que en múltiples ocasiones se le ha hecho una petición formal al Ayuntamiento de Mérida, de forma individual y grupal, para solucionar el problema, pero les han venido dando largas desde hace 10 años, aunado a que tampoco ha habido inclusión en las mesas de trabajo.

Temas

Comentarios